Filles de la croix

Argentina

La realidad del COVID 19 ha sido un acontecimiento mundial, que a cada uno de nosotros, de una u otra manera nos ha interpelado. Hemos buscado al Señor en esta realidad para no perder la esperanza o para estar preparados ante el apocalipsis que parecía estar aconteciendo frente a nosotros. Y en medio de esta realidad el Señor responde, interviene en la historia y nos concede su paz.

  • Dios es Vida y no nos deja solos.

El Señor viene, él es el “Dios de la Vida” y no el “dios de la muerte”, no permanece imperturbable a los gritos de auxilio (Ex 3,7), ni frente a nuestra desesperación en medio de la tempestad (Jb 38,1). Se compadece y viene al encuentro de nuestra fragilidad (Jn 1,9) para darnos vida (Jn 11, 25).

Y Dios que es vida también nos convoca a nosotros, y nos envía para dar vida y ser luz allí donde estamos. Esta invitación se ha vivido fuertemente al interior de las comunidades cristianas especialmente en tiempos de pandemia, como también en numerosos hombres y mujeres de buena voluntad, llevando a iniciar o a acompañar diferentes iniciativas solidarias, para estar cercanos a los pequeños y a los empobrecidos de hoy, que cada vez son más numerosos.

En Argentina, ha nacido y se ha fortalecido de un pequeño grupo ante esta realidad de sufrimiento de los empobrecidos. El don recibido de Juana Isabel y Andrés Huberto parece estar manifestándose de nuevas maneras, y con la creatividad del Espíritu.

Leer la continuación - pdf

Teniendo en cuenta que estamos en el mes Misionero -aunque ya terminando- nos hemos conectado con la Hna. Claudia, que está en Ouagadougou, (Burkina Faso, África), por medio de Instagram en vivo.

 Aprovechando la tecnología, hemos cortado las distancias físicas, aunque con algún problema ya que, a pesar de haber comenzado escuchándose a las dos Hermanas, después sólo se le oía a la hna. Claudia. De todos modos, era a quien querímos escuchar y, preguntas o/y comentarios, ya por la gente que la escuchaba en directo.

Todavía estamos comenzando con estos medios y, después de un rato con este problema, se cortó el encuentro, para volver a reanudarlo esperando que se resolviese, como fue al final.

 Al final, entre los dos vídeos, llegamos a estar con ella algo más de hora y media, que se respiraba un ambiente muy familiar, con la gran cantidad de mensages en medio del diálogo.

Nos habló de: su llamada a la vida religiosa, cómo contactó con las Hijas de la Cruz, la situación de Ouagadougou, las religiones de allí... y muchas otras cosas que no quiero poner, porque seguramente me olvidaré de algo.

 Tras este encuentro lleno de testimonio, le comentamos que igual, más adelante, podríamos tener otro oportunidad, para conectarnos con ella.

Muchas gracias, Hna. Claudia, por tu respuesta a la llamada y por acercarnos la realidad de Ouagadougou.

1ª Entrevista: Haga clic aquí

2º Entrevista: Haga clic aquí 

Hoy, día de Santa Teresa de Jesús, me hace recordar esa frase de ella tan popular: «entre pucheros anda el Señor».

Automáticamente me viene el «puchero», -si se le puede llamar así- que tenemos en casa.

Hace siete meses que se cumplen en Argentina, desde que se paralizó el país a causa del covit 19. Ahora no está tan parado como antes, pero todavía, para desplazarse a otro municipio se necesita permiso.

En medio de esta situación, donde había gente que de por sí vivía una economía bien vulnerable, con un trabajo «no oficial», recogiendo cartones... esta situación lo que hizo fue perjudicarla mucho más.

De todos modos no podemos olvidar los signos del Amor de Dios que se reflejan, de un modo especial, en situaciones de dificultad, de dolor, de sufrimiento...

En el barrio de Reysol de Zárate, conocimos a gente que se puso a hacer la olla popular, para compartir la comida con la gente que más necesita. Cuando se hace la comida, va gente con un recipiente y le da una cantidad, teniendo en cuenta cuántas personas son en esa familia. Después, la Hermana Isabel con otra gente de la Capilla de Medalla, se comprometieron a hacer comida cada quince días. Conocieron a algunos que también querían ayudar en este proyecto y, actualmente se hace todos los sábados.

Además se ha creado una especie de grupo, donde están los diferentes lugares del barrio donde da comida o merienda, intentando ayudar a la gente más desfavorecida. De este modo, se hace la olla popular unos tres días a la semana y una merienda.

Hay gente que aporta económicamente y con alimentos. En algunos lugares donde se compra la verdura, el pan, etc., dan gratuitamente parte de los alimentos, porque saben su finalidad. Tenemos una cazuela bien grande que también ha sido donada.

Los sábados es cuando Isabel con gente de la Capilla de Medalla y otras personas, hacen la comida. Después la llevan al barrio y se alimentan un poco más de cien personas.

Lo que a veces es difícil es la constancia pues, lo que al principio iba a ser quince días y se alargó para un mes... ya se cumplen hoy siete meses. Algunas personas, por diversas circunstancias no pudieron ayudar en momentos puntuales o dejaron de hacerlo pero, se han implicado otras nuevas.

Volviendo a la frase de Santa Teresa de Jesús, confirmo que en estos pucheros anda el Señor. Como está escrito en Mt 25, 35: «Porque tuve hambre y me distéis de comer».

Nuestro deseo es que llegue lo antes posible el momento en el que haya una vacuna para el covit 19 y podamos volver una «vida normal», si es que esta gente alguna vez la ha conocido.

 

En Argentina todavía siguen las parroquias cerradas, a causa del Covid 19, pero nada nos ha impedido darle un recuerdo especial a nuestra Fundadora.

Viendo que la fecha del 26 iba a ser más complicada, con los compromisos de las clases -aunque no sean presenciales- y de la gente que sigue trabajando, decidimos celebrar la fiesta el domingo. Y ¿cómo?

La familia Hijas de la Cruz - Hnas y Laicos nos hemos movilizado para brindar públicamente aquel aspecto o palabra o hecho de la vida de Santa Juana Isabel que nos significa más. Así mismo los profesores y alumnos de los Colegios Sagrada Familia de La Plata y de Zárate, nos hicieron diferentes vídeos donde nos compartían algo de Santa Juana Isabel. La creatividad y las vivencias se plasmaron en hermosos videos motivadores, que nos prepararon para la transmisión en vivo.

Además, aprovechamos de la tecnología que rompe distancias siendo un medio de comunicación y de evangelización hoy. La idea de la Hna. Gabriela fue de compartir diferentes facetas de la vida de nuestra Fundadora, pasándolo también a nuestra vida actual. Ese "compartir" se realizó por Instagram y Facebook.

La Hna. Gabriela animó el encuentro, que tenía el límite de una hora, porque automáticamente se corta el programa. Es cierto, que al momento puedes comenzar otro vídeo en directo -y que al final tuvimos que hacer- aunque esa no era la primera intención.

En la primera hora, Celia Montani nos habló de "los caminos de la vida", de las grandes búsquedas y de los sufrimientos de la Fundadora y de los nuestros ahora.

El matrimonio de Francisco García y Ana María Palo actualizaron la frases de " Me tomo en serio el Bautismo" y "Abrazados por la Buena Hermana" (los niños-huérfanos, la cancerosa, las hnas, los pobres, los enfermos… los crucificados de hoy).

Nuestra Hermana Karina habló sobre la historia de la época de la Fundadora y qué haría ella hoy, ante la situación que estamos viviendo en este momento.

Fernanda Ferreyra nos animaba con una canción entre los diferentes ponentes y…  la hora se pasó, pero faltaba la sorpresa!!!.

Se tuvo que comenzar otro vídeo, donde Susana nos habló desde la Gran Capilla de La Puye, pudiendo ver el altar donde está enterrada Santa Juana Isabel. Esa fue la sorpresa!

No podemos terminar este texto, sin recordar que hubo gente agradeciéndonos este encuentro. Al final, esto nos anima a seguir aprovechando estos medios, para continuar compartiendo nuestra fe, nuestro testimonio, nuestro carisma, nuestro modo de enseñar y curar, haciendo toda clase de buenas obras en el lugar que estemos.

Si queréis ver el encuentro, lo podéis hacer con los siguientes enlaces:

 

Las Hermanas de Argentina, prácticamente estábamos comenzando los cursos escolares y parroquiales, cuando se comenzó con la cuarentena, al ver lo ocurrido en Italia y España. Es un momento que nadie nos lo esperábamos.

Desde la Comunidad de Luján, estamos viviendo este tiempo como un momento de gracia, al tener más tiempo para la oración, la reflexión, el encuentro entre nosotras y el descanso.

Pero por otra parte, escuchar las noticias de la situación que viven otras personas, causa sufrimiento e incertidumbre. También es una preocupación el no saber cómo está la gente pobre que conocemos, si tiene alimento para comer, si tiene sus necesidades básicas cubiertas, pues no toda tiene medios de comunicación para conectar con ella. Es un sentimiento de impotencia. Sí que compartimos con algunos casos necesitados.

A nivel parroquial, el párroco nos ha sugerido la posibilidad de elaborar algún material para los niños de catequesis, que se pueda compartir por los medios online, pero vemos la dificultad de que no todos tienen el acceso a esos medios.

Las Hermanas Gabriela y Karina, cada una desde su comunidad, han tenido que preparar el material de las asignaturas que imparten, para poder compartirlo por Internet con sus alumnos respectivos. Está siendo un nuevo reto. A la vez nos damos cuenta de cómo estos medios de comunicación nos rompen las “fronteras físicas” y nos ayudan a superar algunas dificultades en este momento.

Las chicas que están en nuestro CAMPUS (Residencia de estudiantes universitarias) de La Plata, han pedido a las Hermanas exponer el Santísimo, y lo están haciendo todos los días por la tarde.

Como no vamos a poder celebrar el Triduo Pascual en nuestras parroquias, al estar en cuarentena, Karina está animando a jóvenes que conozcamos, a meterse en un grupo de WhatsApp, para vivir estos días de un modo diferente. La intención no es que sea grande el grupo, para poder acompañarle mejor.

La Hermana Albina, desde la residencia de ancianos donde está, nos envió un mensaje compartiéndonos alguna fotografía y mensaje. Y como toda la gente, transmitiéndonos el deseo de que esta situación termine lo antes posible.

Lo bueno que, entre nosotras, en algunos momentos celebramos encuentros “juntas”, a pesar de las distancias.

En nuestra oración tenemos presentes a toda la gente que está sufriendo por esta causa, y de un modo especial, por la gente de La Puye.

 

«Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra,
por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los
prudentes y haberlas revelado a los pequeños».

Lc 10, 21

Del 15 al 16 de febrero del 2020, se realizó en Luján, Bs As, el primero de los cuatro retiros anuales para mujeres que ofrece la fundación “Saracho”. Participar de esta experiencia nos ha permitido profundizar en una realidad de nuestra querida Argentina: la de tantas mujeres sencillas y muy humildes, que día a día se enfrentan al desafío de la vida en la villa y en barrios muy humildes, con sus alegrías y sus penas.

Los pobres en su realidad cotidiana buscan vivir, y en muchos casos sobrevivir. En el trabajo del cartonero que lucha por vivir y traer el pan a la mesa, en el acto y deseo de superación de una madre por terminar sus estudios para tener un trabajo en blanco (tener nómina), en el generoso compartir de la abuela jubilada con sus nietos, sabiendo que no llegarán a fin de mes… cada uno de ellos vive sabiendo que “Dios proveerá”, porque han internalizado y hecho propia esta oración y por eso la dicen cada día con total confianza. Esta experiencia se transforma en fuerza de vida que los lanza a la lucha cotidiana por vivir. Y es precisamente en este acto de buscar vivir donde misteriosamente buscan estar más unidos al Dios de la Vida que camina con ellos.

Los pobres saben que si viven lo hacen por pura gracia, porque Dios está con ellos y viene en su ayuda, Él es el único que no falla. Y muy unida a esta confianza ciega está también el amor a María, la madre de los pobres.

Los pobres viven también una fuerte experiencia de la cruz, no necesitan buscarla porque la vida que viven está muchas veces llena de cruces que vienen solas. El Padre Tello entiende que “la humillación de nuestra gente pobre, nosotros no la vemos, porque nosotros somos muy de arriba, muy de otra clase; no vemos cómo humillamos y limitamos. Y la gente de nuestro pueblo acepta esa humillación esa limitación; eso es la cruz.”

 Podemos decir entonces que los pobres tienen una experiencia de Dios, como vida y fuerza o lucha de superación, que reconocen a la Virgencita como madre buena que los cuida y acompaña, y que por la gracia de Dios y el amor de María pueden llevar la cruz de la humillación y la privación de muchas necesidades básicas.

 Por eso, los once retiros de hombres y mujeres que ofrece la fundación “Saracho” a lo largo del año, intentan ser un tiempo de oasis para los pobres, un tiempo especial para salir de la rutina, para llevar la cruz cotidiana e ir al encuentro de Jesús y de María. 

El retiro de mujeres fue animado por un verdadero equipo de mujeres, hombres y jóvenes, que han venido de diferentes puntos para ofrecer y compartir con las mujeres y sus hijos. Un equipo que trabajaba “con un solo corazón y una sola alma” (Hch 4,32) para dar con alegría, lo mejor de cada uno y aquello que tienen para los pobres.

Estos encuentros intentan ofrecer a las mujeres de los barrios un tiempo para ellas y sus hijos, para que puedan encontrar un poco de paz y disfrutar de la vida, para sentirse cuidadas y queridas por la comunidad. El clima de sencillez y fraternidad ayuda a que puedan conocer gente nueva y olvidarse un poquito de los problemas de todos los días.

Al retiro acudieron cerca de 75 mujeres y unos 150 los niños. Vinieron de diferentes barrios, villas y asentamientos de Monte Grande, Quilmes y Maquinista Sabio. Llegaron a Luján para pasar unos días al aire libre y en familia; muchos de ellos eran la primera vez que iban a conocer la Basílica de Ntra. Sra. de Luján, algunos pidieron ser bautizados y tomar su primera comunión para recibir el regalo de la gracia de Dios y continuar la vida, tan dura para muchos, pero ahora con una fuerza especial que viene de Él.

Para terminar quisiera destacar una gran sorpresa y alegría, descubrir que estas mujeres viven fuertemente el ser madres, madres no sólo por DAR la vida sino por CUIDARLA. Son mujeres  que desde niñas cuidan la vida de los más pequeños y siendo grandes, la de todos los niños del grupo; cuidan la vida así como pueden, intentando hacer lo mejor, a veces de un modo brusca, otras con algún grito, pero siempre intentando proteger al más frágil. A todas ellas, el Señor parece haberlas bendecido con la gracia de la alegría y la paz, y a nosotros nos abrió nuevamente el corazón y los oídos para reconocer que el reino sigue creciendo, en lo sencillo pero con una fuerza de vida que nos llega especialmente por los pequeños y los pobres de hoy.

Hna Karina, Hija de la Cruz,

25 de febrero de 2020

 

El día 27 de noviembre de 2019, celebramos la fiesta de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa en la capillita del barrio "El Ombu" de Boulogne (Argentina).

 Al llegar al barrio nos encontramos con un ambiente festivo, donde cada uno había intentado poner sus dones al servicio del acontecimiento: unos preparaban banderines y globos para decorar, otros el escenario, el sonido y la música. Se sentía en el ambiente la alegría por nuestra fiesta y en verdad, nos sentíamos comunidad, como una gran familia.

 Cuando todo estuvo preparado, llegó el momento de la procesión. Estaban presentes nuestro querido Obispo Mons. Ojea, los sacerdotes teatinos, la gente de los barrios y de nuestra parroquia, sin olvidar a las Hermanas Hijas de la Cruz.

Partimos de nuestra Capillita con la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa, y nos salió al encuentro la imagen de la Virgen del Río Blanco y Paypaya, venerada en Jujuy y especialmente querida por la gente sencilla de los barrios vecinos. Recorrimos las calles animando la procesión con música, oraciones y aplausos.

El Obispo iba bendiciendo a todas las personas que salían a su encuentro. ¡Fue una verdadera fiesta popular!

 A continuación tuvimos una hermosa misa con mucha participación por parte de los laicos; un coro de jóvenes muy dinámico y alegre animó la celebración y también disfrutamos de una delicada danza en la presentación de las ofrendas.

 El acontecimiento importante en esta celebración fue el “envío” de los los laicos, que a lo largo de este año se prepararon para continuar la misión pastoral de las hermanas en la Capillita. El Obispo impuso las manos a cada uno para que la fuerza y la alegría del Espíritu Santo los acompañara en esta tarea, y les entregó una cruz y una Virgencita como signo de este compromiso. Fue un momento emocionante.

 Al finalizar se agradeció al Obispo, Padres Teatinos, intendente (alcalde) y miembros de las distintas comunidades la participación en la celebración y el cariño demostrado. Las hermanas animaron a los laicos “enviados” a continuar su tarea con generosidad, prestando especial atención a aquellos que más lo necesitan, los predilectos de Jesús y siguiendo su ejemplo de acercarse a ellos con afecto, sencillez y respeto.

Las hermanas Hijas de la Cruz que pasaron por las comunidades de Santa Rosa, Cristo Obrero y Medalla Milagrosa, agradecen la sencillez, la generosidad y la apertura de corazón que siempre manifestaron las personas de los barrios durante los nueve años presentes en Boulogne. Recibieron mucho cariño y siempre fueron muy bien recibidas.

 Fieles al carisma y la misión de estar cercanas a los pequeños y los pobres de hoy, las hermanas intentaron ser hermanas de todos y todas. Hoy, son enviadas a desempeñar su misión pastoral en otros lugares, pero continúan pidiendo al Espíritu que los guíe en este caminar y que la Virgen Milagrosa los proteja siempre.

 

 

 

 

 

Queridas hermanas y amigos,

El tiempo del Espíritu se acerca, la Iglesia pronto celebrará Pentecostés y con la alegría de esta espera les comparto la vida y la misión aquí, en Burkina.

Sr Claudia et le travail du coton

Hace un poquito más de un año que llegué a Burkina. Con mucho entusiasmo intenté integrarme en la vida pastoral y social. Cada día, un aprendizaje nuevo se presenta...una cultura, una lengua, un estilo de Vida Religiosa y tantas otras cosas...Doy gracias a Dios por las personas que ha puesto en mi camino para ayudarme a comprender y a aprender. El camino es largo, pero ahí vamos, en marcha.

Rencontres et découvertesEn este tiempo he tenido la posibilidad de compartir tiempos de retiro, encuentros fraternos, tiempos de acompañamiento personal, de escucha, lazos simples de amistad, trabajo conjunto con jóvenes y adultos de diferentes grupos de la parroquia. Y con cada uno aprendo a descubrir la riqueza de esta cultura. He sido bien recibida, cuidada y acompañada por todos, de una manera u otra. Esto es parte de la manera de ser de este pueblo.

Cada día descubro también una Iglesia dinámica, llena de vida, con toda la fuerza de una evangelización joven. En nuestra parroquia, durante la Vigilia Pascual se celebraron 207 bautismos de adultos, después de tres años de preparación y el día de la Ascensión 103. Los encuentros de formación, las celebraciones, peregrinaciones, rosarios, tiempos de fraternidad y compartir con nuestra CCB etc. se suceden dándole vida. La gente se compromete con una vida de fe. La vida religiosa tiene una linda presencia.

Les enfants saluent les soeurs

 ¡¡ Los imprevistos y las sorpresas nunca faltan!! A medio día llaman a la puerta y cuando fuimos a abrir nos encontramos con una treintena de niños entre 6 y 9 años. Volvían de la escuela y pasaron a saludar a las hermanas... y de paso querían saber si teníamos caramelos!!! Ese día hacía mucho calor así que después de tomar un poco de agua y comer caramelos siguieron el viaje rumbo a sus casas. Una linda sorpresa y con toda la simplicidad de los niños. 

hérisson

Otra sorpresa que recibimos el primero de abril fue un regalo muy original... un erizo! Una persona cercana a la comunidad lo encontró en el predio y vino a ofrecerlo como un gesto de simpatía. Es la primera vez que recibimos un regalo de este tipo. ¡Me encantó!

 cours de MoréDesde febrero ha podido dedicar un tiempo para aprender la lengua local. En torno a un árbol de mango que nos cobija y junto a otros adultos aprendo el moré. ¡Mi acento es terrible, pero dicen que en 2 o 3 años podré hablar perfectamente... yo creo que lo dicen para darme ánimo nomás! En todo caso es un espacio donde nos divertimos aprendiendo y también un espacio de encuentro que aprecio mucho.

 El año escolar aquí está terminando, muchas actividades para nosotras ya cumplieron su ciclo y dejaron un sabor a fraternidad. Así que con gusto esperamos que el año recomience y nos reencuentre. Pero por en lo inmediato esperamos con ansias las lluvias (para que la temperatura baje un poco y porque hace 8 o 9 meses que no llueve), para poder comenzar a sembrar. La gente vive de lo que pueda cosechar en este tiempo. Espero que este año la cosecha sea buena para que todos tengan para comer.

L'année scolaire est finie

Estas son algunas experiencias de la vida cotidiana, sencillas que me hacen profundamente feliz porque cada una, a su manera, habla de la presencia de Dios, fiel y discreto. Que invita a entregarse en los pequeños gestos cotidianos. Doy gracias a Dios por mi misión aquí. Que él nos siga acompañando y cuidando. Y que nuestros fundadores nos sigan mostrándonos la manera de hacerlo. Recen mucho por este país y por la paz aquí.

¡En comunión con ustedes! Un fuerte abrazo.

Hna. Claudia

Los Pollos Asados
Jan 13, 2019

Se lanzó la idea del grupo misionero de Reysol, para dar pollos en Navidad a las familias pobres. Hicimos una carta de petición de pollos a una gran granja de la zona, pero no hubo respuesta afirmativa.

Entonces tres matrimonios de la comunidad de Lujan fueron pidiendo a gente conocida para colaborar en la compra de los pollos, con lo cual se consiguió una gran parte. El día 23 se consiguieron más de 40 pollos bien grandes. Ese mismo día se llevaron a la parrilla del club Bayer, donde dos asadores y sus ayudantes, a pesar del gran calor que hacía, se encargaron de asarlos.

 Otra chica que se llama Norma, que colaboradora de Reysol, consiguió pan dulce, budín, etc. A cada familia le tocó algo.

 Se fue pensando cómo distribuirlos: cuántos a cada familia, dependiendo de la cantidad de gente que la formaban; hacer paquetes bien identificados y poner una tarjeta postal.

El 24 a la mañana temprano, se hicieron los paquetes. También se entregaron bolsitas de caramelos que sobraron del pesebre viviente con los niños del barrio, que se hizo el día 23.

 Con la camioneta de la catequista Lili, se fueron distribuyendo los paquetes.

 Todo esto es fruto de una gran entrega y solidad por el que menos tiene. Por este motivo, les queremos dar las gracias a toda la gente que colaboró de una forma u otra.

 

Congrégation

Después de este tiempo de confinamiento ...

En verano ...

Con jóvenes de 18 a 25 años de diferentes nacionalidades ...

¡Una propuesta para un campamento en las montañas del norte de Italia!

¡ Sor María Laura, mujer de Dios, Hija de la Cruz reconocida como mártir y bendecida por el Papa Francisco, te está esperando!

¡Ella pasó por la vida simplemente amando!

 

“Mi corazón tiene sed de verdaderas y profundas alegrías. El pecado, el mundo, el dinero, el éxito, el poder, la moda dan alegrías efímeras. Aunque ahora no entiendo nada de ti, ¡te estoy buscando!”

Hermana María Laura - Hija de la Cruz

 

Información y registro: cijv.fc@gmail.com

 

 En estos tiempos, toda pretensión de autosuficiencia y dominación cayeron por tierra. La pandemia reveló y aceleró el fin de un sistema que ha agotado recursos y respuestas. El mundo se quedó perplejo ante su “no saber”. El instinto de protección que, tantas otras veces nos empujó a excluir, nos ha conducido esta vez a confinarnos. Exclusión o confinamiento, todos experimentamos el límite de un estilo de vida que sabe solamente asegurar la felicidad y el bienestar cerrándose a los otros. La vida inmune, confinada en fronteras políticas, económicas, eclesiales o existenciales del ego, se mostró ilusoria e insoportable.

En el silencio de un mundo parado, el grito de la Tierra y de la humanidad resonó desgarrando algo en el interior de cada uno y despertando la conciencia de ser humanos; todos necesitados de relación, todos capaces de compasión; tan miedosos y débiles estando aislados, tan dignos y fuertes cuando estamos juntos.

Un tiempo trágico y a la vez precioso nos ha sido dado. Para muchos el mundo conocido no será más, otros han comprendido que sus aspiraciones no eran más que fantasía. El presente y el futuro están seriamente amenazados para todos, pero el cielo nuevo y la tierra nueva están emergiendo aquí y ahora en medio de nuestras incertidumbres, en el corazón mismo de nuestra vulnerabilidad. Un humano nuevo viene habitar en este mundo y viene para restaurarlo todo. ¡Otra vez es tiempo de Adviento!

El Adviento nos desafía a asumir alegre y decididamente nuestra vocación, pues más que nunca, la humanidad necesita ver y sentir la energía del Espíritu que la recrea cumpliendo la Promesa.

Para leer el mensaje completo haga clic aquí

Postulantes 2020
Oct 23, 2020

PRESENTACIÓN

Somos las postulantes (KISSOU Nathalie, SAWADOGO Bienvenue Marina y ZOUNDI Élise) de la Congregación de las Hijas de la Cruz, todas burkineses, procedentes de diferentes parroquias. NATHALIE proviene de la Parroquia de Saint Jean-Marie Vianney de YAKO, diócesis de KOUDOUGOU. MARINA de la Parroquia de Nuestra Señora de KAYA, diócesis de KAYA y ÉLISE de la Parroquia de San Agustín de Bissighin de OUAGADOUGOU, diócesis de OUAGADOUGOU.

ENTRADA AL POSTULANTADO

Durante unos años de caminar con las Hijas de la Cruz, discernimos y decidimos iniciar la formación después de conseguir el Bachillerato. Y con gran alegría las hermanas nos recibieron en la Congregación. Ingresamos al postulantado el 15 de octubre de 2020. Fue un día especial para nosotras porque, durante la celebración eucarística, cada una debía presentar un símbolo que expresara su deseo de seguir a Cristo en la vida religiosa. Para NATHALIE, la Cruz es el símbolo que representa la fuerza y ​​el apoyo que la ayudará a seguir a Cristo y mantenerse fiel a su Palabra. MARINA eligió como símbolo la calabaza que significa su total abandono a Cristo y su disponibilidad para seguirlo. ÉLISE eligió la Biblia como símbolo: para ella, la Palabra de DIOS fue su luz en su camino y en su discernimiento vocacional y la Palabra le aporta serenidad.

Lanzamos una llamada a todas las aspirantes que sientan la vocación y quieran descubrir mejor a las Hijas de la Cruz para que vengan sin dudarlo.

 AGRADECIMIENTOS

Damos las gracias a nuestra Superiora General y a nuestra Regional Africana por su confianza en nosotras. Nuestro agradecimiento va también dirigido a todas las hermanas que nos han apoyado tanto con sus oraciones. Agradecemos especialmente a la comunidad de BONIEREDOUGOU por su cálida acogida. Os encomendamos a todos vosotros a la Santísima Virgen María, Nuestra Señora del Rosario. ¡Que ella ore e interceda por nosotras!

 Fraternalmente vuestras  postulantes en formación !!!!!!!!!!!!!!!

 

 

¡Una fiesta de Familia en la simplicidad y juntas!

 

La crisis sanitaria permite concierto desconfinamiento. Respetando ciertas normas, es posible reunirse. Todas las hermanas se activan en La Puye para hacer memoria del Bicentenario de nuestra llegada aquí. ¡Hoy como ayer en la simplicidad y juntas!

Las cavas abovedadas del siglo 12 del antiguo monasterio Fontevista, son testigos de aquel 25 de mayo de 1820 cuando toda la congregación de las Hijas de la Cruz, por entonces 60 hermanas con las novicias y las postulantes, desplazándose desde San Pierre de Maillé, vienen a instalarse aquí.

En esas cavas recientemente rehabilitadas, quisimos celebrar la Eucaristía que uniría en la acción de gracias a las 7465 hermanas inscritas en el Registro desde hace 200 años.

En la mañana del sábado 23 de mayo, cita para la comunidad del Polo Espiritual y del Consejo General: barrer y lavar el piso, acarrear la mesa del altar, los elementos litúrgicos y 19 sillas a ubicar según las medidas reglamentarias del covid-19. En la tarde, algunas hermanas de las tres comunidades preparan la decoración.

El domingo 24 de mayo a las 11 horas, la Misa celebrada por monseñor Pascal Wintzer arzobispo de Poitiers otorga la fiesta toda su dimensión eclesial y los cantos en portugués, español, francés acompañados por la guitarra, el Tam Tam y las maracas, aportan su dimensión universal.

Un icono de la Trinidad, la cruz traída por el padre Andrés el día del desplazamiento, la estatua de la Virgen perteneciente a Juan Elisabeth y que llego con ella a La Puye, la foto de la hermana María Laura, el libro en el que están todas las Hijas de la Cruz y que fue dado a la hermana Susana el día de su nominación, el libro de vida de la Familia hermanas-laicos, el logo de la Alianza, dos remos recordándonos el “navega mar adentro”, un hermoso buquet  representando ayer , hoy y un mañana a  crear al soplo del mismo Espíritu, como nos invitaba monseñor en su bella homilía .

 «Estoy muy contento de estar en este lugar tan hermoso y que existía antes de la llegada de la comunidad. Me parece ver aquí en este lugar, una especie de imagen de lo que es vuestra vida de congregación y de lo que es, cada una de nuestras vidas.

En efecto fundar algo, crear, no se hace nunca sin que algo preexista. Es verdad podemos crear, pero podemos hacerlo porque existe algo antes. Crear, innovar, es el desafío de todas y lo es para ustedes también hoy. Hoy pueden apoyarse sobre esta historia de Congregación y porque existe esta historia, estas fundaciones, pueden crear, innovar, responder a otras llamadas.

Entonces comprendemos bien que, la creación y la novedad se funda en pilares. Los pilares de estas cavas son una imagen … en realidad, vuestro pilar es la unión a la persona de Cristo; vuestro pilar es la oración, el don del Espíritu Santo.

Estoy feliz de celebrar con vosotras este Año Jubilar, aunque desafortunadamente la pandemia impida a muchos de venir a vivirlo aquí. ¡Os deseo un bue Año Jubilar y mucho coraje! los acompaño con mi oración (de la homilía de Mgr. Pascal Wintzer, évêque de Poitiers)

 Un “Vayan al mundo entero, de todos los pueblos hagan mis discípulos. Aleluya. Amén” cantado en un canon improvisado, hizo estallar nuestros corazones y llenó cava de todos los pueblos y culturas donde el Evangelio, anunciado al color del carisma, llegó testimoniando de la fecundidad de esta Casa Madre! 

 

Una mañana fresca de primavera,

sol radiante de tiempo pascual, brisa suave de un pentecostés esperado,

el 25 de mayo nosotras también queremos recorrer a pie el camino de Roquefort (St. Pierre de Maillé) a La Puye como lo hicieron nuestras hermanas; porque también nosotras nos sentimos llamadas a desplazarnos.

 Las comunidades más cercanas de La Puye: Poitiers, Sèvres Anxaumont, Béthines, Saint Pierre de Maillé, fueron invitadas y todas respondieron presente! Ciertamente la organización es muy distinta a aquella de 1820, cuando la más grande del grupo tenía la edad de quién hoy es la más joven… pero cuando el deseo de comunión nos quema, los pies, ¡el bastón o el coche…nos conducen!   

Un grupo de hermanas partió temprano a las 7:30 desde San Phèle hacia La Puye, otro grupo a las 9:15 desde La Puye hacia Fontdouce, donde se encontraron los habitantes de San Pierre de Maillé y los parroquianos de La Puye hace 200 años. A las 10, otro grupo de hermanas más mayores vinieron allí también en coche. Inmensa alegría de volver a encontrarse después de 12 semanas de confinamiento. ¡Inmensa alegría de Familia que honora sus raíces, que celebra su presente y que reanuda su confianza en el avenir!

En Fontdouce acogimos un mensaje de Andrés Huberto dirigido a las hermanas en una de sus cartas:” vosotras habéis dejado todo por Dios; dejaos a vosotras mismas sin reserva Oh, qué gloria para vosotras es estar allí dónde estáis por Jesús, con Jesús! ¡Sed entonces como Jesús es! Vosotras que continuáis la misión del Señor en favor de sus pequeños, ¡ah! redoblad vuestro esfuerzo para hacer conocer, amar y servir a Aquel que os ha enviado en medio de ellos».

Llamado y misión aun para nosotras hoy, Hijas de la Cruz en el mundo entero. Desafío de un desplazamiento interior a vivir; desafío de una audacia para innovar respuestas.  Elan para continuar la ruta hasta La Puye y más allá …donde los pobres reclaman una razón para esperar!

 Al llegar, el cielo azul sobre los claustros cómo reflejando la mirada profunda y quizás emocionada de los fundadores, iluminaba el recuerdo de tanta generaciones reunidas aquí y presentes en cada una de nosotras. El sentimiento de estar en casa, de estar con todas, de ser historia, de ser promesa.

En la sala Sanito Ignace, un almuerzo- picnic compartido con lo que cada una había aportado.

 

Fiesta simple, fiesta grande en el corazón,

gratitud a las hermanas de ayer

 acción de gracias a Dios que nos conduce

y nos impulsa a navegar mar adentro!

 

 

La Santa Misa del Buen Padre en directo

 

La situación del Covid-19 nos ha obligado a cambiar los planes de nuestras celebraciones del bicentenario de la llegada de nuestras hermanas a La Puye.

Pero el Consejo General sirviéndose de la tecnología actual, nos ha posibilitado vivir una extraordinaria experiencia de familia: 200 años después, ¡La Puye en línea!

 Me gustaría compartiros algunos puntos fuertes de esta maravillosa experiencia vivida por la Familia de las Hijas de la Cruz y transmitida en directo en todo el mundo. Como decía una hermana: "Sí, realmente, ¡nada es imposible para Dios!” Incluso en este tiempo de epidemia que nos obliga al confinamiento, 492 visitas (youtube) a la celebración Eucarística en honor a San Andrés-Huberto, presidida por el Padre Jean-Paul Russeil.

“Os traigo una buena noticia– ¡Dios os ama!” Con estas palabras de Saint Andrés-Huberto, Sr Sylvie nos acoge con un saludo en todas las lenguas. “Señor, venimos de todas partes, de todos los países, como Familia de las Hijas de la Cruz para celebrar tu grandeza, tu amor por nosotros. "Que San Andrés en este día de fiesta... nos acompañe en todas nuestras misiones respectivas...”

En su homilía el Padre ha subrayado:

LA ALEGRÍA“Es una alegría celebrar hoy a Saint Andrés-Huberto: una alegría para ustedes, Hijas de la Cruz y para los laicos que caminan con ustedes; una alegría para la diócesis y para el presbiterio”.

LOS IMPREVISTOS: "La vida de Andrés-Huberto, como ya lo saben, está con ellos entretejida. ¿No es esta una oportunidad, un kairos (un momento favorable), para dejarse renovar en profundidad, para ser inventivos y trazar nuevos caminos? Actualmente la vida de tantas personas está del revés. El futuro parece incierto e incluso sombrío para muchos. ... El testimonio y el legado que Andrés-Huberto nos deja a través del recorrido su vida y de sus cartas arroja luz sobre nuestra forma de cruzar este momento difícil para tantos contemporáneos en muchos países.

LA GRACIA DEL DESASIMIENTO:“...de desplazamiento en  desplazamiento. Esa es la condición del discípulo y del apóstol. Ustedes, hermanas mías, son las herederas de un santo fundador que muestra el camino, no sólo con  palabras sino con hechos, por gracia de un gran desprendimiento. Esa es la paradoja  Evangélica: “Quien quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la encontrará.” (Mc 8, 35). Arriesgarse a seguir a Cristo es la mayor aventura que nos podemos vivir".

APOYADOS SIN NINGÚN APOYO: "A decir verdad, no es la Iglesia la que lleva el Evangelio, sino que es el Evangelio el que lleva a la Iglesia... Esa es, Hermanas, la gracia que les  deseo: Apoyarse sólo en Dios. Caminemos así,  tras las huellas de Andrés Huberto siguiendo a Cristo Amen.”

Particularmente en la plegaria universal, proclamada en diferentes idiomas por nuestras hermanas desde sus países, el mundo hace oír su voz ante nuestro Dios (escuche haciendo clic aquí).

“Este año 2020, estamos celebrando los 200 años de la llegada de las hermanas a La Puye. Al hacer memoria de ese desplazamiento, en el Consejo de la Congregación, decidimos comprometernos con los "desplazados de hoy", concretamente con las poblaciones desplazadas por la fuerza que huyen de la violencia, de la hambruna ... Por eso, pensamos invitar a todas las personas que participe en los eventos organizados en La Puye a hacer un donativo para ayudarles. "

En el momento del ofertorio se hizo un gesto del compromiso con los desplazados, al que Sor Susana nos invitaba en la carta donde anunciaba la misa y se presentaron fuertes símbolos:

  • Un ladrillo que significa nuestro deseo de construir solidaridad;
  • Una manta para proteger a las personas sin hogar;
  • Los zuecos de San Andrés para indicar que debemos comenzar a construir un futuro mejor;
  • En ese momento se presentó también un sobre, representando el dinero enviado.

A la hora de la comunión, un pequeño video nos trajo a la memoria algunos pasajes de la vida del fundador. (Hacer clic aquí para verlo y aquí para ver la letra)

Los gestos y barreras cuidadosamente respetadas e incluso las mascarillas no han impedido que la celebración haya sido colmada de cantos de alegría en todas las lenguas, de profundidad en la sencillez de las Hijas de la Cruz.

Vivir unidas el Evangelio– ¡Seguir a Jesús Vivo, Resucitado!

Unidas, anunciar el Evangelio—Buena noticia: ¡Se nos ha dado la vida!!

 

(Hoja de cantos - haga clic aquí)

(Voy a poner el enlace para la homilía completa)

Del 3 al 9 de febrero, las Hermanas de América Latina y Susana (Superiora General), vivimos unos días intensos con nuestras Hermanas del “Camino de la Alianza”: las Hermanas de la Compasión y las Siervas de María y sus respectivas Superioras.

El encuentro oficialmente fue en Lima (Perú), pero en el Aeropuerto de Ezeiza, ya nos juntamos con algunas de las Hermanas de las otras Congregaciones.

Al llegar, donde nos acogieron como si nos conociésemos de toda la vida. Y al día siguiente, comenzamos conociendo parte de la ciudad -de la parte antigua y de la nueva- terminando en la comunidad de las Compasionistas, donde disfrutamos de varios bailes típicos y un encuentro entre nosotras bien fraterno.

A partir del día 5, estuvimos trabajando juntas, siguiendo las orientaciones de la Hermana Marta Restrepo, de la Compañía de María. Tuvimos momentos para conocernos un poco más, conocer la historia de la Congregación, de la llegada a América Latina… ¡Llegamos todas en barco a Argentina! Las tres Congregaciones de una misma época, que nos dejamos transformar por el Concilio Vaticano II e integrarnos en los pueblos, en las comunidades.

Compartimos nuestra situación actual, nuestros compromisos, nuestras inquietudes, nuestros deseos…

El viernes 8, -último día de trabajo- reflexionamos qué palabras resumirían lo que queremos vivir, ya que, esto no se podía quedar en un encuentro puntual, sino que debía de ser el comienzo de un compromiso entre nosotras. La que más repetimos, que en realidad no es una sino dos unidas, fue: Comunidad-Alianza.

A la noche terminamos con una fiesta, compartiendo bailes y canciones de países que estábamos presentes, y un toque de humor inolvidable.

Terminamos con otro madrugón, para tomar el vuelo a Argentina, pero hasta algunas Hermanas tuvieron el detalle de levantarse temprano para despedirse de nosotras.

Gracias, Señor, por este encuentro fraterno. Que la gracia de tu Espíritu nos ayude a vivir nuestro compromiso, unidas, en familia, en comunión, en Alianza...

 

 

Sor Marie de Magdala
Apr 28, 2019

Madeline Guillebault
Sor Marie de Magdala
Hija de la Cruz

Madeline Guillebault, Sor Marie de Magdala, nuestra hermana, ¡Hermana de todos los que estamos aquí! ¡Una hermana, hija de la Cruz!

Una hermana de Santa Juana Isabel y de San André Huberto Nacida en la ribera del Gartampe, eres la mayor de tres hermanos. Creciste en la feliz sencillez del campo donde tu espíritu despierto estaba ya en búsqueda. Tu familia tenía siempre un lugar preferente en tu corazón.

Te relacionabas con ella con amor, cercana a cada uno según los acontecimientos que se vivían.
Tus buenos resultados en la escuela primaria de St. Savin te orientaron al Cours St Michel de La Puye para continuar allí tus estudios. Serías siempre una alumna brillante antes de convertirte en enseñante.
Ya entonces llevabas algunas obras a la escena como ‘Les femmes savantes’ de Molière. Llevarías otras al escenario con los acontecimientos de la historia de la congregación.
Apasionada por la historia antigua, sabías estimular el interés de las alumnas…
Os gustaba encontraros todos los años, hermanas y antiguas alumnas, para recordar aquellos hermosos tiempos.
Tú eres una mujer llamada por Dios en un momento crucial de la historia de la congregación.
Momento en el que la Iglesia necesitaba profetas para ahondar en sus fuentes de agua viva. El carisma del Evangelio, el carisma de nuestras congregaciones, y regarlas con su frescor nutritivo a la salida del Vaticano II.

¡Tú eres esa mujer del Soplo de Dios!
¡Tú eres esa mujer de la Fuente del carisma!
¡Tú eres esa mujer de la trasmisión irradiante y comunicativa!

Apasionada por la historia hecha de rostros y de tierra, de cristianos y de Iglesia, de lugares memoria y de familia religiosa, ella te conducirá a lo largo de tu vida. Bien encarnada en un terruño, un pueblo, una diócesis, investigarás para conocer a nuestros fundadores en su historia concreta, al servicio de Dios y de la gente pequeña.
Surcando las tierras del Poitou, tierra de tus orígenes, descubrías la tierra de tus orígenes, la verdad de la historia. Descubrirá todos esos lugares portadores de recuerdos, esos lugares-memoria de los comienzos de la congregación: La Guimetière, Béthines, la granja de los Petits Marsyllis, la Cruz de Busserais donde Andrés Huberto extendió sus brazos para entregarse a los guardias que le perseguían, Molante, la Gruta, la granja de Graillé tan querida por Juana Isabel, etc.
Y todos los caminos que has recorrido como una peregrinación sin fin hasta estos últimos días, como para trazar a las generaciones nacientes el itinerario de un camino que funda la esperanza y el
crecimiento. Los propietarios de esos lugares te han dado buena acogida y tú los asocias, con sus familias, a la oración de las hermanas.

¡Les debemos un gran agradecimiento! ¡Gracias a cada uno de vosotros!

Tienes conciencia del nacimiento de la Congregación a partir de sus fuentes, de sus orígenes…
Tú sientes una llamada fuerte a guiarla hasta sus orígenes.
A través de las presentaciones de la historia, has hecho que brotara de nuevo un hecho, un
acontecimiento. Tú das valor a los pequeños detalles y les dotas de un sentido admirable que nos
proyecta a nuestra vida concreta de hoy. Tú adaptas tus palabras a la realidad de las personas que te
escuchan. Con tu agradable originalidad haces vibrar a tu auditorio.
Asocias a tu investigación a colaboradores laicos apasionados por S. Andrés Huberto, por la historia de su experiencia de Dios, por su ministerio en la diócesis de Poitiers, por su encuentro con Sta. Juana
Isabel, fundadora.
Siendo Obispo durante este periodo, Monseñor Albert ROUET, cautivado por la figura de este sacerdote estimula a la congregación, y propone celebrar en Poitiers y no en La Puye, ese Coloquio sobre S. Andrés Huberto, que ya estaba en preparación. Fundador de las Hijas de la Cruz, es también Sacerdote de la diócesis de Poitiers. Esos laicos y esos sacerdotes han trabajado varios años para registrar todas las cartas de S. Andrés Huberto Y buscar la historia de las personas citadas. Han escrito un libro a partir de los documentos de la diócesis han dado varios cursos de formación a Laicos-Hermanas sobre la espiritualidad de los fundadores, creando así una amplia familia espiritual.
¡Tenemos en las manos un capital inaudito! ¡Tesoros para explotar todavía ampliamente!
Gracias a todos vosotros los que habéis abierto estas puertas a las hermanas y al Pueblo de Dios.
Como todo historiador, tú has escrito…, tú has hablado… entre las manos tenemos esos libros « Santa Juana Isabel, una santa en lo cotidiano », « San Andrés Huberto » todos esos documentos de la memoria, entregados a todos y a todas como fidelidad del agua de esta fuente que nunca se agota.

Tú acoges a los parroquianos, a los grupos de la diócesis, a los turistas de la región, a todas las comunidades educativas y a los equipos de los establecimientos sanitarios o sociales de la congregación, a los niños, a los jóvenes, a los amigos, a los grupos de Passeurs, a los Peregrinos… Presento aquí algunos testimonios:

« Retengo el aura de luz y de alegría que emanaba de su persona» « Yo guardo su energía comunicativa. » «Yo conservo su sonrisa, su presencia discreta y tan enriquecedora… su manera de irradiar el Evangelio… sin olvidad su porte deportivo » Y quien te describe tan bien: “Contadora, escritora, intérprete a veces, yendo hasta deslizarse a la iglesia en la piel de un mendigo, tenía como aliadas a las palabras. Eran su talento, su arte, no sólo porque las sabía manejar, sino porque las vivía desde el interior. Donaba las palabras con el mismo vigor y la misma fuerza fueran los que fueran los horizontes de quienes se cruzaban en su camino.

Apasionada por la historia de su congregación, de Andrés Huberto y de Juana Isabel, aficionada a los
pequeños detalles, los hacía cercanos, dándoles carne para nuestro tiempo nos hablaba de Dios,
junto al fuego, en un presbiterio (casa parroquial) donde se compartía el pan, o en la capilla de la
casa de retiro (residencia de ancianos) regocijándose de nuestro feliz bazar. Magdala cuento con tu
talentos de oratoria para dirigir 2 ó 3 palabras a tus fundadores: ellos pueden hablar de Diosa nuestro
mundo, las Hijas de la Cruz pueden hablar a nuestro mundo”. Y podríamos continuar expresando testimonios…. ¡Marie de Magdala, profeta de ayer, Profeta de hoy!

¡Gracias! Ya no estás con nosotros, pero se puede afirmar verdaderamente, tan claro como aparece en este mensaje profético que nos has trasmitido: Tu resurrección es esa vida que circula en nosotros y que a otros gusta trasmitirnos…
Esta hermosa trasmisión se realiza hoy a través de estas jóvenes generaciones de hermanas y de laicos que comunican este mensaje e invitan a descubrirlo. Entramos en la última semana antes de la celebración de la Pascua de Cristo. Tú ya has franqueado esta etapa y te adivinamos en la plenitud de la alegría. Que nuestro agradecimiento entre en tu alabanza sin fin.

 “Yo soy la luz del mundo;
el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”

 

Queridas hermanas
Y queridos amigos de las Hijas de la Cruz

 

Es con el evangelio de hoy que os anuncio el fallecimiento de Sor Marie de Magdala. Nuestra hermana, querida por todas y todos los amigos de San Andrés Hubert y de Santa Juana Isabel, ha partido hacia el Padre en la noche del 7 de abril.

Después de un año en que los problemas de salud se añadieron uno tras otro, había entrado en la casa de retiro de La Puye a final de febrero.

Ella ha caminado siguiendo a Aquel que es la Luz, nos ha iluminado el rostro de los fundadores y nos ha ayudado a profundizar y actualizar el carisma. Con vosotros reconozco con una inmensa gratitud y alegría su trabajo apasionado, pero también su propio rostro de hermana, profundamente humana, profundamente fraterna, profundamente eclesial, universal; profundamente Hija de la Cruz.

Con nuestra “santa en el día a día” y con “el hombre del encuentro” vive Marie de Magdala para siempre, en la “luz de la vida” que nos es prometida e intercede por tus hermanas de todos los lugares.

Muy fraternalmente y unidas en la oración y la acción de gracias por su vida, con mis hermanas del consejo

 

Sor Susana Felice
Superiora General

Magnificat, magnificat anima mea Dominum! Magnificat, magnificat !

Tú me has llamado por mi nombre:

« ¡Tú eres preciosa a mis ojos! / Te alabo y exulto de alegría.

Con esta alegría y colmadas de agradecimiento, nos hemos encontrado para celebrar juntas, hijas de la cruz de todas partes, la fidelidad y el amor de Dios en nuestra vida.

El primer día, 27 de mayo, era la festividad de la Santísima Trinidad: “Bendito sea Dios que nos ha bendecido y colmado de felicidad…” Gloria al padre, al Hijo y al Espíritu…

Esta celebración ha situado nuestro tiempo de probación y nuestra vida bajo el signo de la bendición. ¡Bendición para recibir,… para vivir,…para dar!

Estar en La Puye es reencontrar nuestras raíces, nuestros Fundadores, entrar en diálogo con ellos, encontrarlos en los lugares más importantes de su vida y de la nuestra: los Marsillys, la escalera del pobre, la gruta de la cancerosa, Molante, Saint Phèle.

Mirar el pasado y tratar de comprender el hoy.

Ver sus desplazamientos y encontrar apoyo para nuestros desplazamientos de hoy.

Tiempo de probación: alegría de encontrarnos como hermanas, después de tantos años… recuerdos que se despiertan, sorpresas que acogemos… compartir de nuestras vidas… y ¡la fraternidad que explota!

Es verdad: han pasado tantos años, el tiempo nos ha cambiado, la gracia de Dios nos ha acompañado, la fraternidad y la amistad han calentado nuestro corazón y ahora estamos ahí para decir una vez más que queremos continuar unidas siguiendo a Jesús y sirviendo a los pequeños y a los pobres.

En Molante hemos vivido el memorial de los votos de nuestras primeras hermanas.

Con ellas hemos buscado las palabras para pronunciar hoy nuestro sí renovado. A través de los años, nuestra consagración ha tomado más, si cabe, los colores del amor, de la confianza, del abandono; a veces, de la ofrenda, por la enfermedad, los límites… pero sobre todo, el color de la esperanza sólida porque Él es fiel. Siempre está a nuestro lado.

Boguemos mar adentro pues Jesús está en la barca, vayamos, avancemos. ¡Nuestro corazón está dispuesto!

El tiempo ha pasado a toda velocidad. Cada una ha participado de manera sencilla, activa y auténtica…lo que ha permitido sentir la presencia y el paso de Dios en nuestras vidas.

En los momentos de expansión y de encuentros gratuitos, también hemos descubierto tantos dones, tantas capacidades artísticas ocultas que han manifestado la armonía en la diversidad. Y estábamos en comunión con las hermanas del grupo que no han podido estar físicamente presentes.

Gracias a nuestra hermanas del Consejo general que nos han ayudado a vivir este tiempo con intensidad, a bucear en las aguas profundas del Amor gratuito de Dios y a y a remar hoy mar adentro de nuestro sí, acompañadas por nuestros Fundadores, por tantas hijas de la cruz que nos han precedido y por las que están con nosotras.

¡Tú eres la luz de la Vida!, En ti la alegría no tiene fin!

¡Tú eres bondad infinita! Te alabo y exulto de alegría.

Despierten al mundo
Nov 25, 2015

Con motivo del Año de la vida consagrada, el Papa invitó a los jóvenes consagrados a un Encuentro Mundial realizado en Roma del 15 al 19 de septiembre de 2015. Allí, en la Ciudad del Vaticano, estuvimos cuatro hijas de la Cruz de menos de 10 años de votos perpetuos, reunidas bajo el lema: "Despierten al mundo. Evangelio, profecía y esperanza" junto a más de 5.000 consagrados de 126 países y de 500 congregación. En medio de una gran diversidad, participamos del encuentro en un clima de fraternidad y alegría. Alegría que también compartimos con nuestras hermanas italianas.

Temas como "A la escucha del llamado", " En el corazón de la fraternidad", " Las esperanzas y las angustias del mundo ",y "En la Iglesia comunión", fueron tratados en pequeños grupos de trabajo por idioma. Fomaban parte de la propuesra la participación en diferentes talleres referidos a temas de actualidad, la celebración eucarística, y el espacio de celebración y testimonio. Un programa intenso que nos permitió profundizar la experiencia de la consagración.

Varias son las palabras que me quedaron en el corazón, en algunos casos reafirmando mi camino de mujer consagrada, y en otros, llamándome a la conversión. Son palabras dichas por el Papa y por los demás conferencistas invitados. Las comparto como una lluvia de ideas :

* el consagrado es parte del pueblo de Dios parte vida de la Iglesia aporte carismático es importante.

* la radicalidad evangélica es para todo cristiano; lo propio del consagrado es la profecía, testimoniar al mundo los valores del Reino de la pobreza, castidad y obediencia.

* lo que caracteriza la llamada y el seguimiento es la relación entre el que llama y el llamado . * la vocación surge de un encuentro con fundante Cristo e inaugura un itinerario de vida para el consagrado.

* estamos llamados a vivir la comunidad como el lugar de la mística del encuentro.

* las consagradas son icono de la Madre Iglesia, y por la tanto nuestra función es la de mostrar el rostro materno de la Iglesia. La Iglesia es también esposa de Jesús, las Hermanas son esposas de Jesús y toda la fuerza la toman del Sagrario, de la oración, del encuentro con Jesús.

* sean hombres y mujeres de adoración.

* creer en la Palabra lleva a cruzarse con los otros y a intentar hacer juntos un camino de fraternidad.

* Betania es el lugar teológico del encuentro de la familia, de la fe, del testimonio. Betania es el lugar donde los discípulos se despierta y salen. En Betania está la fuerza del consagrado.

Para finalizar hago extensiva la invitación que el Papa nos realizó de reflexionar y rezar especialmente por los martires de nuestro tiempo.

 

Sr Claudia, Hijas de la Cruz

 

 

 

A mediados de septiembre de 2015, la hermana Karina hizo su compromiso final con la familia de las Hijas de la Cruz. La celebración fue en Boulogne, Argentina...

 

Haga clic aquí para ver las fotos de la celebración...

 

 

El domingo 28 de Junio, las hermanas acogimos en nuestra comunidad a distintos jóvenes de Les Mureaux y de Mantes la Jolie, para compartir con ellos un tiempo de reflexión y de amistad. Los jóvenes llegaron a la nuestra comunidad, llenos de alegría y de entusiasmo… y con ellos la música, las risas y el deseo de encuentro. El Señor se hizo nuevamente presente en medio nuestro, y nos sorprendió!

En el encuentro cada una de nosotras nos sentimos invitadas a compartir lo más valioso que tenemos: nuestra experiencia de Dios.

NUESTRA CONSAGRACION EN EL MUNDO:

Nuestro mundo está verdaderamente sediento. Algunos están sedientos de justicia y de verdad, otros de amor y de compañía… pero en el fondo de nuestro corazón nos habita una profunda sed, la SED DE DIOS, porque sólo él puede colmar al hombre de amor y de felicidad verdadera.

En este mundo, las HIJAS DE LA CRUZ, somos invitadas a comprometernos y hacer presente a Jesús en medio de su pueblo, especialmente entre los pequeños y los pobres de hoy. Somos llamadas por el Dios de la Vida, a ser presencia de su amor, de su ternura y de su misericordia.

LA AVENTURA DE SEGUIR A JESUS:

* LA LLAMADA DE DIOS

Personalmente puedo decir que el encuentro con los POBRES me permite llegar al encuentro con Dios. Fue así como nació mi vocación:

Recuerdo que a lo largo de mi infancia, en distintas ocasiones me invitaron a ayudar a los pobres y necesitados, y que siempre esta propuesta me hacía sentir feliz. A los 15 años me invitaron a un grupo juvenil misionero. Nuestro objetivo era formarnos a lo largo de año, y prepararnos para un tiempo fuerte de servicio entre los más pobres, al norte de Argentina. Pero cuando llegó el tiempo de elegir una carrera profesional me preguntaba, Qué quiero HACER DE MI VIDA?

Al principio sólo tenía claro que quería hacer algo por los demás. Fue así que empecé a estudiar para ser profesora de catequesis y de filosofía. Mi proyecto de vida era trabajar de lo que me gusta y dedicarle sólo un tiempo a Dios y los más pobres en verano. Pero, a medida que pasaba el tiempo, seguía sintiendo en mi interior la INVITACION A DARLE TODA MI VIDA. Recuerdo que en este tiempo sentía la necesidad de rezar, de preguntarle a Jesús, QUE QUIERES DE MI ? Necesitaba ayuda, sentía que algo dentro de mí estaba sucediendo, me sentía inquieta y las cosas no eran tan claras.

Después de un tiempo, busque a una persona para que me escuchara y me ayudara a discernir. Algo estaba pasando… y para ser feliz tenía que enfrentarme a mis propias inquietudes y miedos. Pero el Señor no nos deja solos, él camina a nuestro lado, y en los momentos de incertidumbre sale a nuestro encuentro por medio de distintas personas y signos que nos hablan de su amor. Si estamos atentos, si abrimos el corazón y nos dejamos encontrar por él, entonces llegamos a la Verdad. Fue así como el Señor puso en mi camino a una hermana, una persona con la cual comencé a hablar para DISCERNIR cual es mi misión en el mundo y el lugar en que puedo ser plenamente feliz. Así comencé a conocer a las Hijas de la cruz.

Lo que más me llamo la atención de las hermanas era la sencillez de vida, y sobre todo la manera de hacerse presente entre los pobres: COMO HERMANAS, hermanas de los pobres.

* UNA RESPUESTA PARA TODA LA VIDA

Hoy, luego de un tiempo de caminar junto a las Hijas de la Cruz, siento que el Señor me invita a dar un paso más, que me invita a hacer una ALIANZA para siempre.

En este mundo en que tanto nos cuesta comprometernos y asumir responsabilidades, el Señor sigue llamando a distintos jóvenes. Él nos ofrece un camino lleno de vida, de gozo y de esperanza, pero para ello hay que animarse a DEJARLO TODO POR AMOR.

Creo que seguir a Jesús es una hermosa aventura, porque él no se cansa de llamarnos y de enamorarnos cada día, nos invita a trabajar apasionadamente por el Reino de Dios y a vivir como él lo hizo. Solo él puede llenar nuestra vida de sentido y de gozo, y hacer de nuestra pequeña ofrenda algo bello para los demás.

 

Espagne

Han pasado 224 años desde que, en 1797, nuestros Fundadores Santa Juana Isabel y San Andrés Huberto se conocieron en la granja de los Marsyllis. Eran tiempos revueltos, de persecución, de búsqueda de las profundas raíces de la Fe, de abrazar la Cruz, símbolo de Vida. Tiempos de oscuridad donde brotó la Luz, en las constantes resurrecciones que se evidencian a través de la Historia.

224 años después, el encuentro en los Marsyllis sigue interpelándonos de manera directa: el valor de la humildad, actitud proactiva para el encuentro, camino de convergencia, búsqueda y recepción del Alimento para ser alimento para los demás,… en definitiva, la imagen de los Marsyllis nos invita hoy a volver a lo importante, a lo esencial, al núcleo, a la fuente: encontrarnos unos con otros para encontrarnos con Él, que es y será siempre “el Camino, la Verdad y la Vida”.

Aquella granja y lo que ocurrió allí, hoy nos puede enseñar y curar.

Hoy, estamos construyendo, viviendo y saboreando un nuevo Marsyllis, a la luz del Evangelio y del Carisma: el encuentro y la convergencia de la vocación religiosa y la vocación laical en la Familia Hijas de la Cruz, realidad aún en construcción que insufla alegría y esperanza y que exige tener ojos, brazos, mente y corazón bien abiertos para ser dóciles al Espíritu Santo.

Aún recuerdo aquel domingo en la primavera de 2017 cuando recibí la llamada de la Superiora General, Susana Felice, para invitarme a formar parte de un nuevo equipo de trabajo: el Comité Internacional Laicos-Hermanas (en adelante “CILS”, Comité International Laïques-Soeurs). No lo dudé, y respondí con convencimiento: SÍ. A los días, la Superiora Provincial, Asun Arbonies (En Paz Descanse), me invitaba a una celebración de envío con las hermanas en Egiluze. En comunidad, hermanas y laicos. Laicos y hermanas. (“Para que sean uno”, Juan 17, 22). ¡Una nueva etapa, un tiempo de esperanza! ¡Manos a la obra!

El primer encuentro presencial del CILS se realizó en julio de 2017, en la comunidad del colegio de Rue de Sèvres en París. Allí conocí a mis hermanos de equipo: Florence Davost (FR), Pietro Biavaschi (IT) y Soeur Marie-Paul Dossat. Nos acompañaron el Consejo General y nos acogieron, con sencillez y cariño, las hermanas de la comunidad. En este primer encuentro establecimos nuestra Hoja de Ruta y la propuesta de camino en la construcción de la Familia Hijas de la Cruz. ¡Este encuentro supuso también un nuevo Marsyllis! En 2018, volvimos a reunirnos en París, y en 2019 en Chiavenna.

CILS avec Soeur Susana La mirada de nuestro equipo estaba fijada en la Asamblea Laicos-Hermanas que se celebraría en La Puye en verano de 2020, con el objetivo de trabajar un Libro de Vida. Sin embargo, la pandemia del coronavirus alteró todas las previsiones: un nuevo tiempo oscuro que también nos ha ofrecido la oportunidad de ganar tiempo, reforzando y profundizando el trabajo mediante numerosos encuentros telemáticos, de cara a la Asamblea que, si la situación lo permite, se celebrará en agosto de 2021. Tiempos de adaptación. Tránsito desde las dificultades a las oportunidades.

Desde 2017 hasta la actualidad, y a propuesta del CILS, numerosos grupos, laicos y hermanas, hemos reflexionado, meditado, profundizado y descubierto lo que nos une: el Evangelio y el Carisma de nuestros Fundadores. Evangelio y Carisma crean lazos y puentes, en el seno de grupos y comunidades, pero también entre países, también entre estados y vocaciones (religiosas y laicales). Corazones individuales que conforman un solo Gran Corazón.

El curso 2017-2018 pivotó sobre LA ORACIÓN: qué es, cómo es, en qué nos ayuda, a qué nos llama, etc. ¿Qué y cómo nos enseña y cura la oración de Jesús? ¿Qué y cómo nos enseñan y curan las oraciones de San Andrés Huberto y Santa Juana Isabel? ¿Qué forma y qué peso tienen nuestras oraciones, en nuestro día a día?

Durante el curso siguiente, 2018-2019, tuvimos la oportunidad de descubrir qué es una FAMILIA ESPIRITUAL, desde la vocación personal de cada uno: ¿por qué queremos construir una familia espiritual? ¿Qué características ha de tener? ¿Qué es lo que nos une? ¿A qué nos llama Jesús, de manera individual y como Familia?

El tercer tema que se trabajó, en 2019-2020, fue el de la MISIÓN: ¿Qué nos enseña Jesús con su misión? ¿Qué ejemplo nos dio la misión realizada por la hermana María Laura? ¿Cuál es nuestra misión personal? ¿Qué misión tenemos como Familia Hijas de la Cruz?

A su vez, hemos tenido la oportunidad de reflexionar, de manera individual, sobre nuestra RESPUESTA PERSONAL a este proyecto de vida: ¿Cómo querría pertenecer a la Familia Hijas de la Cruz? ¿Qué necesitaría para vivir esta pertenencia? ¿Qué me ayudaría a vivirla?

Este camino lo estamos recorriendo todos, unidos, superando distancias, culturas, idiomas, pandemias… En pleno confinamiento, el equipo del CILS hemos trabajado los numerosos documentos recibidos y hemos constatado la profundidad de las aportaciones, reflexiones y sentimientos así como la sed que hay en seguir caminando juntos. Unión en la diversidad ¡Una gran alegría! Ahora los grupos y comunidades, tenemos la ocasión y el regalo de poder trabajar, saborear, reflexionar sobre el documento de trabajo remitido a los delegados de los diferentes países.

En 1797 o en 2021, en tiempos de oscuridad, brilla la Luz. Como en los Marsyllis.

En este tiempo de pandemia, donde el encuentro, la unión, la relación y la proximidad se ven tan mermados, podemos decir alto y claro:

¡La Familia Hijas de la Cruz está viviendo un nuevo Marsyllis!

Lander Ugartemendia

Compartir en no muchas líneas la historia y el espíritu de la comunidad de Villabona que comenzó su andadura en 1904, es un poco difícil de hacer -por no decir imposible- pero lo hago desde el respeto a todas las hermanas entregadas en este municipio y a toda la gente que confió -y confía- en ellas. Con la intención de acrecentar nuestro espíritu de familia por medio del conocimiento -mutuo si es posible- aquí va este texto.

El primer detalle importante que es que en 1903 en Francia se prohibió a las Congregaciones religiosas encargarse de la enseñanza. Por ese motivo, muchas Congregaciones salieron a fundar en otras naciones y nuestras hermanas de Francia fueron destinadas a diferentes países.

En 1904 se abrieron más de veinte comunidades en pequeños municipios de España. y en este contexto, el pueblo de Amasa solicitó a las Hermanas de Ustaritz su presencia, porque querían tener una educación católica para sus niños y jóvenes

El mismo alcalde de Villabona pidió otra comunidad de Hijas de la Cruz para la enseñanza, abajo en el pueblo cediéndoles su propia casa durante doce años hasta que se construyó el colegio San José. Fue un gesto muy bueno de su parte. Así son dos las Comunidades de enseñanza en AMASA VILLABONA que son un mismo municipio.

Con el paso del tiempo la misión de las Hermanas se abrió, pues el Ayuntamiento les pidió una Comunidad para la atención del antiguo Asilo de Villabona, comenzando allí su presencia el 14 de febrero de 1948 con Sor Josefina y Sor Pilar Ángeles. Y hasta 1962 que se cerró Amasa había tres comunidades de Hijas de la Cruz.

Por la década de los 60 hubo mucha emigración por todo el contorno; mucha gente venía a trabajar en la papelera, en lo textil y la metalurgia que era la industria del pueblo. Por este motivo creció el municipio y como consecuencia, había muchos niños y el colegio quedó pequeño. Ante esta situación, las Hermanas cedieron sus habitaciones, sala de comunidad, capilla y toda la casa para ampliar las clases y compraron el piso en 1969 para que la comunidad tuviera donde dormir  pues pasaban el día en el colegio, y es en este piso donde está instalada la comunidad actual.

En 1973 la Ley de educación de Vilar Palasí amplió los años obligatorios de enseñanza hasta los 16 años y como no había posibilidades en el colegio por falta de espacio, ante esta situación, y porque en las grandes ciudades también había mucha emigración y se ampliaban los colegios de Errenteria, Zumárraga y Bilbao las comunidades de los pueblos pequeños se vieron afectados al cierre por falta de posibilidades de niños y espacios y porque se necesitaba al personal en esos centros ampliados.

En Villabona existía el Centro de enseñanza parroquial que impartía el Bachillerato para los niños.

Fue esta ocasión que se aprovechó para hacer una enseñanza mixta entre las niñas de nuestro colegio, los niños del centro parroquial más una pequeña guardería que también era incipiente , y entre los tres formaron la IKASTOLA del Sagrado CORAZON DE JESUS a cargo de la parroquia. Y absorbió también a las Hermanas que eran cuatro en la Ikastola. La última en jubilarse fue Sor Justa en septiembre del 2004.

Justamente en Septiembre del 2004, celebramos el centenario de las Hijas de la Cruz en AMASA- VILLABONA acudiendo muchas de las Hermanas que habían dedicado su vida en este servicio al pueblo.

En muchos otros municipios donde estábamos en pequeños colegios, hubo también que cerrarlos y con ello se perdió la presencia de la Hijas de la Cruz. Pero en Villabona siguieron estando por su misión en la residencia, donde estuvieron nuestras Hermanas hasta 2004.

Desde dicho año, las Hermanas además de la presencia Religiosa se dedican a la Pastoral de la Salud, con el grupo parroquial acudiendo a las dos Residencias de ancianos para el cuidado espiritual de los residentes y atendiendo a los que quieren y están en sus casas. También se implicaron en la parroquia con la Liturgia y siendo ministras extraordinarias de la Eucaristía.

Habiendo tenido un intervalo de año y medio sin presencia de hermanas, la comunidad sigue viva con Jone, María Rosario e Inma. Iban a visitar a la gente que está en las dos residencias de ancianos pero, actualmente con el covit 19, no pueden ejercerlo. Se sigue visitando a las familias, aunque a menos.

María Rosario está en el grupo de Cáritas, donde tienen el encuentro cada quince días. Hay mucha gente de Nigeria, Marruecos y Sáhara. Les ayudan especialmente en la documentación y gestión burocrática, pues está muy en contacto con la Asistente social y la Diputación de Gipuzkoa.

Inma está en Nagusi laun, que es un grupo de atención al ciudadano y en el que lleva muchos años.

Y Jone está en Fraternidad Molante, haciendo presente a la Congregación en medio de los Laicos, donde unidos formamos nuestra Familia Hijas de la Cruz.

Pero sobre todo, la misión principal de esta comunidad, es la presencia de la Vida Consagrada -de un modo más concreto, la presencia de las Hijas de la Cruz- en el pueblo.

Gracias por abriros a la acción del Espíritu cada día que os habla por medio de la realidad de Villabona.

Amaia Muñoz

Actualmente, en el Valle de Karrantza, las Hermanas viven en un piso, pero el origen de esta comunidad fue la casa parroquial como respuesta a una llamada del Obispo.

Mariví Vadillo, Consuelo Izquierdo y María Luisa Izura, acompañaban con el párroco a las catorce parroquias dispersas,-si no me equivoco-, que hay en este valle.

Es importante tener en cuenta que se trata de una zona rural, un valle con sus montañas, donde se necesita un coche para poder desplazarse. La carencia del medio de locomoción dificulta poder llevar a cabo la misión, por las distancias físicas que hay entre las diferentes parroquias.

Las Hermanas tenían una reunión semanal para organizar los diferentes compromisos que puede tener una parroquia: celebraciones, catequesis, Cáritas… Cada quince días participaban de una reunión comarcal, con los sacerdotes de la zona.

Como era imposible celebrar la Eucaristía en todas las parroquias del valle, se iban alternando, y las Hermanas se encargaban de animar la Celebración de la Palabra en algunas parroquias en las que no iba a poder hacerlo el párroco.

Unos años después, llegó a esta comunidad Angelita Baztán. Como ella dice, los compromisos ya estaban bien organizados y su primera misión fue desplazar en coche a las Hermanas a sus lugares de compromisos.

Más tarde, Maria Luisa Izura pasó a formar parte de la comunidad de Irún por problemas de salud.

Fue un tiempo de un trabajo pastoral intenso vivido con alegría, pero tras dieciséis años, la organización parroquial experimentó un cambio y las Hermanas fueron a vivir a un piso llevando a cabo una misión diferente.

Algún tiempo después, Consuelo Izquierdo se trasladó a Limpias, tras el fallecimiento de Teresa López, y a pesar de las distancias, forman una sola comunidad, compartiendo algunas reuniones y reflexiones, celebrando juntas fechas especiales tanto de fe, -las litúrgicas-, como de vida, -los cumpleaños-. Comparten la misma misión aunque en contacto con diferentes personas.

En Karrantza, hasta hace poco tiempo, Marivi siguió animando la Celebración de la Palabra. Las visitas a la gente se siguen haciendo de un modo informal: el «compromiso de la escucha», tan importante aunque muchas veces no somos conscientes de ello. Sólo nos damos cuenta de su valor cuando echamos de menos a gente con la que poder hablar, o después de haber vivido la experiencia de conversar con personas de confianza que transmiten empatía, amor...

Termino dando las gracias a Mariví y a Angelita, y recordando también a Isabel y a Consuelo, –cuyo testimonio ya compartimos en el primer Boletín-, y que forman parte de su comunidad actual, a pesar de la distancia.

Seguid transmitiendo el mensaje evangélico, ante todo por lo que sois, dando testimonio de la alegría de vivir con Dios y para Él, en la sencillez de vuestras vidas.

El Ayuntamiento de Fuenmayor (La Rioja-España) con el consenso entre los tres grupos políticos con representación en el pleno, ha propuesto dedicar una calle de la localidad a una persona que durante más de 60 años realizó una gran labor en Fuenmayor.

El Alcalde de Fuenmayor firmará la semana que viene la resolución que certifica que una de las nuevas calles de la localidad pasará a llamarse “Calle de Sor Natividad”.

Sor Natividad llegó al colegio de las Hijas de La Cruz de Fuenmayor en 1954 y estuvo aquí nada menos que 64 años hasta que en el año 2018 ya con muchos años y con un delicado estado de salud fue trasladada a la casa provincial de la orden en Irún en donde falleció poco después con 97 años.

Durante todos estos años se dedicó a la educación de generaciones de niños y niñas dejando un recuerdo imborrable de su personalidad.

También se dedicó a otras muchas actividades, visitando a enfermos y personas mayores, impartiendo catequesis, ayudando al párroco en la iglesia y a todos los que lo necesitaban en Fuenmayor. “He querido mucho a Fuenmayor y a todos. Para mí ha sido mi pueblo y mi vida. No sé cómo dar las gracias a este pueblo que he querido tanto” dijo al despedirse.

Ahora es el pueblo el que quiere recordar su labor y perpetuar su memoria dedicándole una calle al lado de la guardería para que los niños, su gran pasión durante toda su vida, no olviden nunca a una persona que tanto enseñó a sus padres y abuelos

Esperamos que os sirvan y la proxima con la calle nueva.

Hermanas de Fuenmayor

Somos Vulnerables
Mar 28, 2020

En Madrid estamos en el ojo del huracán de esta terrible pandemia de la que quizá, inconscientemente, pensábamos que nos íbamos a librar pues oíamos que tenemos un excelente sistema sanitario y que el virus no era más letal que una gripe, pero he aquí que ha llegado la hora de la verdad y comprobamos que los contagios crecen a ritmo exponencial, que las muertes se multiplican… que el sistema sanitario está superdesbordado y palpamos nuestra vulnerabilidad…

El estado de alarma nos ha hecho quedarnos encerrados/as… Como  Lázaro, hemos muerto cada uno/a, y enterrados/as en las casas, empezamos a sentir que nuestro amigo Jesús está lejos… ¿No será más bien que nuestras comodidades, nuestra prepotencia nos ha hecho alejarnos de Él? No lo hemos visto en los últimos, en los pobres, en los presos, en las personas sin hogar, sin trabajo, sin recursos… Nos hemos preocupado de lo nuestro, de nuestra seguridad, de nuestros pequeños problemas y dificultades, descuidando lo esencial.

Esta situación nos obliga a palpar nuestra vulnerabilidad y a valorar lo que de verdad importa, a comprobar que nos necesitamos todos…

Europa, la orgullosa Europa, que estaba perdiendo sus valores, empieza a comprobar que navegamos todos en el mismo barco, que el planeta Tierra es ciertamente una aldea global y que no se pueden poner barreras al campo…

Se nos ha dicho de muchas maneras que estamos en un cambio de época más que una época de cambios y tal vez este virus nos viene a enseñar algo de lo que significa ese cambio de época.

Y Como dice Koldo Aldai: “Ojalá toda esta crisis represente un parte-aguas que impone el "antes y después", la fractura con todo lo caduco o lo que es lo mismo lo antiguo, lo separado, lo insolidario… El mayúsculo error sería no aprovechar esta preciosa crisis para dar un gran salto en nuestra conciencia colectiva… que las distancias no cayeran; que después de haber vivido la lúgubre separación, los más sólidos tabiques no se desplomaran; que las fronteras de todo orden no desaparecieran.”

Estamos viviendo la cuarentena en Cuaresma (por algo será). El confinamiento nos invita al recogimiento, al silencio y aunque no dejemos toda actividad, pues seguimos, en lo que se puede, la vida ordinaria en casa y, por teléfono, tratamos de atender a quienes nos necesitan, a quienes no podemos atender presencialmente, pero les podemos escuchar, animar e indicarles donde pueden conseguir alimentos o productos esenciales para sus necesidades básicas… podemos dedicar más tiempo a la oración y a la lectura y comprender que somos privilegiadas porque, a nivel material, no nos falta nada, porque tenemos hermanas, gente que nos quiere y nos cuida… y sobre todo, porque sabemos que nuestro DIOS es AMOR y VIDA que se hizo uno de los nuestros y RESUCITÓ.

Porque esperamos que esto también pasará y volveremos a la normalidad que no queremos que sea la normalidad de la guerra de Siria, ni la de los campos de refugiados, ni la de las pateras que se hunden en el Mediterráneo… Que no sea la normalidad de un mundo injusto donde tantos mueren de hambre mientras otros despilfarran.

Ojalá que esta crisis sea los dolores de parto que lleven al
alumbramiento de un mundo nuevo… Entonces podremos decir:
¡BIENAVENTURADA SEA!

 

S. Maite Heredia, Hijas de la Cruz 

Encuentros de Familia
Jan 29, 2020

Al finalizar el pasado año 2019, un nuevo encuentro de la Fraternidad Molante se celebraba en Egiluze. Un encuentro de Familia, con momentos de trabajo y de risas. El sábado por la mañana el desierto nos ofrecía tiempo para reflexionar y meditar, por la tarde las tareas propuestas por el Comité Internacional de Laicos nos mantenían en concentración.

Con momentos de oración, tanto el viernes como el sábado por la noche, el encuentro fue muy enriquecedor para todos. Las risas, claro está, también hicieron su acto de presencia, como es habitual después del momento de oración del sábado por la noche y es que el buen humor nos ayuda a afrontar las complicaciones de la rutina diaria. ¡Qué importante es mantener el buen humor!

 Recorriendo este camino juntos, en familia y con la Familia Hijas de la Cruz. Superando retos y ayudándonos unos a otros. Es algo grande y motivo de celebración sin duda. ¡Animo y adelante con los faroles!

Nos acercamos hasta este rincón de La Rioja, para conocer la comunidad de las Hijas de la Cruz y saborear su gastronomía. Aprovechando el día festivo, empezamos con la eucaristía en la parroquia, después continuamos con la comida, para terminar a media tarde con la entrevista a las hermanas. Aquí os dejamos sus palabras, vivencia, anécdotas… ¡Esperamos que os guste!

 

Presentación de las hermanas.

Elena Martín. En esta comunidad desde 2012.

Esperanza Lasanta. También desde 2012.

Villar del Guayo. Estuvo de 1967 a 1975 y ahora desde 2012.

Felisa García. Llego hace muy poco, 2019.

 

¿Cuándo llegan las Hijas de la Cruz a Fuenmayor?

 1917

 

¿Qué misión tenían entonces?

 Petra Fernández Bobadilla pidió en el pueblo una comunidad religiosa, para enseñar a los niños la religión. La actual casa era de esta señora y la donó para las hermanas. Así ellas podrían empezar con la tarea de enseñar a los niños.

 

¿Cómo ha ido evolucionando la comunidad?

 Poco a poco el colegio fue ampliándose, a finales de los 40 había colegio y talleres de costura. Se daba clase hasta los 14 años y las clases estaban formadas por niños de diferentes edades. Cuando las autoridades pidieron que las clases fueran por cursos y edades, no hubo forma de seguir, por un lado la falta de hermanas y por otro la escasez de alumnos llevo al cierre del colegio. Siguieron otra vez como guardería.

 

¿Cuál es la misión hoy?

 “Voluntariado” “Hacemos de todo”… Nos dicen las hermanas…

 “En la parroquia, abrir y cerrar puertas, participar en la liturgia, cuando hay alguna festividad poner las imágenes, velas, celebración de la palabra cuando no hay sacerdote, etc…” Nos cuenta Elena.

 También, desde hace 25 años, hay un taller de costura que prepara ropas para las misiones, en África, Argentina… La confección está a cargo de las hermanas con más de 30 personas del pueblo trabajando este bonito proyecto.

 Otra de las funciones hoy es Caritas, participando activamente en la alfabetización para gente extranjera y en un taller de costura para que puedan aprender a coser.

 

¿Cómo es el pueblo? ¿Cómo os sentís vosotras aquí?

 “El pueblo es muy acogedor y además no hacen distinción con las hermanas, son muy cercanos” Están muy a gusto con la gente. El pueblo reconoce la gran labor de las hermanas, que comparado con otros pueblos se notaba aquí la existencia de un colegio y mejor formación de los niños. Se sienten muy acogidas. El centenario fue una gran fiesta para todo el pueblo.

 

Sois la única comunidad de las Hijas de la Cruz en La Rioja y la diócesis está dando fuerza a una misión en ella… ¿Cómo lo vivís? ¿Participáis en esta misión? ¿Lo veis como algo positivo?

 “Si, es la Misión Euntes” Este es el tercer año y el lema es tu vida es misión.

 Al preguntar ¿cómo lo vivís?, nos cuentan que son las únicas que trabajan el material que les dan en las reuniones, ven muy poca participación. Sin duda es algo positivo que haya estas iniciativas pero con tan poca participación ven difícil que siga adelante. También les preguntan ¿cómo atraer a los jóvenes a la iglesia?, los jóvenes desaparecen del ámbito eclesial, es complicado…

 

¿Cómo veis el futuro?

 “Seguiremos haciendo lo que podamos” “Reforzar lazos entre nosotras, hacer familia dentro de la comunidad” ¿Qué le diríais a un joven que está en búsqueda de Dios? “Que se enamoren de Cristo” “Lo que hacen en una ONG es lo que hacia Jesús” “Venid y lo veréis” “Se atrae más con el ejemplo que con un sermón”

 “Hacemos de todo”

 (Escribe y Fotografía: Bixen Vergara)

Ntra. Sra. de Begoña SestaoEl 11 de octubre, festividad de Ntra. Sra. De Begoña, se celebraba en Sestao los 50 años de vida parroquial en la Iglesia que nació siendo capilla de los colegios de Altos Hornos de Vizcaya, donde los Hnos. de la Salle y las Hijas de la Cruz enseñaban y educaban a los hijos e hijas de los trabajadores de la empresa. Pero la hermosa capilla respondió a una vocación más abierta y se convirtió en parroquia...

La Eucaristía fue presidida por Kerman, vicario episcopal de la zona, acompañado por José Antonio, sacerdote hijo de Sestao y por José Mari Delclaux que actualmente está en Sestao y ha tenido siempre una gran vinculación con las Hijas de la Cruz.
En la homilía se recordaron muchos retazos de historia vividos en esos 50 años y en los anteriores... Y se agradeció a Dios toda la vida, toda la pastoral, toda la inserción en la Diócesis y sobre todo en este pueblo sencillo y trabajador que es Sestao, pues la vocación de apertura de la capilla es aplicable a todo este pueblo, que ha acogido a tantas personas venidas de las diferentes regiones de la Península.
Se recordó a tantas personas: sacerdotes, religiosos y religiosas, laicos comprometidos e incluso personas no creyentes, pero de onda espiritualidad, que han hecho posible la vida y la labor realizada en estos años.
Es gozoso comprobar cómo la vida pastoral, la misión de enseñar sigue viva y nos tienen presentes en el afecto y la oración, aunque hace unos años que las hermanas han salido de Sestao.
Agradecemos al Señor de la Vida y de la Historia y a todos los que han hecho posible esta celebración.

 

(Maite Heredia)

La comunidad de Los Arcos, actualmente la forman las Hermanas: Mª Pilar Artazcoz, Nekane Alkain, Nati Josué, Teresa Miguel y Milagros Asensio.

La comunidad se abrió el 24 de junio de 1979.

Al principio fue un momento político bastante difícil. En el Ayuntamiento hubo gente que votó para que no fuesen las Hijas de la Cruz.

Encarna Sanz estuvo yendo a las escuelas a dar catequesis. La casa fue una casa de acogida totalmente abierta de la mañana a la tarde y la gente acudía a rezar a S. Andrés. Después de la clase venían niños a hacer las tareas, comedias, etc., y en vacaciones, hacían dibujo y pintura. Se formó un grupo de niños cantores. Se acogió a los inmigrantes, y se les dio clase para que aprendieran a leer y a escribir. Era una casa verdaderamente abierta, también, a los familiares de las Hermanas que solían ir a pasar el verano.

Milagros atendió como practicante a cuatro pueblos.

Fue un medio de evangelización y de dejarse evangelizar por estas gentes sencillas y buenas.

En este momento las Hermanas visitan a los enfermos, acogen a los peregrinos, participan en la liturgia de la parroquia y en la catequesis. En Cuaresma un grupo de personas suben diariamente al Calvario rezando el Viacrucis como lo hacía, en su momento, nuestro San Andrés. Colaboran en la celebración de la Palabra y en llevar la comunión a los ancianos. Algunas personas acuden a ellas cuando tienen que salir de casa para hacer alguna gestión y no tienen con quién dejar a un enfermo. La Hna. Teresa realiza tareas de voluntariado en la residencia: manualidades, salidas con los abuelos y organiza lo que tienen que atender las demás voluntarias. También participan en un Grupo de la Palabra: escuchar la Palabra, compartir la Palabra, orar desde ella…

COMUNIDAD DE LIMPIAS
Oct 23, 2019

Hermanas de LimpiasDisfrutando del verano, nos fuimos a visitar a las Hermanas de Limpias (Cantabria) y a conocer un poco más su historia.
La presencia de las Hijas de la Cruz en ese pueblo está desde 1861 y las Hermanas que están actualmente son S. Isabel Galindo y S. Consuelo Izquierdo.
Desde los inicios, se dedicaron a la enseñanza, sobre todo con las niñas más pobres. Las Hijas de la Cruz vinieron aquí porque unos señores del pueblo pidieron monjas para cuidarles, de tal modo que luego la casa quedaría para ellas, la que después sería el colegio. Las hermanas participaban activamente en las actividades escolares y extraescolares organizando algunas fiestas en el pueblo, dando catequesis a los niños, etc...
El 21 de Junio de 2000 se cerró el colegio, el edificio se cedió al Gobierno de Cantabria y actualmente es una residencia de ancianos. Solemos ir a visitarles y llevarles la comunión, atender sus necesidades y también colaboramos en la parroquia... Es la labor que hacemos actualmente. Cada época ha tenido su evolución, organizábamos excursiones a Lourdes, Fátima y muchos sitios más, la gente recuerda con cariño esa época, pero ahora nuestra misión es otra.
La fiesta del pueblo es el día de la Exaltación de la Cruz que se celebra con un triduo.
La devoción por el Cristo de Limpias está muy enraizada en el pueblo. Incluso viene mucha gente de fuera, durante todo el año.
Actualmente, ayudan en la parroquia, forman parte del consejo parroquial, visitan a los enfermos y la residencia de ancianos que en su día fue su colegio.
Por ahora, seguirán manteniendo el testimonio estando cerca del pueblo; que la gente que no les conozca, les pueda conocer.

 

L'artículo está publicado completo.

Un día bonito fue el 6 de julio de este año, donde pudimos encontrarnos Hermanas y Laicos en este deseo de caminar juntos en la búsqueda de lo que llamamos FAMILIA HIJAS DE LA CRUZ. Este encuentro, que estuvo lleno de alegría y esperanza, con la certeza de que el Espíritu Santo que dinamiza su Iglesia y nuestra Familia pudimos sentir un nuevo "Pentecostés".

Susana nos adelantaba lo que vendría después y no era otra cosa que "conocernos un poco más", y trascendía en ello "cada uno donde está, con sus vivencias y particularidades, dando su vida propia, pero todos viviendo el Carisma de enseñar y curar y realizar toda clase de obras buenas, y ahí es donde nos unimos todos, a través de nuestro Bautismo.

Hablamos de futuro, de miradas, de cómo salir al encuentro entre nosotros y hacia fuera, dando respuesta como lo hicieron nuestros fundadores.
Si tengo que resumir el encuentro, lo haría con el Salmo 125 "Dios ha estado grande con nosotros y estamos alegres". Con esta alegría y la intercesión de San Andrés y Santa Juana Isabel, nos lleven a tener valentía y arriesgar la vida para llevar el Evangelio a todos.

L'artículo está publicado completo.

 

Familia HdlC 02-redim1024

Después del verano, el inicio de curso lo marcaba este encuentro. Para ello fue elegido un lugar muy especial para la congregación de las Hijas de la Cruz, Los Arcos.

Fuimos llegando cada uno a su ritmo y acomodándonos en la casa de San Andrés. Fue un encuentro muy familiar y nos sentimos como en casa. La acogida por parte de la comunidad fue calurosa y muy atenta en todo momento.

Nada más llegar y ponernos al día de nuestras cosas, empezamos a trabajar. Unos temas por la mañana y otros a media tarde, nos sirvieron para reflexionar y pensar en qué camino queremos recorrer, qué pasos queremos dar y hacia dónde... Casi nada...

Después del trabajo, hacia las 18:30 de la tarde, salimos a la calle en dirección al Vía Crucis. El camino y rezo que San Andrés hacía cada día que estuvo en este pueblo. A pesar del viento y un rebaño de ovejas en el camino, llegamos hasta la ermita. Fue un momento de lecturas y silencios armoniosamente equilibrados. Un momento para reflexionar y motivarnos para el camino.

El domingo, después de una puesta en común y programar las fechas de los siguientes encuentros, participamos con el pueblo en la Eucaristía.

Como no podía ser de otra forma, finalizamos con una 

suculenta comida y la compañía de las hermanas en el postre.

¡Mil gracias a la comunidad de Los Arcos por vuestra acogida!

 

 

 

 

 

La Eucaristía ha sido el centro de la celebración de los 70, 60 y 50 años de la Consagración Religiosa de nuestras Hermanas que han renovado con alegría su Sí al seguimiento de Jesús, Luz del mundo, Resucitado y Vivo en nuestra historia y han agradecido la Vida, la Fe recibida como Don en el Bautismo y vivida en la sencillez familiar, así como todos estos años vividos en nuestra "Familia Congregación" de Hijas de la Cruz.

En el momento de las ofrendas, las Hermanas han llevado al altar unos barquitos que representan sus vidas y agradecen los dones recibidos, tanto materiales como espirituales.

 Han presentado también Espíritu y Vida y el último Documento del Consejo de Congregación, con el deseo de que nuestra búsqueda regional de los últimos años nos lleve a actualizar y vivir el Carisma en el hoy de la Iglesia y de la sociedad.

Una foto de Marsillys ha expresado nuestra necesidad de vivir permanentemente el espíritu del primer encuentro de San Andrés y Santa Juana Isabel.

Por último, han ofrecido el pan y el vino, suplicando no falte en ningún hogar el pan material ni el sustento espiritual.

1948

Sor Natividad Sanz

Sor María Luisa Izura

1958

Sor Mª Carmen Arribillaga

Sor Isabel Dañobeitia

Sor Celia Lasanta

Sor Natividad Josué

1968

Sor Tomasita Etxaide

Sor Mª Rosario Aranzadi

Italie

Bienvenidos a todos lo aquí s presentes y a quienes desde sus casas nos siguen por el anal youtube de la comunidad pastoral y en directo por zoom. Un saludo particular a la Hna. Susana, Superiora General de las Hijas de la Cruz que visito esta Iglesia siguiendo los pasos de María Laura el mes de septiembre y que sigue esta celebración desde la casa madre en La Puye, Francia. Un saludo también a la hna. Ana María, Superiora Regional que estuvo con nosotros el pasado mes de junio y que nos acompaña hoy conectada desde Roma y a todas las Hijas de la Cruz que siguen la transmisión en todas las comunidades esparcidas en el mundo. A todos bienvenidos a este momento de oración y de reflexión en la Iglesia de San Bernardino de Villatico, la Iglesia donde Teresina recibió el bautismo el 22 de agosto de 1939 y los otros sacramentos, donde maduro su propia vocación y escucho aquella invitación: "debes hacer algo bello por los otros”.

Comenzamos este momento con el canto “canto de alegría”. Durante el cual las hermanas presentes llevaran a la pila bautismal un cirio encendido signo del rayo de luz, que la noche del 6 de junio del 2000 ilumino las sombras de la noche y las sombras del corazón de las jóvenes que recibían el perdón por el acto que estaban cometiendo.

MONICION INICAL

Una Hermana:

Nuestra fundadora Santa Juana Isabel, orientó su vida a partir de esta palabra: “Tomo en serio el compromiso de mi bautismo”. También nosotras Hijas de la Cruz, como María Laura, hacemos de nuestra consagración un verdadero compromiso para vivir en profundidad nuestro bautismo.

Un Laico:

Cada uno de nosotros que hemos recibido gratuitamente el don del Bautismo, hoy somos invitados a dar gracias al Señor que nos ha elegido para ser sus hijos.

En el silencio de nuestros corazones, renovemos nuestro esfuerzo para tomar en serio el compromiso de nuestro Bautismo y adherir a ese gran don de amor.

CANTO DE ENTRADA  (youtube)

Las hermanas presentes llevan un cirio encendido hasta la pila bautismal, donde María Laura fue bautizada. Símbolo del “rayo de luz’

 

(Para leer toda la celebración haga clic aquí pdf)

(Para ver la celebración en italiano cliquee aquí Youtube)

 

Una gran riqueza
Nov 24, 2020


Tres grupos se reunieron por Internet: uno en Roma, cerca de la Casa Provincial, otro en Traversetolo y un 3º en el Teatro Municipal de Chiavenna. También había otras personas conectadas desde sus hogares. Así, el 27 de septiembre tuvo lugar un gran encuentro de Familia Laicos y Hermanas Hijas de la Cruz. El encuentro fue animado desde Roma por Don Marco Vitale, sacerdote de la Diócesis de Roma que, tras una larga experiencia en las parroquias de Roma y en algunos servicios de carácter diocesano, se encarga actualmente de la formación permanente del clero, en particular, como formador y acompañante en cursos de integración psicoespiritual.

El tema del encuentro se centró en la dinámica de la transición de un instituto religioso a una familia carismática, naturalmente con referencia a las Hijas de la Cruz.

Don Marco recordó cómo cada instituto destaca un aspecto del carisma único e infinito que es el de la Iglesia. Pensar en transformar el instituto en una familia eclesial significa entonces trabajar para que el carisma se nutra de una nueva vida. Este camino puede permitirnos volver a las raíces del carisma liberándolo de las superestructuras que se han ido formando a lo largo de los siglos. En 2014, con la "Carta de vida para un camino de fraternidad entre laicos y hermanas", se establecieron las prioridades: Palabra de Dios, Oración, Eucaristía, Bautismo y María. Pero estas son solo las prioridades de todo cristiano, especialmente si "toma" su Bautismo en serio. Y luego está el cuidado de los pobres. Hoy hay gente pobre que no se ve, son los de al lado que solo se ven con los ojos del corazón. Y además está la pobreza espiritual.

Enseñar y curar: Enseñar significa enseñar cómo vivir el mensaje cristiano hoy, y curar también significa, y quizás lo más importante, cuidar las enfermedades espirituales. Y no es fácil. Y luego curar las complejas dolencias psicológicas de nuestro tiempo. Vivir y hacer vivir: para vivir es necesario vivir plenamente, como una madre que quiere dar a luz debe estar llena de vida. Si no tenemos vida, no podemos regalarla. El Evangelio es para todos. Para cualquier estado de la vida, pero en una familia es importante trabajar juntos.

 Cuando queremos construir una familia espiritual, debemos tener como ejemplo a la familia humana y, como dijo el Buen Padre, debemos mantener los pies en la tierra. Los religiosos deben tener los pies en la tierra para permitir que los laicos miren al cielo y así los consagrados puedan comprender mejor cuál es el medio concreto de la vida hoy. La familia se construye junta con roles claros, distintos, con límites precisos, si realmente queremos unir una familia en torno a un carisma. Hay que evitar los que Don Marco llamó embrollos y triangulaciones, en la práctica, favoritismos y relaciones poco claras y cualquier tipo de manipulación. Así se crece en “libertad real”, no solo proclamada. No se debe hacer para que una familia eclesial responda al declive de las vocaciones, ni hacer que tenga medio hermanas y medio laicos, dijo Don Marco. Se hace, por el contrario, para vivir plenamente el estado de vida que cada uno ha elegido. Hacemos una familia para estar juntos y, por lo tanto, es esencialmente una experiencia de relación. Las relaciones son dolorosas, pero si son genuinas, se vuelven fructíferas. El objetivo de la familia es, por tanto, actualizar el carisma, camino preferencial para alcanzar la madurez espiritual que consiste esencialmente en entregar la vida con humildad.

 Don Marco concluyó con 4 sugerencias para nuestra familia eclesial: 

  1. aspirar a que los más grandes carismas, como decía San Pablo, vuelen alto;
  2. gastar toda la energía en la formación de todos los componentes de la familia;
  3. desarrollar proyectos concretos una planificación concreta verificada y verificable
  4. evitar los bateadores libres, los corredores solitarios, sin mortificar la iniciativa personal valiente.

En verdad, mucha, mucha riqueza, entregada a la Familia Hijas e Hijos de la Cruz que luego resonó en el trabajo de los grupos y dio lugar a un intercambio de ideas y experiencias entre los diferentes grupos en un auténtico clima de escucha.

Chiavenna, Iglesia de San Lorenzo

 

Homilía del obispo Oscar Cantoni

6 de junio de 2020

 

            Queridos hermanos y hermanas que se reúnen aquí para representar a muchas otras personas de Chiavenna, el Valle, la Diócesis de Como y otros lugares.

            En el firmamento de Dios, durante veinte años ha brillado una estrella y esta estrella tiene un nombre y una historia: es la hermana Laura. Las estrellas son un punto de orientación para los marineros y nosotros, somos marineros muy agitados, muy temerosos que buscan una dirección y luego se vuelven hacia ella: una estrella brillante que brilla desde el sol de Dios.

            Es hermoso pensarla entre los santos de al lado, como los llama el Papa Francisco. Son personas completamente ordinarias, muy sencillas y humildes que irradian santidad a través de cada poro de su piel, con gran sencillez, naturalidad de la gracia de Dios. 

            Santa de la puerta de al lado porque la hermana Laura vivía entre nosotros, así que en un entorno como el nuestro, diría que es bastante común. Es parte de nuestra historia, nuestra tierra, nuestro camino de fe. También compartió las dificultades y dificultades, los sufrimientos y las lágrimas del pueblo de Dios, porque somos así, llenos de fragilidad y debilidad. Pero se convirtió cada vez más en la que ya se había dado a conocer como una persona viva en la tierra: una persona atractiva por su amabilidad, por su sencillez, por su capacidad de recepción, por su ternura, por su paciencia, por su delicadeza, por su compromiso con todos, especialmente con los pobres, los últimos, los jóvenes: así es como todos la sienten cercana.          

            Es muy interesante leer las oraciones que escribió todo el pueblo de Dios y que se registraron en el libro que está junto a su tumba. Son personas de todas las edades, desde niños hasta adultos mayores, adultos felices o atormentados: todos le hablan con confianza, mostrando su ternura, que es una virtud típicamente humana, pero también diría que es una virtud típicamente cristiana en un mundo tan lleno de crueldad, soledad, indiferencia. La hermana Laura era una mujer que vivía una vida llena de para todos, especialmente para aquellos que más lo necesitaban. 

                        Pero tenemos que ir un paso más allá y preguntarnos: "¿De dónde vino este corazón inmaculado, de dónde vino esta ternura espontánea? Vino del hecho de que Jesús lo miró con amor, como el recaudador de impuestos Matthew, quien ciertamente no era un pequeño santo, había sido visto con amor. Sabemos muy bien cuál era su profesión, pero Jesús, en un momento preciso de su vida, irrumpió en la historia de esta persona que, sintiéndose llamado, amado con ternura, decidió cambiar su vida y seguir a Jesús.

           Nos puede conmover el hecho de que la hermana Laura se sintió tiernamente amada por su Jesús, por su Divina Esposa. Quería imitarla en la cruz, asemejándola en todo y para todo, hasta que murió perdonando, porque esa es la novedad. Muchos, desafortunadamente, son asesinados por la maldad humana. Pero ella, ella murió, asesinada, perdonando, como Jesús desde lo alto de la Cruz. Este perdón es el fruto de una vida en la que, después de haber sido amada, se entrenó para el don de sí misma hasta el final, para el mayor don: entregar su propia vida, por amor, en perdón.

            Bueno, ciertamente tenemos razón al creer que la Iglesia muy pronto dará fe de que esta mujer es un hito para todos nosotros. Los beatos, los alabamos por su grandeza, son nuestros intercesores con Dios y, al mismo tiempo, se convierten en personas tan atractivas que nos ayudan y nos convencen de que la vida cristiana es hermosa, que la vida cristiana es atractiva, que la vida cristiana nos permite vivir una vida profundamente humana: la cultura de la ternura y la cultura de la misericordia.           

            Que sea pronto, para que podamos contarla entre el coro de los Bienaventurados y sentir que su intercesión por cada uno es poderosa con Dios la Trinidad y la Misericordia.

Amén

6 de junio de 2000: Sor Maria Laura, en “salida” para responder a una joven en dificultad fue traicionada y sacrificada a Satanás. Ella supo transformar aquella noche de tinieblas en una maravillosa experiencia luz con su “Aquí estoy, Señor, perdónales.”

Hubiéramos deseado celebrar el vigésimo aniversario de este “paso de Dios por Chiavenna”, con una elevación espiritual que se inspirase en las siete últimas palabras de Jesús en la Cruz, pero la pandemia ha suspendido todo.

Ahora, queremos recordar a Sor María Laura con sus palabras, las mismas que habíamos escogido para actualizar aquél gesto de Jesús Crucificado.

Sor María Laura perdonó de todo corazón porque vivió lo que había escrito: "La misericordia es la identidad de Dios que se manifiesta en actitudes de piedad, compasión, ternura, perdón, amabilidad, benevolencia ..."

"Les diré a los jóvenes que creer en Cristo significa ser capaces de amar y perdonar.”

 El obispo Maggiolini, entonces obispo de Como, escribió: "Tal vez muchos de nosotros en nuestro corazón sentimos un reproche secreto por usted, hermana María Laura, porque usted se expuso al riesgo y al peligro cuando era más sensato y prudente permanecer tranquila en su casa. Son razonamientos utilitarios. La caridad, por otro lado, es paciente, es benigna... no busca su propio interés, no se enoja, no tiene en cuenta el mal recibido ... Cubre todo, confía en todo, espera todo, apoya todo... Una cosa es la prudencia y otra es la ternura de aquel que da sin reservas.»

Y el Papa Francisco repite varias veces:

“Salgamos. Salgamos a ofrecer a todos la vida de Jesucristo...”

Sor Maria Laura amaba especialmente a Maria, Madre dolorosa al pie de la Cruz.  La contemplaba:

“María, Madre con el corazón traspasado, al pie de la Cruz, vivió su sí hasta el final, en su humilde puesto, con una fe sin fisuras. Comprendió mejor que nadie el corazón de su Hijo y en él nos introduce.

“Como María al pie de la Cruz, estamos llamados a estar junto a los crucificados de nuestro tiempo para compartir, servir, evangelizar la pobreza que encontramos en el camino.

También conoció momentos difíciles al vivir la voluntad de Dios. De hecho escribió:

"Yo, también, como Pedro, estoy tentada a decirte, ‘No te conozco.’ ...Sí, preferiría conocerte poderoso, fuerte, siempre victorioso ... por el contrario, debemos esperar: una larga espera, un aplazamiento doloroso que tiene el sabor de la derrota, del fracaso, del escarnio, del rechazo. No puedo esperar hasta que seas victorioso y Tú seas victorioso en mí.

El proyecto de vida de Sor María Laura era: "Hacer algo hermoso para los demás". Se entregó a manos llenas a todos, de diferentes maneras. Unos meses antes de su muerte, había escrito:

"Estar dispuesta a hacer todo por los demás, incluso hasta el punto de dar la vida como Jesús."

Pero siempre prestó una atención especial a los jóvenes. De hecho, por ellos, se entregó hasta el final.

Así hablaba de los jóvenes:

“... Pobres... Sí, porque a menudo desorientados, desarraigados, plagiados, sofocando un grito de vida sofocado.”

 "Siento la urgencia de acompañarlos y pedir ayuda a Jesús... no tienen un punto de referencia. Jesús, haz algo. Haznos comprender cómo ser tu mano, tu gesto, tu prolongación.

Consciente de su pobreza, a menudo se abandonaba al Padre:

"Señor, toma lo poco que soy y la miseria que soy. Te doy todo, que nunca me retire con la cómoda excusa de "No soy capaz". Para Ti, por el Reino, por su anuncio, que siempre sepa dar, darlo todo sin miedo, sin vergüenza, sin temer el resultado o el gesto despectivo.  Lo importante es decirte sí cuando me pidas mis 5 panes y mis 2 peces. Incluso si a otros no les gustan, aunque parezcan inútiles.»

¡La noche del 6 de junio, María Laura desgarró la terrible oscuridad con la fuerza de su fe invencible! Su rostro "crucificado" es un grito de luz y vida para el mundo.

Aproximadamente un año antes de su muerte, María Laura había dicho:

"Sintámonos en camino hacia un amor que va más allá de esta vida, hacia el Padre cuya mirada descansa tiernamente sobre cada uno de nosotros."

Y esto es lo que leemos en las notas que Sor María Laura dejó sobre la mesa de su habitación:

"Sobre todo, vivamos en la expectativa de su venida final, cuando me llame al Paraíso."

¡Desde allí arriba, la hermana María Laura, sigue "haciendo algo hermoso" por todos nosotros!

 

Sr. Beniamina Mariani,fdc

Elisabeth con AlessandraPermitid que me presente: Soy Elisabeth, una novicia de  Burkina Faso y pasé mi periodo de unos tres meses de experiencia misionera en la comunidad de Ponte di Nona en Roma.
Me gustaría compartir con ustedes algo que considero muy importante. En Italia, hay menos vocaciones religiosas y sacerdotales que en África, por lo que es más difícil "sembrar" ese deseo en el corazón de los niños.

En Ponte di Nona, tuve la oportunidad de participar en varios cursos de catecismo para dar testimonio de mi experiencia vocacional.
"¿Por qué quieres ser monja?" Era la pregunta más frecuente, pero había otras muchas: cómo y cuándo comencé a sentir la llamada, cómo reaccionó mi familia a esta elección, cómo conocí a las Hijas de la Cruz, si siento nostalgia por mi país, si me siento bien aquí en Italia y si quisiera volver, cómo veo mi futuro ...
Con alegría, traté de responder, contando mi historia con sencillez, destacando sobre todo el regalo recibido: el amor por Cristo, por el Evangelio, por los jóvenes y los pobres a quienes deseo servir con el don de mi vida.

MADONNA DE LA CONFIANZAAdemás, en la semana del 26 de enero al 2 de febrero, recibimos en la parroquia la imagen de la MADONNA DE LA CONFIANZA, especialmente venerada en el Gran Seminario de San Juan de Letrán en Roma.

Cada tarde, los seminaristas, de dos en dos, animaban la reunión de catequesis para los diferentes grupos de jóvenes reunidos en la iglesia con sus familias. Hablaban de su vocación personal y ofrecían su testimonio de vida siguiendo a Jesús, respondiendo a todas las preguntas formuladas por los chicos.

La semana tanto "mariana" y "vocacional", un biblista ofreció una catequesis nocturna a adultos con meditación sobre la parábola del sembrador del Evangelio de Marcos (4,1-20). Insistió en confiar en Dios y también en uno mismo: no hay vida sin dificultades, pero uno debe "mantenerse” con la confianza puesta en Jesús sufriente.

El cardenal y los jóvenesEn la tarde del viernes 1º de febrero, Su Eminencia el Cardenal Angelo De Donatis, Vicario General del Papa Francisco para la Diócesis de Roma, se reunió con nosotros para conocer a los jóvenes de la Prefectura.
¡Quedamos sorprendidas de semejante  participación!

A través de un diálogo sencillo y directo, el cardenal respondió las preguntas preparadas por los jóvenes de las diferentes parroquias.

En particular, al comunicar la  historia de su vocación personal, dijo que la oración fue la fuerza que alimentó su confianza en Aquel que lo llamó y le dio el coraje de responder Sí a su misión de amor.

El cardenal y la comunidadFinalmente, el domingo 2 de febrero, en la solemne concelebración de las 10, agradecimos al Señor por el don de vocaciones en la Iglesia.

A lo largo de toda la semana, nuestra comunidad oró por las jóvenes en formación en nuestra congregación y por aquellas que están buscando  su propia vocación.

Elisabeth, una novicia de  Burkina Faso

Celebración con los seminaristas

De repente, nosotros que nos creíamos los dueños de todo y de todos, nos sentimos impotentes, heridos, frágiles inseguros.

En nuestras ciudades agitadas, en nuestras calles ruidosas y abarrotadas, ha descendido un SILENCIO desconocido que hace "MUCHO RUIDO" porque, de repente, grita a nuestros corazones verdades que nunca hemos considerado.
Todos los espacios que acogían grupos de personas están vacíos, están cerrados. Incluso los sacerdotes celebran la Santa Misa a puerta cerrada.

Las escuelas están cerradas, pero las relaciones continúan, aunque de una manera diferente: ¡ Po fin las redes sociales se usan de manera positiva!
En las grandes ciudades, nos comunicamos desde los balcones y ahora sabemos todo sobre los vecinos. Se está creando una hermosa red de solidaridad y se inventan nuevas formas de estar juntos.
Cita todos los días a las 6 p.m. para cantar juntos desde los balcones el himno de Mameli, canciones de ayer y de hoy en vivo y en directo. Y también el deseo es unirse a los médicos, al personal sanitario y a todos aquellos que se dedican día y noche a los enfermos, para expresar la  gratitud desde todo el país.

Es increíble, pero sentimos que estamos en un mundo desconocido y estamos redescubriendo de manera nueva todo lo que, en nuestra vida diaria, parecía obvio y no atraía nuestra atención: la familia, la comunidad, la fraternidad…
¡Qué redescubrimiento el de la oración hoy, y cuánta oración se eleva a este Dios que, para muchos, parecía no tener derecho de "ciudadanía" entre nosotros! Sí, un simple virus ha  conmocionado  al mundo entero... Y los que creemos que somos "omnipotentes" con los descubrimientos de la ciencia y la tecnología, nos damos cuenta de que el futuro no está en nuestras manos, sino solo el presente. Hay alguien que escribió: "Sé que Hoy no tengo nada más que este pequeño día para darle a Aquel que me llama todos los días, pero ¿cómo puedo decir que sí todos los días si no le doy este pequeño día de hoy? Dios tiene mil años para hacer un día; yo solo tengo un día para hacer algo eterno: HOY ".
La Iglesia está cerca de la gente y vamos a señalar  solo unos pocos gestos significativos que han marcado a la comunidad.

Fue muy significativo el gesto del Papa que el domingo 15 de marzo, poco después de las 4 p.m., fue a Santa María Maggiore para rezar y rendir un homenaje floral a la Virgen, "Salus populi Romani".
Luego, haciendo una parte del camino a pie, fue, en peregrinación, a la iglesia de San Marcello al Corso, donde se encuentra el crucifijo milagroso que, en 1522, fue llevado en procesión por los distritos. de la ciudad para acabar con terrible peste  en Roma. Aquí también, hizo un homenaje floral y rezó para que este flagelo sea erradicado en todo el mundo.

El arzobispo de Milán, Mario Delpini, el miércoles 11 de marzo, subió a las terrazas del Duomo y dirigió una conmovedora invocación a María, a la Madonnina, símbolo religioso y civil de Milán. La oración es un mensaje-video de apoyo y aliento para todos los fieles de la diócesis.
 « O mia bela Madunina che te dominet Milan
consuela a las personas que más sufren en nuestros hospitales y hogares; Apoya la fatiga de sus hijos en el cuidado de los enfermos. infunde sabiduría en las decisiones; ayúdanos a rechazar las imágenes de un Dios distante, indiferente y vengativo; no nos olvidemos de quienes sufren cerca y lejos por lo absurdo de la guerra, la injusticia de la miseria. Estas son algunas de las palabras de la oración que el Arzobispo de Milán dijo al pie de la estatua de Nuestra Señora que se eleva sobre la catedral de Milán.

El párroco de Castiglione d'Adda el 24 de febrero, después de celebrar solo, en una iglesia vacía, sin fieles, salió a la plaza de la iglesia con las vestiduras sagradas,  y, con el Santísimo Sacramento, idealmente bendijo a todo el pueblo Y el pueblo de Castiglione d´Adda, en el centro de la zona de aislamiento debido al virus, permanecía desierto, silencioso. El único susurro era el del miedo. Estas son algunas palabras del párroco: "Hay muchas preocupaciones en la comunidad, pero todos nos mantenemos unidos, en una red de profunda unidad. El clima es un clima de sufrimiento, pero hay una participación real de todos", y dirigiéndose a sus fieles, les alentaba: "Los invito a aumentar su oración. Nos sentimos impotentes ante estos hechos. Yo también lloré ante la estatua de Nuestra Señora, pero rezar ya es esperar".

La Conferencia Episcopal Italiana invitó a todas las familias, a todos los fieles, a todas las comunidades religiosas a rezar el jueves 19 de marzo, en la fiesta de San José, Guardián de la Sagrada Familia los Misterios de la luz del rosario, reunidos en casa, simbólicamente al mismo tiempo: a las 9 p.m. Se pedía exhibir en las ventanas de las casas una pequeña tela blanca o una vela encendida. El Papa, unido a todos, presentó así la oración:" Esta noche rezamos unidos, confiando en la intercesión de San José, Guardián de la Sagrada Familia, guardiana de todas nuestras familias. El carpintero de Nazaret también experimentó precariedad y amargura, preocupación por el futuro; pero a veces sabía cómo caminar en la oscuridad, siempre dejándose guiar sin reservas por la voluntad de Dios”.

Sr Carolina Malacarne, fdc

 

Del 21 de enero de 2020 al 3 de febrero de 2020, he estado en Costa de Marfil para conocer mejor el carisma de las Hijas de la Cruz viviendo también en otras comunidades con las Hermanas y con los pequeños y los pobres a los que son enviadas, Era agradable vivir juntas compartiendo todo como un regalo en  total sencillez: encuentros y diferentes experiencias conjuntas. A veces pude colaborar, otras veces sencillamente observar, escuchar, dialogar y rezar juntas. Siempre he acogido todo en mi corazón, tratando de hacer un tesoro de cada momento.

Recibí una cálida acogida en Abidjan, Boniérédougou y Khorogo. Las hermanas estuvieron muy atentas expresándolo en  mil gestos: tanto la que  vino a recogerme, la que me acompañó: flores, tarjetas, agua, comida sabrosa, sonrisas; Me sentí como en casa en cada una de las tres comunidades.

            La primera etapa fue la comunidad de Boniéré. Entre otras cosas, las hermanas me ofrecieron la imagen de Jesús Misericordioso, a quien amo de una manera particular, porque fue  importante en la elección de mi vocación... Contemplé la naturaleza, los frutos y flores buenos y hermosas. Me levanté temprano por  la mañana con la canción del muecín y el gallo... cansada, pero con la alegría de ir juntas a la Eucaristía para extraer la energía necesaria para comenzar el día, con la gratitud y el entusiasmo con el  que las hermanas me "infectaron".

Con las hermanas Marie, Clémentine y Adèle, visité la escuela, sus grandes clases, mal equipadas, donde hay algunos niños adoptados a distancia. También visité el sector sanitario donde había dos madres con bebés y me regocijé en el regalo de la vida. Debido a los robos de gallinas y huevos que sufrieron las hermanas, también conocí el gran gallinero, construido por las hermanas, hace ya unos años, para dar un futuro a muchos jóvenes en dificultades. Observé cómo trabajan las hermanas en la huerta, cómo cuidan gallinas y patos... y cómo acogen a las diferentes personas que vienen a la comunidad. Hay quienes llegan en busca de  un poco de escucha y fraternidad, quienes piden una ayuda porque les falta leche para el recién nacido, quienes demandan ropa, etc. Las hermanas están disponibles y activas en todo. Había varias actividades: catecismo con muchos niños y jóvenes... y otras reuniones en el pueblo, yendo a los pobres... Todos muy laboriosos, incluso los niños que sacan agua del pozo, las mujeres con cestas pesadas en la cabeza, los niños que juegan con sus hermanitos. La misa dominical con muchas canciones y gestos de ofrenda, todo al servicio de todos... llevando el Evangelio con vida, con amor. Conocí a mucha gente: siempre apretones de manos e intercambios de sonrisas y de algunas palabras... 

Después de unos días, partimos hacia Korhogo y nuevamente viajamos por caminos llenos de baches, casi intransitables, a veces asfaltados, a veces arcillosos y siempre, en los bordes, vendedores de plátanos, animales salvajes cazados, telas tejidas a mano. Todo muy colorido. La comunidad de Santa Isabel vive junto a muchos niños vivos y alegres, está muy cerca de una escuela, requerida por el obispo hace unos 60 años, para educar a las niñas que no eran acogidas por las escuelas locales. Por la noche, fuimos a una fiesta parroquial y allí conocí a las hermanas de la comunidad de Saint André Hubert, Casa Regional, y también a hermanas de otras congregaciones que viven su misión en la misma ciudad... Con las hermanas Janine, Emmanuelle, Giovanna y Denise, visité el centro don Orione Antenne en Korhogo y recibí sonrisas, saludos, encuentros y explicaciones sobre la misión con jóvenes y niños con discapacidades, recibidos con sus familias. El centro es lugar de misión de cuidado y de atención a las personas y a los enfermos para poder ponerles en pie y hacerles revivir, como pude percibirlo a través de sus testimonios. Las personas curadas son los frutos del árbol de la vida formado con hojas de colores, a lo que cada uno aporta su contribución y en el conjunto son todos dones del Amor acogido y entregado. Conocí, por ejemplo, a una niña que tenía problemas de audición y ahora trabaja en el centro, a un niño con miembros amputados que recibió ayuda y asistencia y muchas otras hermosas historias de vida nueva, de alegría, de verdaderos encuentros que cambian la vida, en la compasión y el servicio, inclinándose con amor y cosechando frutos de la comunión.

Conocí la historia de Alfonse, secretario en esta estructura, instrumento de la Misericordia, disponible para las hermanas y para todos los pequeños y pobres. Pertenece al grupo de Amigos Hijas de la Cruz, vive plenamente el carisma ayudando y viviendo con niños enfermos, acogidos en su familia, además de sus tres hijos: un ejemplo de don total de vida, en la alegría, y sin cansarse, con amor.

En Korhogo Eucaristía también cada día, y reuniones... Gracias a Dios ... Hermana ... todo esto en nombre de la acogida y de la gratitud al Señor y a las hermanas. Luego visité el Centro Jubileo para enfermos mentales, inaugurado en el año 2000, año del martirio de la Hermana María Laura, uno de cuyos pabellones le está dedicado. En el Centro Jubileo, se decidió acoger a los enfermos con sus familias, por lo tanto, menos enfermos pero más atención a las personas, lo que les ayudó a reintegrarse en la sociedad y en la familia, ofreciéndoles un empleo en la granja administrada por las Hermanas. Allí también "de la Cruz nace la vida". En el punto central, hay una hermosa capilla y a su alrededor varios pabellones donde hay algunos residentes enfermos y otros, en su mayoría ambulatorios. Los enfermos que pueden, trabajan en la granja donde se crían pollos y cerdos, donde se producen huevos, frutas y verduras... Un día, visité la ciudad de Korhogo y los mercados de artesanías: Conocí a algunos artistas, en particular a un escultor musulmán, amigo de las hermanas, que crea hermosas estatuas de la Virgen y de la Sagrada Familia: el multiculturalismo y la interculturalidad vividas, intercambiando algo de uno mismo, en amistad, en diversidad, en el encuentro y el camino conjunto.

Y finalmente  Abidjan. Aquí también una cálida acogida, después de un largo viaje en dos autobuses... Acompañadas y acogidas providencialmente en la comunidad ampliada: Hermana María, Hermana Hélène, Hermana Marthe, Hermana Gracie, Hermana Françoise, Hermana Charlotte, Hermana Tahiry, Hermana Emmanuelle… Cuánta alegría de conocerse y de estar juntas, llamadas a Su Luz. Y aquí es domingo: Fiesta de la presentación de Jesús en el templo y día de la vida consagrada... "Tomo en serio el compromiso de mi bautismo", nos recordó la hermana Tahiry en su testimonio después de la homilía. Las Hijas de la Cruz solo hace cinco años que están en Abidjan, pero ya viven allí con gran entusiasmo sumergiéndose juntas en los lugares, expresión del Amor del Señor que se entrega y nos hace capaces de darnos por los hermanos y por Él: centro de nuestra vida. Almorzamos juntos con muchos hermanos y hermanas consagrados para celebrar la fiesta... que continuamos en casa durante una tarde de diálogo, compartiendo episodios de la vida. Finalmente, el último día, descansé un poco antes de partir, después de esta primera hermosa experiencia afro-marfileña. Realmente recibí mucho de todas las personas que conocí en el camino, agradezco a todos en oración, y espero traer la luz, la alegría, la calidez que recibí y compartir estos tesoros para que yo también pueda ser una semilla de trigo que produce fruto.

Milena

 

"Alégrate… No tengas miedo… Nada es imposible para Dios”

 

(Del 2 al 5 de Enero, ha tenido lugar en Roma el Campo para los grupos de jóvenes que están en relación con nosotras, campo consagrado este año a María.)

 

Había una veintena de participantes y los animadores eran Andrea, Roberta y  Chiara, con Sor Alessandra, Sor Mirella y Elisabeth, novicia en periodo de formación en Roma.

En la Basílica de SANTA MARÍA LA MAYOR, Don Fabio Bartoli guió la reflexión del grupo profundizando en la personalidad de María a través de los Evangelios. Después Marta, excelente guía, acompañó la visita de la Basílica y condujo al grupo a la Basílica de S. PRASSEDE.

En la Basílica de STA. MARÍA IN TRASTEVERE, brillante de luz y llena de fieles, compartimos un tiempo de oración con la Comunidad de San Egidio.

El prior de la Basílica de SANTA SABINA, el hermano Philipp Wagner, guió la visita, volviendo sobre los siglos de historia de los restos arqueológicos de una villa romana bajo los cimientos de la iglesia. Reunidos en la pequeña celda de Santo Domingo, compartimos la oración a María "mujer de escucha, mujer de decisión, mujer de acción".

Se dedicó una mañana entera a la Basílica de SAN PEDRO  y el domingo por la mañana, el grupo quiso  regresar para participar en el Ángelus con el Papa Francisco.

Se vivió un momento muy especial en la Basílica de la STA. CRUZ DE JERUSALEM. Don Antonio Panfili, Vicario Episcopal para la Vida Consagrada en la Diócesis de Roma, envió al grupo a meditar sobre la Pasión del Señor a través de la explicación precisa de las Reliquias de la Santa Cruz, encontradas y traídas a Roma por Santa Elena, madre. del emperador Constantino, en el siglo cuarto. Ante la imagen de la Sábana Santa, reproducida en las dimensiones del original guardado en Turín, el grupo rezó en silencio, conmovido e incluso perturbado por los signos dolorosos de la Pasión. Finalmente, la oración fue dirigida a María "mujer de dolor y virgen de esperanza", para que "siempre dé cuenta de la esperanza que hay en nosotros y detenga con Ella las innumerables cruces en las que su Hijo todavía está crucificado". .

Junto con estos intensos momentos de renovación espiritual, hubo muchos otros momentos de alegría y diversión, caminando por las calles y plazas de los romanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Universidad  Pontificia de Santa Cruz en Roma, Plaza de  S. Apollinare, el 5 de diciembre de 2019 organizó una jornada de estudio sobre la Vida Consagrada y la Nueva Evangelización hoy.

A la luz de las enseñanzas del Papa Francisco, la iniciativa quiso ofrecer ”una oportunidad para debatir y profundizar sobre los desafíos culturales, espirituales y pedagógicos que afectan hoy a la identidad y misión de las personas consagradas ".

Ante un gran grupo de oyentes, los oradores ilustraron diferentes aspectos del tema elegido.

Por la tarde hubo varios testimonios de hombres y mujeres religiosos.

Sor Lucía Bellotti fue llamada a presentar su experiencia de evangelización en las Prisiones de Rebibbia en Roma.

Sor Lucía es una Hermana Hija de la Cruz de Italia y durante 25 años vive su misión en el ambiente de la prisión. Su presencia discreta y constante le ha permitido colaborar con la realidad compleja y profundamente herida de los detenidos. Junto con los capellanes de la prisión, Sor Lucía ha tratado de establecer relaciones humanas y cristianas con cuantos están cumpliendo penas de prisión muy severas.

Así es como presentó su experiencia de evangelización en el ambiente de la prisión: Mi nombre es Sor Lucía y soy una Hija de la Cruz.

Mi Congregación surgió en Francia después de la Revolución Francesa de dos santos: un párroco, San Andres Huberto Fournet, y una joven noble, Santa Juana Isabel Bichier des Ages.

Durante muchos años he vivdo mi profesión de enfermera en diversos Hospitales y Casas de reposo en varios lugares de Italia.

Hoy, sin embargo, desde hace más de 25 años, estoy llevando a cabo mi misión como voluntaria aquí en Roma en la Circondariale di Rebibbia y en la sala reservada a los prisioneros del Hospital Pertini.

  • ¿Por qué ha tenido mi vida este inesperado "giro"?

Todo comenzó con el encuentro con un prisionero ingresado en el Hospital S. Flippo Neri donde trabajaba.

En el momento de recibir el alta, me dijo muy emocionado:

"No me abandonéis ...".

         Ese grito procedía de su profunda necesidad de recibir “gestos de humanidad” y de oír “palabras de esperanza”...

Me sentí profundamente afectada... y no sólo yo, sino también mi comunidad ...

E inmediatamente nos sentimos interpeladas: ¿QUÉ NOS ESTABA PIDIENDO EL SEÑOR?

Con otra hermana empecé a ir a la cárcel de  “Regina Coeli” una vez a la semana, haciendolo compatible con otros compromisos

Poco a poco, las visitas se hicieron más frecuentes, los contactos se multiplicaron ... hasta convertirse en una verdadera "misión" a tiempo completo que la misma Congregación me confió ...

Para seguir el testimonio completo se puede ir a este enlace.

Gracias Sor Lucia !

« En tu vida debes hacer algo hermoso para   los demás ». Estas palabras acompañaron a Sor Maria Laura, hija de la cruz, desde su adolescencia, durante toda su vida al servicio de los demás. Son palabras que acompañaron y fundamentaron (colorearon) la experiencia que hemos vivido en el mes de junio y comienzos de julio, acompañando a los grupos de Grest que decidieron venir a Chiavenna para conocer la “hermosa Historia” de una persona que, a los ojos de muchos, puede ser considerada santa. El paquete “Paseo por Valchiavenna”, propuesto a los oratorios de Lombardía, atrajo numerosos grupos, unos 20 más o menos, que venían no sólo de la diócesis de cómo, sino también de las limítrofes, un total de más de 1.000 niños/as, adolescente y acompañantes.

Una propuesta ganadora en una ocasión especial, que nos ha permitido, en primer lugar, acercarnos a la persona de Sor Maria Laura, para conocer sus aspectos más sencillos y ocultos que, a menudo,  tienen el riesgo de permanecer en segundo plano respecto al hecho de su martirio; en un  segundo tiempo, nos ha permitido de ser testigos de ello, poniendo en práctica lo que ella deseaba para cada joven, es decir, que todo joven realice algo bello en su vida y lo realice para los otros.

Las jornadas se han organizado con un primer tiempo de introducción en el “cine- teatro Vittoria”; luego los grupos se dividían en tres pequeños grupos de acurdo con las franjas de edad, para visitar los lugares más significativos: la habitación de Sor Maria Laura, la iglesia de San Lorenzo y el lugar del martirio.

Junto a la habitación, situada en la antigua casa de las Hijas de la Cruz, hoy sede de la “Comunidad Montana”, las hermanas nos han acompañado para conocer la vida de Sor Maria Laura, en particular, el amor que tenía a sus privilegiados, los pequeños, los jóvenes y los pobres, a quienes se daba de forma humilde y silenciosa, con la certeza de que en los otros podía encontrar a su Jesús.

En la iglesia de San Lorenzo, además de visitar su tumba y de conocer el sentido de su presencia en ese lugar, recordando el proceso que, como lo esperamos, nos la haga “santa entre los santos”, los grupos se han acercado a los orígenes de su historia espiritual y como se fue preparando para llegar a ser una Hija de la Cruz.

Al final, en la calle Poiatengo, los grupos han podido conocer la historia de sus últimos minutos, de su martirio, ocurrido entre el asesinato y la luz que brotó de su perdón. Una historia que a los ojos de cualquier persona puede aparecer mala, triste, absurda, pero que a los ojos de un cristiano aparece como una hermosa historia porque está impregnada de amor, de ese amor que resiste al mal, que resiste a la muerte… el amor que perdona en el momento más trágico, así como los hizo Jesús en la cruz.

Para añadir también a esta propuesta la belleza de la naturaleza, los grupos han podido recrear sus ojos con las maravillas de nuestro valle, de manera especial marchando hasta las cascadas de l’Acquafraggia, con una pausa en el “agroturismo” de Aquafracta, para un tiempo de granja-escuela.

El hecho de acompañar a estos grupos h sido para nosotras un regalo, pues nos ha permitido profundizar en la historia de esta pequeña gran mujer y de contarla a quienes han optado por venir a Chiavenna desde lejos.

El hecho de saber que su historia no queda encerrada en las montañas de nuestro valle nos cola de alegría, pues semejante tesoro no puede ser guardado celosamente, al contrario tienen que ser compartido generosamente, de manera que la vida de quien la escucha pueda ser transformada por el amor que irradia.

Cada día nos llevábamos a casa los ojos admirado de niños y chavales que en silencio nos han prestado atención y escucha mientras les contábamos los detalles de esta historia. Una historia que suscita muchas preguntas y el deseo de querer profundizar, comprender, conocer, Una historia que deja rastros de amor en el corazón de quien la escucha y que invita a amar plenamente en la vida de todos los días, haciendo así concreto el amor que Sor Maria Laura ha querido enseñarnos dando su vida.

Y, por supuesto es bien cierto que el grano que muere puede dar mucho fruto.

Por el grupo de los organizadores Cinzia Zarucchi       

Roma, 13 de mayo de 2019

Del 1 al 11 de mayo las hermanas de la comunidad de Acogida de Roma tuvimos la alegría de acoger entre nosotras a Sor Helena, superiora general de las hermanas de Ntra. Señora de la Compasión.
Con ella llegó también Sor Susana que venía a participara en la Asamblea de UISG (Unión internacional de Superioras Generales). Hemos vivido con toda sencillez un tiempo de conocimiento y de comunión fraterna.

Hemos tenido la posibilidad de escuchar con gran interés las noticias de las hermanas de la Alianza: para ello se concretizó el momento favorable para conocernos, el momento de hacer la experiencia
de que estamos muy bien juntas, y de hacer crecer en todas nosotras el deseo de más ocasiones de fraternidad y de mutuo compartir.
Sor Helena, con la ayuda de unas diapositivas, nos presentó su congregación en su realidad y sus obras, y ¿cómo no sentirse en comunión con mayor deseo de otros momentos de compartir, de más relaciones, de otros encuentros? Sí, hemos saboreado la vida y un sueño de porvenir se ha instalado en cada una de nosotras. Agradecemos a Sor Susana, a Sor Marthe y a sus respectivos Consejos por haber abierto ese camino de novedad para adherirse a la obra del Espíritu que hace nuevas todas las cosas y nos renueva a cada una de nosotras.

« Gracias Sor Helena por tu afabilidad y tu sencillez: has sido encantadora para nosotras, el tiempo
que hemos vivido en comunión nos ha manifestado más aun la belleza de la vida religiosa.»
Unidas, se va lejos.

Avancemos unidas, dejémonos conducir por el Espíritu y que nuestros sueños de futuro se hagan
vida surgente con la bendición de nuestros fundadores y fundadoras.

Gracias Sor Susana, tú también has sido encantadora estos días, y en la unión hemos sentido con fuerza que un camino nuevo se abre para nosotras: El Espíritu nos llama bogar mar adentro.
Las hermanas de la comunidad de la Acogida de Roma con todo agradecimiento.

Sierva de Dios
Mar 26, 2019

Enrica Lattanzi, Sondrio martes 12 de marzo de 2019
La religiosa de la Congregación de las Hijas de la Cruz fue asesinada por tres chicas menores el 6 de junio del 2000, víctima de un ritual satánico mortal.


Sr Maria-Laura, Sierva de Dios, está ahora aquí, en este lugar que fue “su iglesia”. Lo que estamos viviendo no es una anticipación de la beatificación sino un acto obligado, teniendo en cuenta la fase avanzada del camino normal que la Iglesia diocesana ha comenzado.
Con estas palabras, Monseñor Andrea Caelli, Arcipreste de Chiavenna (Sondrio), introdujo el lunes pasado la misa presidida por el Obispo de la diócesis de Como Oscar Cantoni, con ocasión del traslado de los restos de Sr Maria Laura Mainetti.
La religiosa de la Congregación e las Hijas de la Cruz fue asesinada por tres chicas menores el 6 de junio del 2000, víctima de un ritual satánico mortal. El traslado desde el sepulcro del cementerio de Chiavenna a la Capilla de San Juan Nepomuceno, en un ala lateral de la Colegiata de San Lorenzo, se efectuó el pasado 26 de febrero por la mañana, en un clima de recogimiento y de emotiva participación, nos explica el Arcipreste.

El Obispo de Como, Oscar Cantoni, de rodillas ante la tumba de Sr Maria Laura Mainetti después del traslado.

“Teniendo en cuenta el personal que llega de todas las regiones de Italia, que se recogen ante la tumba de Sr Maria Laura – añade Monseñor Caelli – hemos pensado en ofrecerles la posibilidad de tenerla más cerca y de facilitarles la visita” La fase diocesana de la causa de beatificación (abierta en octubre de 2005 y concluida en la primavera de 2006) habiendo terminado la positio en la Congregación para las causas de los Santos (en el verano de 2017), « hemos decidido proceder al traslado ».
« La memoria de Sr Maria Laura, humilde y dulce Hija de la Cruz, no se ha borrado en estos años. Su recuerdo se mantiene siempre vivo, no sólo en su Congregación religiosa, ni
exclusivamente en esta Comunidad parroquial, sino que se extiende a todo el valle de Chiavenna, se propaga por toda la Diócesis de Como y se extiende a la Iglesia entera » Así se ha expresado el Obispo Cantoni en su homilía en la Colegiata demasiado pequeña para acoger a todos los fieles reunidos y a las decenas de sacerdotes concelebrantes.
« A fin de que Sr Maria Laura esté a nuestro lado – ha retomado el prelado -, hemos pedido que pueda reposar en su parroquia, donde siguió a Jesús en una noble sencillez, amando y sirviendo a los hermanos más débiles hasta el final ».
Cantoni ha recordado que “la reputación de santidad que se desarrolla y crece respecto a Sr Maria Laura es la prueba más convincente de que ella deberá ser presentada por la Iglesia en un futuro próximo, que esperamos no lejano, como modelo ejemplar para todo el pueblo de Dios. La muerte tan dramática de Sr Maria Laura no es más que la culminación final de toda una vida ofrecida al Señor, entregada totalmente al servicio de los hermanos”.
Sr Mainetti ha hecho suyo el Evangelio: en particular “en la atención educativa a la juventud - dijo también el Obispo- se dedicó a la formación humana y cristiana de los adolescentes y de los jóvenes”.
Un ejemplo a seguir, para que nuestras comunidades cristianas sepan enseñar a las nuevas generaciones el arte de vivir »
“Sr Maria Laura nos acompaña y nos llama a nuestro deber absoluto (para ser y no sólo llamarnos cristianos), a honrar y servir el Cuerpo de Cristo que son los pobres. los desgraciados, los que la sociedad descarta”.
Al final Cantoni se ha orientado hacia “María, madre de la Misericordia, venerada en Gallivaggio, pero cuya estatua se conserva en esta misma Colegiata (el santuario actualmente es inaccesible a causa del desprendimiento de la roca en mayo de 2018), para que ella acompañe y sostenga la nueva fase del sínodo diocesano que comienza”

¿ Quién es ella ?

Teresina Mainetti – Es el nombre de bautismo de la futura Sor Maria Laura – nacida en Colico (Lecco) el 20 de Agosto de 1939, décima hija de mamá Marcellina y de papá Stéfano.  “Debes hacer de tu vida algo hermoso para los demás”. Esa invitación que un sacerdote le dirigió en la confesión, Teresina, Teresina la acogió como proyecto de vida.

A los 18 años, entra en la congregación francesa de las hijas de la Cruz: en Agosto de 1959, pronunció sus primeros votos, tomando el nombre de Sor Maria Laura, y cinco años más tarde hizo sus votos  perpetuos en La Puye en Casa madre de la Congregación. Entregó su vida a la misión entre los niños, los jóvenes y las familias en Vastoà (Chieti), Roma, Parma, hasta su llegada a Chiavenna en 1984. En 1987, allí fue nombrada responsable de la comunidad. Sus hermanas la describen como “infatigable y serena, siempre dispuesta a remangarse cuando descubría una situación de alguna dificultad”. Firmaba siempre al completo:   Sor Maria Laura Hija de la Cruz. Pocos meses antes de su asesinato, escribió a una hermana: “Te deseo buscar y encontrar entre los pobres y en la cotidianeidad… Y serás auténticamente feliz”.

Diario « Avvenire », 12 de marzo de 2019

 

Sr Maria Laura
Mar 25, 2019

Se han reunido en el lugar del delito de Sor Maria Laura Mainetti, donde hoy, un monumento recuerda el asesinato de la Hermana de Chiavenna, las Hijas de la Cruz, que llegaron ayer a la ciudad, provenientes de toda Italia, pero también de Francia y de Canadá, para participar en la ceremonia del traslado de los restos, del cementerio a la parroquia de san Lorenzo.
Alrededor de las 17h, la cita para la oración en la calle Poiatengo con el canto compuesto en honor de Sr Maria Laura que se titula « Raggio di Luce » (« Rayo de luz»): un momento de intensa emoción, de profunda participación. En seguida, Sr Beniamina, cargada con el dossier sobre la vida de su hermanaos ha confiado su testimonio…
Al principio escribí su vida, y después, pocos años más tarde, he tratado de recoger todo lo que hemos encontrado escrito por la mano de Sr Maria Laura que no era un diario sino puntos de reflexión un poco espirituales.
Y entonces, ha resultado un grueso volumen…
No, el segundo no ha sido tan grueso porque ella no escribía mucho, pero era suficiente para definir su personalidad espiritual que ignorábamos porque era una persona muy humilde, muy silenciosa que no quería aparecer. Y de esos pocos escritos, hemos descubierto verdaderamente su persona.
¿Qué tipo de persona era y porqué debería ser beatificada?
Cuando comenzó su vida religiosa, dijo que quería hacer algo hermoso para los demás. En su vida, verdaderamente hizo algo hermosos para los otros; tenía predilección particular por las personas en necesidad, pero también por las jóvenes que sentía que vivían en un mundo que no les ayudaba, que más bien les abandonaba.
Luego, en realidad ¿fue traicionada por algunas de esas jóvenes?
Sí, desgraciadamente… De hecho, eran menores y por tanto, no nos damos cuenta de que tenía razón cuando decía que el mundo dejaba a esas jóvenes en la indiferencia y esto es la realidad. Pero ella siempre les ha llamado “mis jóvenes”

Elisabetta Del Curto, Telifonica Sondrio News
(12 de marzo de 2019)

 

Testimonianza di suor Beniamina (in italiano)

El cuerpo de Sor Maria Laura Mainetti descansa en la Colegiata de Chiavenna.
Palabras del obispo
Os ofrecemos la homilía del Obispo Oscar Cantoni.


Queridos hermanos y hermanas, se han proclamado dos textos de la Palabra de Dios que señala el calendario litúrgico de hoy, lunes de la primera semana de Cuaresma.
Es sorprendente como esas lecturas que no hemos escogido para esta ocasión sino que nos han sido dadas por la liturgia son perfectamente adecuadas a la ocasión para la que nos hemos congregado en esta colegiata de Chiavenna.
El Señor nos acompaña y nos alimenta siempre con su Palabra en cada situación histórica que vivimos. Nos permite interpretar a su luz los acontecimientos felices o tristes que componen un diseño, que a nuestros ojos se presenta, a menudo, como inarmónico, pero que el Señor orienta y reconduce siempre para el bien, elevándolo al mejor nivel.
La memoria de Sr Maria Laura, humilde y dulce Hija de la Cruz, no se ha borrado en estos años.
Su recuerdo está siempre vivo, no sólo en su Congregación religiosa, ni exclusivamente en esta comunidad parroquial, sino que también se extiende por todo el valle de Chiavenna, se propaga por toda nuestra Diócesis de Como y se extiende a la Iglesia entera.
Lo testificáis vosotros mismos, que tan numerosos habéis venido esta tarde de todas partes.
Para que Sr Maria Laura está más cerca de nosotros y para que podamos invocarle ante sus restos, hemos pedido y hemos conseguido que pueda descansar aquí, en este lugar que fue y que permanece siendo su parroquia, donde siguió a Jesús con tanto ardor y en una noble sencillez, amando y sirviendo a sus hermanos más pobre hasta el final.
Esta tarde Sr Maria-Laura, haciéndose eco de la Palabra de Dios que hemos leído en el Levítico, nos repite: “Así habla el Señor, sed santos porque yo, el Señor vuestro Dios, soy santo”.
Todos nosotros, bautizados, estamos llamados a la santidad que puede desarrollarse en el fondo de una existencia sencilla y sin apariencia.
Nuestra santidad será una santidad cotidiana, ordinaria, que trasmite y testimonia la alegría del Evangelio dentro de las situaciones más comunes, en las circunstancia de la vida en las que nos encontremos.
El Espíritu Santo sabe cómo utilizar nuestros dones personales y más aún, nuestros caracteres específicos, que a menudo, pero no siempre son los más adecuados para plasmar en nosotros la imagen de Jesús y representar en lo concreto, para Él, el rostro de la ternura y de la Misericordia de Dios Padre, el Santo por excelencia.
Nos se precisan gestos extraordinarios. La santidad se desarrolla mediante pequeños gestos
particulares que cada cual inventa para aportar serenidad a los hermanos tristes, consolar a los
afligidos, socorreré discretamente a quienes no se atreven a pedir ayuda.La reputación de santidad que se desarrolla y crece respecto a Sr Maria Laura es la prueba más convincente de que ella deberá ser presentada por la Iglesia en un futuro próximo, que esperamos no lejano, como modelo ejemplar para todo el pueblo de Dios. La muerte tan dramática de Sr Maria
Laura no es más que la culminación final de toda una vida ofrecida al Señor, entregada totalmente al servicio de los hermanos con los que el Señor ha querido identificarse.
“Lo que habéis hecho a cada uno de mis hermanos, me lo habéis hecho a mí mismo” como lo hemos oído en el Evangelio que acabamos de proclamar.
sí Sr María Laura, que realmente nos acompaña desde el Paraíso y nos mantiene en los vínculos del amor y de la comunión, en nuestro camino de fidelidad al Señor Jesús y en el servicio de amor respecto a nuestros hermanos, nos llama a nuestro deber absoluto (si queremos ser cristianos y no sólo decirnos cristianos), de honrar y servir el Cuerpo de Cristo que son los pobres, los desgraciados, los que la sociedad descarta, los que el Señor nos envía como migrantes, que han atravesado, no sin fatiga el desierto, el mar… y nos piden ser acogidos.
Sr Maria Laura nos enseña a interpretar la página del Evangelio que acabamos de escuchar como una atención educativa frente a la juventud. Ella que se dedicó con gran pasión a la formación humana y cristiana de los adolescentes y de los jóvenes, dándose enteramente, obtenga para nuestras comunidades cristianas enseñar a los jóvenes el arte de vivir, en la certidumbre de que si seguimos a Jesús, el Espíritu Santo no nos hará menos humanos, porque el permite a nuestra fragilidad experimentar la fuerza de la gracia de Dios.
No puedo concluir esta homilía sin volverme a María, madre de la Misericordia, venerada en Gallivaggio, pero cuya estatua se conserva en esta iglesia, para que ella acompañe y sostenga la nueva fase del sínodo diocesano que estamos a punto de comenzar. Al mismo tiempo lo confío de nuevo a vuestras oraciones.

 

 

El pasado 19 de marzo, festividad de San José, se ha aprobado, de conformidad con el Código de Derecho Canónico, la Asociación privada de fieles denominada CENTRO DE FORMACIÓN A LA MEDITACIÓN CRISTIANA, con sede en Roma. La asociación tiene personalidad jurídica en el ordenamiento canónico, de conformidad con el canon 322.

La Asociación “CENTRO DE FORMACIÓN A LA MEDITACIÓN CRISTIANA” ha sido promovida por un grupo de fieles católicos que, desde 1990 se reúne con regularidad bajo la guía de sor Marisa Bisi HdC, compromitiéndose en ayudar a las personas de todas las edades, de todo tipo de condición social, cultural y religiosa a comprender el sentido de la vida y de la dignidad de la persona mediante el aprendizaje vital de los contenidos de la fe católica, al principio inspirándose sobre todo en la experiencia espiritual del Apostolado de la Oración, ahora Red Mundial de Oración por el Papa.

Los asociados específicamente se proponen difundir el conocimiento de los contenidos y la experiencia de la meditación cristiana, tal como fue vivida desde los orígenes en la vida espiritual cristiana y en la fe católica, dentro de la más auténtica tradición eclesial. En este marco, el Centro se dirige ya sea a los creyentes comprometidos en un camino de fe, ya a los que están alejados o en búsqueda de la fe, también ofreciéndose como lugar eclesial de apertura ecuménica y de diálogo interreligioso.

La Asociación quiere promover el nacimiento y el crecimiento de grupos de escucha y formación a la meditación cristiana profunda en cualquier lugar: en las parroquias, los colegios, los hogares, en los distintos ámbitos laborales y culturales, involucrando adultos preparados adecuadamente. Con este objetivo, se propone colaborar con sus propios recursos en las Diócesis italianas, en función del incremento de la pastoral de la inteligencia, de la fe, del don gratuito y responsable de sí mismo en el ámbito de la sociedad actual, donde la persona, acosada por el individualismo, está en fuerte riesgo de dispersión, desconcierto, disociación y subjetivismo.

Objetivo de la Asociación es un servicio eclesial integral de la persona y de profundización de la fe mediante la Meditación cristiana profunda: un camino que favorece el despertamiento y la alimentación de la interioridad. La Asociación se propone como lugar eclesial de apertura ecuménica y de diálogo interreligioso. Se dirige ya sea a los creyentes comprometidos en un camino de fe, ya a los que están alejados o en búsqueda de la fe.

La Asociación promueve:

  • la comunión, la colaboración, la participación en el espíritu del Evangelio para desarrollar experiencias de comunión y de servicio formativo dondequiera: en las parroquias, los colegios, los hogares, en los distintos ámbitos laborales y culturales;
  • la manifestación del reino de Dios también como acción para una sociedad estructurada de manera más justa y decente para todos, a la luz de la antropología cristiana profundizada de manera experiencial y sapiencial.
  • La cultura de los valores y el desarrollo de la conciencia y el discernimiento, para colaborar de manera responsable a la actuación del diseño de Dios Padre, Amor que educa, sana y transforma.

La Asociación favorece el desarrollo integral de la persona en sus diferentes niveles, mediante recorridos formativos inspirados en el método pedagógico de los ejercicios espirituales de S. Ignacio de Loyola e iluminados por la palabra de Dios, del Magisterio de la Iglesia y de la historia.

Savia vivificante de la Asociación son sus fuentes carismáticas:

  1. La espiritualidad bautismal, trinitaria y pascual de la Congregación de Las Hijas de la Cruz de San Andrés Uberto y Santa Juana Isabel, cultivada para que sea presente Jesús con un estilo de vida y de obras conforme a la sencillez y esencialidad del Evangelio;
  2. La Red Mundial de Oración por el Papa: un servicio de evangelización y de oración que a partir de los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia, invita a orar sobre las intenciones de oración que el Papa propone cada mes para participar en los regocijos, las esperanzas y los sufrimientos de las hermanas y de los hermanos en todo el mundo.

Era al comienzo de la tarde del 7 de octubre de 1929, cuando yo contaba sólo 11 años. Yo quería a mi mamá con un afecto extraordinario pero una súbita enfermedad, una peritonitis la arrebató a mi cariño y al de toda la familia.

Apoyada por la fe y el cariño de mi papá, continué los estudios y, a los 17 años, pedí el ingreso en el noviciado de las Hijas de Cruz, que estaba en La Puye (France). El tiempo de formación duraba 2 años. Éramos 35 novicias de diferentes nacionalidades: francesas, canadienses, argentinas e italianas. Me acuerdo de todas: no recuerdo todos los nombres pero conservo muy bien sus rostros en mi memoria.

Este es el carnet francés de identidad de Sor Anita en el tiempo de su noviciado en La Puye. Era el año 1935, entonces se llamaba Elena, su nombre civil.

Las maestras de novicias se preocupaban mucho de nuestra formación. Estudiábamos, rezábamos, trabajábamos en el campo. Hablábamos siempre francés. No era siempre fácil, pero al final aprendí bien la lengua. Después de mis primeros votos volví a Parma, a Sanvitale, donde acabé mis estudios. Al finalizar el año escolar, 20 de junio de 1940, Mussolini, en la Place Venecia, declaró la guerra a Austria. Tuvimos que abandonar urgentemente la ciudad y yo fui a Vasto donde, poco después, comencé mi actividad de maestra que proseguí durante varios años en Vasto, Pratica di Mare, Nettuno y Chiavenna. Volví varias veces a Vasto donde siempre me he sentido muy bien.

Durante la guerra, un año tuve una clase muy, muy numerosa que llegaba a 70 alumnos. Era muy fatigoso. Los testimonios de mis antiguos alumnos, que después de tanto tiempo todavía se acuerdan de mí, me colman de alegría. El último mes de octubre, uno de ellos, Glauco de Vasto, consiguió encontrarme y, en Era, en un mensaje muy afectuoso, me escribió que quiso ser docente para seguir mi ejemplo. Al acabar mi actividad en la enseñanza, entre 1987 et 2011, me quedé en la comunidad Vasto dedicándome al servicio de mis hermanos pobres y enfermos. Desde 2011, vivo en Roma, en la Comunidad de Acogida de la casa Provincial, con otras hermanas mayores y enfermas, y rezo por la salvación del mundo. Nuestro Buen Dios ha sido para mí padre, madre, hermano, amigo y esposo. Gracias, ¡Yo te bendigo, Señor!

Sor Anita Maestri, Hija de la Cruz

 

 

Brasil

Carta desde Brasil
Mar 28, 2020

En este momento intenso que estamos viviendo, queremos compartir la carta que hemos recibido de parte de Terezinha Hintz, que es una laica de Brasil.

 

Hola.

Aquí en Brasil, como en el resto del mundo, el momento es de aprensión.

En un mes, desde el primer caso, ya se han declarado 77 muertes y 2915 infectados. Estos datos son de ayer (27/3); hoy son más.

El foco principal está aquí, en São Paulo.

Estamos en cuarentena, aunque algunos sienten que no es necesario para aquellos que no están en riesgo (ancianos, hipertensos, diabéticos y otros con enfermedades crónicas).

Según las predicciones de los académicos, el pico de la enfermedad aquí en Brasil será a finales de abril, si no hay colaboración de personas que eviten los contactos para evitar el contagio.

La familia de las Hijas de la Cruz está unida en oración, siguiendo todas las convocatorias del Papa. Acabamos de orar con el Papa, recibiendo la bendición de Urbi et Orbis, cada uno en sus hogares y unidos en oración.

Las iglesias están cerradas.

El domingo pasado (22/3), el grupo Familia Hijas de la Cruz de Itaquera hicimos la tarde de oración, que está en nuestro horario para cada cuarto domingo del mes, cada uno en sus hogares hasta que pase esta pandemia.

Entonces estamos en el momento. Espero tener noticias, especialmente de las hermanas que están allí en el ojo del huracán.

 

Unidos en oración

Abrazo fraternal

Terezinha

 

 

 

El 20 de diciembre de 2018, la comunidad de la parroquia San Marcos, en Limeira-SP-Brasil, homenajeó a la Hermana Marta Helena Zanini de Sousa - Congregación Hijas de la Cruz.

Marta hizo sus votos perpetuos en Limeira en 2001 y allí trabajó en las varias pastorales de la comunidad hasta 2014, cuando por motivos de enfermedad y cierre de la Comunidad fue para Belo Horizonte - MG. Durante el tiempo en que estuvo en Limeira, Sor Marta marcó su presencia en la atención a los necesitados, enseñando trabajos manuales, en la coordinación de la catequesis y en la Pastoral de la Salud.

Con su manera simple y discreta, conquistó el corazón de las personas que no se olvidaron de ella y por eso la homenajearon dando el nombre de Hna. Marta Helena Zanini de Sousa a una sala para atender a los carentes.

El P. Gilson presidió la celebración eucarística y durante la misa se recordó la vida de la Hermana Marta. Después el sacerdote bendijo y consagró el dispensario.

En seguida hubo una confraternización en el salón parroquial.

Estaban presentes además de la comunidad parroquial de Limeira, Carmelinda Cagnani

(V. Verde) y Terezinha Hintz Albano (Itaquera) representando a la Familia Hijas de la Cruz de São Paulo.

La buena semilla fue plantada, brotó y los frutos allí están.

Santa Juana Isabel, ruega por nosotros

San Andrés Huberto, ruega por nosotros.

Novena de Navidad
Jan 7, 2019

A las 19:15 hs del día 10 de diciembre de 2018, las hermanas Grazia y María Assunta se encuentran frente a su casa, barrio Vista Alegre, en Belo Horizonte. Es la primera noche de la Novena de Navidad. De la calle al lado de la casa de las hermanas llegan Milena con Luiza; un poco más arriba, pues la calle es una subida, está llegando doña Inés, ya bien de edad, y no puede andar sola por las calles del barrio. Por eso, doña María de las Gracias, vecina y amiga, le ofrece un apoyo. La acogida es de personas amigas que gustan de encontrarse, de sentarse juntos para conversar, rezar, compartir las novedades del día o, simplemente, intercambiar un abrazo fraterno, una mirada serena...

El primer encuentro ocurre en la casa de las hermanas. La pequeña sala que acoge al grupo está preparada para la celebración: en el centro, en una mesita, la vela del Adviento y una pequeña representación del Pesebre: María, José y el Niño Jesús.

Estamos a la hora de empezar la novena. La hermana Grazia es la que va a animar la primera noche. Cada participante recibe la pequeña cartilla que ofrece y orienta los temas para las reflexiones y el compartir, a la luz de un texto de la Palabra de Dios, y los cantos para ayudar en la animación. El clima es de un grupo donde a las personas les gusta encontrarse, se sienten libres, acogidas, queridas, amadas...

La novena de Navidad de este año retoma los compromisos de la Campaña de Fraternidad 2018: la superación de la violencia a través de gestos de benevolencia, de bienestar, fraternidad, unión..., en el amor y en el compartir: Somos todos hermanos - Superar la violencia - Caminar en la luz del Señor - Construir, promover la paz - Buscar nuevos caminos - Jesús es nuestra Paz...

A lo largo de la caminata, otras personas se unieron al grupo para celebrar la novena: Aguinaldo, Luciana, Monica, Agustín, Antônio, Cida, Alessandra, Valentina..., junto a algunos niños aupados que, con su presencia, nos hacían más próximos del pesebre de Belén.

21 de diciembre: cerramos la novena. Navidad: Buena Noticia de Paz. La celebración del nacimiento de Jesús debe transformarnos desde dentro. Dios tiene para nosotros una Buena Noticia de paz y esperanza. Jesús es la Luz que vence toda la oscuridad. La Navidad quiere ayudarnos a ser personas de luz y de paz, constructores de paz.

Estamos a la hora de cantar con la voz y la vida: Gloria a Dios en los cielos y paz en la tierra a los hombres por Él amados.

¡FELIZ NAVIDAD!

Comunidad de Ilheus
Dec 6, 2018

 Las hermanas Nekane, Marisa, Grazia y Josefa "colocaron la tienda" de las Hijas de la Cruz en la tierra de Bahía, respondiendo al llamamiento del obispo de Ilhéus Dom Mauro Montagnoli.

"La mies es grande", y nuestras hermanas, bien animadas de ardor misionero y agraciadas de buenas energías físicas y, aún más, de óptima preparación y experiencia en la formación catequético-pastoral, no tardaron en "poner las manos en la masa". El campo es vasto, sea en las dimensiones de la formación humana en la pastoral y social: catequesis, alfabetización, salud, movimientos sociales, presencia y apoyo humano a los "últimos"... en las diferentes edades, de los niños a los adultos y ancianos, pasando por los caminos jóvenes, bien en la fidelidad a nuestro carisma de la elección y atención preferente por los más pobres y excluidos. Es de los últimos años la respuesta que la comunidad se dispuso a dar al llamamiento de la iglesia local, en la persona del obispo Don Mauro y del párroco P. Laudelino, de la parroquia San Francisco de Asís, de ofrecer una presencia de apoyo y cariño a los huéspedes de la comunidad Hacienda Esperanza (drogodependientes) y sus familiares.

23 de septiembre de 2018

Con casi 20 años de presencia en el territorio, la última comunidad formada por las hermanas María Assunta, Neuza y Filomena, no sin dolor, pero en la paz y la esperanza, cumplen el "mandato" de la "entrega de las llaves misioneras" en manos de los actuales representantes de la Iglesia local.

Paz, esperanza, fe..., junto con gratitud y alegría también por tantos frutos visibles en camino de maduración que las semillas jugadas a lo largo de los casi 20 años de laboriosa presencia de la Congregación en la tierra de Bahia ya permite ver y, aún más, esperar por la acción de la gracia de Dios y la dedicación de las hermanas que se sucedieron en la misión. Recordamos, además de las primeras y de las últimas, a las hermanas María Rosário y Félicité.

Dejamos la misión de Ilhéus en cuanto a la presencia física, pero, juntándonos a las hermanas María Rosario y Grazia en Belo Horizonte, llevamos en el corazón y en la oración la fe, el coraje, la perseverancia en el camino del Evangelio de ese pueblo simple, implorando sobre él las que se ha convertido en una de las más antiguas de la historia de la humanidad, y que, en la  medida de lo posible, Nuestra Señora de la Concepción Aparecida (Patrona de Brasil).

MISIÓN EN ZÁRATE
Sep 29, 2018

Los chicos del Colegio de las Hijas de la Cruz de "Sagrada Familia" (Zárate).

Previamente motivados y orientados por la Hna. Gabriela y varios profesores, para la misión de invierno a realizar en el Barrio Raysol.

Como lema: “CON TU BONDAD, A TODOS PUEDES AYUDAR”.

Lema: HAZ TODO CON AMOR.

Fue así que se implicaron todos los cursos. Unos juntando: ropa, artículos de limpieza, higiene personal. Otros: juguetes, alimentos. En gran cantidad y con mucha ilusión y generosidad.

Con mucha alegría vinieron los chicos a traer todo lo que juntaron, para la gente más necesitada del barrio. Uno me comentaba: “es bonito hacer algo por los demás”.

Llegó el día esperado. Después de una dinámica de integración y una oración, nos acercamos a barrio acompañados por el Padre Darío, que juntos pasamos a bendecir algunas casas, compartiendo la sencillez y pidiendo por sus necesidades. Terminaron con una oración.

También nos acompañó la Hna. Karina, con muchas ganas de vivir la misión reparada con cariño.

Percibimos una vez más, la dura realidad de muchas familia.

Después de la comida, compartimos los juegos con los chicos el barrio.

Proyectamos el Día del Niño volver, para que sea un día distinto para los niños.

MISIÓN EN ZÁRATE

Los chicos del Colegio de las Hijas de la Cruz de “Sagrada Familia” (Zárate).

Previamente motivados y orientados por la Hna. Gabriela y varios profesores, para la misión de invierno a realizar en el Barrio Raysol.

 

Burkina Faso

La situación de Burkina en tiempo de la enfermedad del coronavirus

 Burkina Faso se nuevo encuentra de nuevo con otra forma de terrorismo. Un virus se pasea por todo el mundo y todos conocen su nombre. Se llama coronavirus. Y para que conste, le agarramos a un niño del primer curso de preparatorio y le preguntamos: "¿Por qué no vas a la escuela?" "Porque hay una enfermedad llamada corona-vacaciones  que nos obliga a quedarnos en casa...", respondió el niño.

Téngase en cuenta que este virus hace  su primera aparición visitando China en primer lugar; y luego otros países conocidos. En nuestra querida África, precisamente Burkina, lo veíamos muy lejos; oíamos hablar de él, sin imaginar que un día este virus nos llegaría. Pero ¡Ay! El virus ha entrado en el país de los hombres íntegros,  país que ya sufría este fenómeno real, el del  terrorismo. Y la cuestión de la enfermedad por coronavirus, ¿no será otra forma de terrorismo para Burkina?

 

¿Cómo ha llegado el virus a Burkina? Y ¿por quién?

Como todos lo sabemos, después de China, el virus se propagó rápidamente por todo el mundo, causando el pánico entre las población.

En Burkina Faso, los primeros casos se confirmaron el 09 de marzo, convirtiendo a Burkina en el sexto país afectado en África Subsahariana después de Camerún, Níger, Senegal...

En cuanto a los dos primeros casos, fueron los de una pareja que se había quedado en Francia, específicamente en la ciudad de Mulhouse. Hoy en día Burkina registra más de doscientos casos. Observamos que al día de hoy hay al menos siete muertes, pero también personas sanadas. La situación se torna dramática. Surge un rápido aumento de casos. ¿Qué se puede hacer?

Ante esta pandemia, el presidente de Faso Roch Marc, anunció que ha tomado precauciones para tratar de detener la propagación del virus en el territorio Burkinabè. Estas medidas son las siguientes; (Prohibición de cualquier agrupación de más de 50 personas, instauración de un toque de queda, cierre de fronteras aéreas y terrestres, suspensión de empresas de transporte en el interior del país y, en estos días, cierre de todos los mercados. Como en todas partes, todas nuestras Iglesias, Mezquitas y Templos están cerrados, así como los centros de enseñanza, desde preescolar hasta la universidad. Todo está en cámara lenta.

El miedo al encierro está ahí. A la población le preocupa que los mercados estén cerrando. Unas hermanas del noviciado, que han ido a hacer las compras antes del cierre decían:

En los mercados es la carrera contra reloj. Todos se empujan. Hay que aprovisionarse para varios días.

 

La voz de la Iglesia de   Burkina

La Iglesia de Burkina también ha asumido su parte de responsabilidad en esta lucha contra el coronavirus. Todos están preocupados por esta situación. De hecho, los obispos de la conferencia Burkina-Níger han dado directrices para una mejor prevención contra la enfermedad. Por lo tanto, invitan a todos los fieles católicos, sacerdotes, personas consagradas y laicas a observar y respetar las medidas indicadas por el Ministerio de Salud, así como las reglas de conducta específicas de la Iglesia Católica. A partir de entonces, se nos propuso una cadena de oración para confiarnos la Divina Misericordia, para que el Señor nos preserve de los diversos males que socavan nuestras sociedades humanas.

La comunidad del noviciado su interior tampoco ha permanecido  indiferente a esta situación. Sigue también las precauciones como todos los demás. Sin embargo, el 9 de marzo acogió a las novicias que regresaban de su experiencia de misión en Europa. Y luego, el 19 de marzo, recibió también a Sor Hélène,  Regional de África, que después del Consejo de Congregación no pudo regresar a Costa de Marfil debido a las medidas que habían tomado las autoridades marfileñas tras el COVID 19.

A pesar de todo, la vida continúa de manera diferente en la tierra de los hombres íntegros. No es un momento de desánimo, sino de oración y humor. Nuestro auxilio  está en el nombre del Señor. Los burkineses siguen confiando y creen en un mañana mejor.

En este momento fuerte de la Iglesia, nuestra fe cristiana se pone a prueba. Estamos invitados a vivir cada día los desplazamientos, a cambiar nuestros hábitos, nuestros comportamientos,  a convertirnos y acoger lo inesperado.

En cada época de nuestra historia pasada o reciente compartimos los sufrimientos, las angustias, los temores... pero también la confianza segura de que la respuesta del Señor no tardará en llegar. (Mensaje del Vaticano para todas las personas consagradas).

Cada día unimos nuestra oración con la de la Iglesia Universal para presentar al Señor a toda la humanidad preocupada por esta pandemia.

Que Dios nos atienda y nos escuche.

Ouaga  26 de Marzo de 2020

Las Hermanas Jóvenes Hijas de la Cruz

Entrada al Noviciado
Dec 22, 2018

Queridas hermanas Hijas de la Cruz,

de Francia, de Italia, de España, de Canadá, de Brasil, de Argentina, de Costa de Marfil, de Bourkina, de Tailandia, con vosotras, damos gracias a Dios por todas las maravillas que ha hecho en nuestras vidas.

Toda la comunidad del Noviciado está bien y esperamos que vosotras también lo estéis.

El 15 de Septiembre 2018, en la fiesta de Nuestra Señora de Dolores, nosotras, Elisabeth y Sandrine, hemos hecho nuestra entrada en el Noviciado; Françoise y Florence se nos han unido después de su estancia en España e Italia. Nosotras, las que comenzamos el Noviciado, en la celebración, hemos recibido las Constituciones, la cruz y una carta de San Andrés Huberto.

Con mucha alegría comenzamos esta nueva etapa.

Gracias por su oración que nos acompaña y por sus múltiples apoyos para nuestra formación. Les aseguramos también que están presentes en nuestra oración. Que el Señor les dé su bendición en abundancia. Que San Andrés Huberto y Santa Jeanne Isabel les obtengan las gracias necesarias en sus propias misiones. (Carta de las novicias)

 

Comunidad del Noviciado -15 de Septiembre de 2018.

¡Día de fiesta para todas las Hijas de la Cruz!

Día de fiesta para las Hijas de la Cruz de Ouagadougou que celebran la entrada de Sandrine e Elisabeth en el Noviciado. Han reconocido la admirable bondad de Dios en sus vidas y desean continuar ese camino de donación como Jesús según la carta a los Hebreos 5.7-9.

El Evangelio de Lucas 9,57-62 expresa la radicalidad de la llamada a seguir a Cristo para anunciar el Reino.

Elisabeth y Sandrine cada una en una hermosa oración, han expresado su acción de gracias por el camino recorrido de fe y confianza hacia esta nueva etapa.

Su puesta en común de bienes manifiesta su profundo deseo de vivir en comunidad con las Hermanas.

La presencia de Sor Susana les ha proporcionado la alegría de recibir de sus manos « Espíritu y Vida » así como la cruz.

Sor Maria y Sor Renée, cada una, han entregado a las novicias un cirio, signo de Cristo Luz del mundo para continuar remando mar adentro.

Françoise y Florence, novicias del segundo año han compartido sus bellas experiencias de estancia y misión en Italia y España.

Sor Susana, en nombre de las hermanas, ha expresado, a las cuatro novicias, la alegría de acogerlas en la comunidad del Noviciado.

El Canto del Magnificat en mooré y una oración a los Fundadores ha clausurado esta bella celebración en la que Andrés Huberto no ha dejado de dirigir una de sus cartas de elección a las novicias.

Os la compartimos pues tiene una perenne actualidad.

Hoy son numerosos los maestros que desean tu corazón:

 « El mundo que te promete una gran dicha si compartes sus placeres e ilusiones.

  • El espíritu del mal que te presenta el espejismo de la plena satisfacción si consientes en vivir en la indiferencia o en la ignorancia de Dios.
  • El egoísmo que te atrae a la facilidad de la vida : « todo, todo, enseguida y para nada »

 « Un cuarto Maestro te ofrece Su AMOR para tener el Tuyo.

“Dame tu corazón” te dice,

“Yo lo llenaré y daré un sentido a tu vida”

Si haces las rupturas necesarias con el mundo. Contigo misma…

Si buscas la verdad y te dejas guiar por el Espíritu Santo…

Si quieres poner tus pies en los de Jesús y colaborar en su designio de Amor…

Él mismo te concederá decir:Novices Florence, Élisabeth, Françoise, Sandrine

« Jesús, Tú eres el Amor,

mi verdadera riqueza,

mi único bien,

mi vida,

mi todo, »

Te permanezco unido en Él, Jesucristo.

Andrés- Sacerdote.

 

Canada

¡Unidas y en pie!
Mar 24, 2020

He visto en un mensaje que me ha hablado mucho: “Con  las puertas den las iglesias que se cierran alrededor del mundo es tiempo de mostrar a la humanidad que la Iglesia no es un edificio. ¡NOSOTROS somos la Iglesia! "

Durante los últimos cinco días, he estado sola en casa, porque nuestro Primer Ministro y nuestros responsables provinciales nos alientan a limitar nuestro contacto con los demás. Me ha sorprendido mucho percibir cuántas personas a mi alrededor no parecen darse cuenta de la importancia de este simple gesto. ¿Creemos que somos "intocables" o "demasiado jóvenes para contraer el virus" o que "no es tan peligroso como eso". Pero ya se habla de demasiadas de personas que ponen en riesgo la vida de otros. Me gustaría compartiros  la importancia de vivir como Iglesia viva,  Iglesia universal,  Iglesia que está en los brazos de Dios.

Nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, nos invita a vivir nuestra fe orando unos por otros, y de manera especial, a los pies  de la Virgen María, pidiéndole que interceda por nosotros ante su Hijo. Nos recuerda la importancia de: "gestos de ternura, afecto, compasión,... por ejemplo, un plato caliente, una caricia, un abrazo, una llamada telefónica...”

Como Iglesia, tenemos miembros que están en el centro de la epidemia, como médicos, enfermeros y enfermeras, auxiliares, etc. Hay quienes piensan en sus vecinos que no pueden salir, quienes se animan con gestos sencillos,  quienes hacen cadenas de oración… Hay quienes están allí para mantenernos informados, quienes nos dicen: "ánimo, juntos saldremos de esta".

Como las imágenes hablan más que las palabras,  me gustaría compartir con vosotras dos imágenes que circulan en internet para decirnos que nuestro Salvador está con nosotros.

 

 

 

 

 

 

 

 
Me gustaría compartir con vosotras las estampas de varios oratorios de nuestras hermanas en todo el mundo que responden a la invitación a orar de nuestra Superiora General.

"... que se encienda una vela ante nuestros Santos Fundadores y que en todas nuestras casas se rece el rosario en comunidad y en comunión por esta intención”.

"Somos sus signos en el mundo". (Sor Maria Laura)

“¡Cumplamos nuestra misión! Aquí y ahora, se traduce en oración, mensajes de comunión, apoyo, confianza, aliento, pacificación enviados a nuestros seres queridos, a nuestros amigos, a la Familia de las Hijas de la Cruz, a los vecinos, a los profesionales de la salud. Expresemos nuestra compasión, nuestra benevolencia, nuestra oración. "(Susana Felice)

Sí,  en pie, unidas, en la Iglesia, testigos de Cristo resucitado, ¡veremos surgir la vida!

 

Marie H. Moquin, fdlc 

 

Miles de Kilómetros
Jan 29, 2020

Cuando miro por la ventana, veo como el soplo del viento hace caer copos de nieve de las ramas de los pinos; el cielo gris y las nubes de invierno me hacen tiritar a pesar del calor del salón. Si cierro los ojos, casi puedo sentir el calor del sol del sur y oír las bromas de los amigos de cuando nos encontrábamos bajo los techos de las casas bambú donde descansábamos y bromeábamos juntos, cuando todavía vivía en Tailandia. Hace 10 meses que he regresado a América del Norte, y sin embargo esos recuerdos permanecen frescos y cálidos como si fueran del último mes.

Mientras descanso en un perezoso domingo por la tarde, oigo el sonido de un mensaje que entra en mi teléfono. De acuerdo con el sonido, deduzco que es un mensaje que llega de amigos del otro extremos del mundo, que me escriben para enviarme información o para hablarme simplemente de su amistad y decirme que me echan en falta como yo les echo en falta a ellos. 

Habiendo pasado diez años en Tailandia, y de ellos, ocho con los Karen en los pueblos de montaña en la frontera noroeste de Myanmar, he contraído muchas amistades que continúan hoy. Paso unas dos o tres horas a la semana en responder mensajes y tratar de encontrar noticias e interesantes formas de responder con mi modesto vocabulario tailandés. A pesar de mis limitaciones y de mis retrasos ocasionales, los mensajes continúan llegando y es sorprendente su volumen. Hace tres años que se abrió un internado para ayudar a terminar los estudios de secundaria a los alumnos de los poblados alejados y las Hermanas Hijas de la Cruz fueron encargadas de gestionarlo con los Padres del MEP. Para dirigir un centro de 20 adolescentes hay que ser vigilante, y repetir frecuentemente las normas; y ocurrió que se tomaron ciertas decisiones que eran totalmente impopulares entre los niños y que molestaron a muchos. Imaginaos pues mi sorpresa al ver como ciertos alumnos de los más fogosos permanecen en contacto conmigo no solo mediante lugares comunes y fáciles de repetir, sino también haciendo preguntas y comunicando información personal. 

Las nuevas tecnologías y los modernos medios de comunicación han hecho que sea más fácil mantenerse en contacto y conservar relaciones a larga distancia, a pesar de los kilómetros y de las zonas horarias. Me intereso por las opciones que estos niños sobre su futuro y trato de escucharles con actitud abierta y sin juicio, mientras trato de hacer que amplíen sus horizontes y piensen más allá del futuro inmediato y de las fronteras tradicionales. Escucho y trato de entender más allá de sus palabras, tratando siempre de mantener una influencia positiva, sin importunar a otras voces de su entorno.

No solo me mantengo en contacto con los niños, sino también con otros amigos que he hecho en los diferentes poblados. A veces me sorprenden las personas que se ponen en contacto conmigo, incluido un monje budista que inicialmente buscó consejo médico para un amigo que había sido diagnosticado con lo que parecía ser un tumor cerebral. Me da vergüenza admitir que no recuerdo a este caballero, ni reconozco su foto publicada en las redes sociales. Sin embargo, no podía ignorar su solicitud, e incluso después de admitir que estaba demasiado lejos y que no estaba calificada para dar consejos médicos, traté de alentarle y escuchar sus preocupaciones. Varios meses más tarde seguíamos conversando regularmente y la semana pasada oí que su amigo estaba mejorando. A menudo solo puedo escuchar y prometer orar por mis amigos, por sus inquietudes y familiares, pero es mi forma de estar presente y tratar de ser una presencia compasiva a la manera de Jesús. Ya no puedo estar en misión en Tailandia, pero aún puedo ser una presencia amorosa para aquellas personas que todavía significan mucho para mí.

 John Green escribió: "No me gusta la expresión "amigos de Internet", pues implica que las personas que conoces en línea no son verdaderamente tus amigos sino que en cierta manera la amistad es menos real o significativa para ti porque se produce vía Skype o por mensajes de texto. La medida de una amistad no es su materialidad sino su significado”. Mientras la mensajería de texto puede ser vista como entretenimiento y un juego para algunos, las páginas de internet y las redes sociales nos ofrecen también una nueva forma de estar presentes a muchas personas y de mantener relaciones a larga distancia. Cuando somos cuidadosos y atentos, ésta puede ser una nueva forma de continuar nuestra misión de revelar el amor de Dios a uno y a cada una de sus hijos e hijas, una nueva forma de enseñar y sanar... una nueva forma de amar.

 

Estáis a miles de kilómetros, pero tan próximos a mi corazón
que la distancia física no tiene importancia.

En una semana, he tenido la ocasión de vivir la fuerza de mi vocación en tres momentos diferentes. Es una oportunidad que nos demuestra que Dios continúa llamándonos para ser signos vivos en el mundo de hoy.

 

Testimonio

Durante un fin de semana de discernimiento, Diane y yo fuimos invitadas a acompañar a unos adultos jóvenes en una "Marcha de Emaús". Pero antes, tuve la alegría de dar testimonio de mi vocación.  A continuación presento algunos puntos que compartí:

No fui yo quien eligió mi vocación sino Dios quien me eligió a mí…  Tuve la alegría de compartir con los participantes cómo, durante mis primeros votos, Dios me dio una señal.  Era un día nublado y cuando me arrodillé ante el altar para un momento de oración, un rayo de sol atravesó el tragaluz de la capilla y se posó sobre mí. ¡Fue una señal para mí y para las personas que estaban allí de que Dios realmente me quería para Él! Mi vocación me permite crecer todos los días pues cuanto más tiempo paso con mi Padre que me amó primero: cuanto más me descubro ... más me activo para ser más y más a imagen de Jesús.

 A la pregunta "¿qué belleza y bondad encuentro en mi vocación?", No dudé en decir: “¡La belleza de Dios en todo lo que me rodea y la gran misericordia del Dios amoroso!”  También compartí que nuestro Dios tiene sentido del humor, ya que cuando ingresé en la comunidad, dije que no quería ser enfermera ni maestra. Y mira por donde ahora no tengo mayor alegría que la de acompañar a los enfermos, a los sufridores, a los moribundos… Y paso mi tiempo descubriendo las maravillas de ser docente de pequeños, adolescentes y adultos.

 Terminé mi testimonio invitando a los participantes: “a vivir en la verdad pues Dios nos ha creado a su imagen, a dedicar tiempo a descubrir esa imagen y a permanecer fieles a esa imagen, así como a vivir sólo un día de una vez, anclados en la fe, la esperanza y el amor.”

 

Agradecimiento

Al día siguiente nos invitaron a Saint Claude para una celebración conmemorativa de difuntos – la comunidad quería subrayar la presencia de nuestra Hermana Éliane Lagassé, entre los difuntos. Fue un tiempo de oración para alegrarnos de haber conocido el amor compartido por aquellos y aquellas que se nos han ido. La celebración fue sencilla, pero nos mostró como nuestra presencia en esa comunidad parroquial ha sido reconocida y todavía es fuerte ahora cuando ya no estamos. Después de la celebración, la gente nos habló de su recuerdo de Sor Eliane y también de otras Hijas de la Cruz que vivieron con ellos. Nos subrayaron su alegría por haber tenido entre ellos a Sor Cécile Aimé y su agradecimiento porque pudiese sacar tiempo para regresar junto a ellos en ciertos tiempos fuertes.

 

Envío

Unos días más tarde, las comunidades religiosas tuvimos un encuentro con Mgr. Le Gatt. A pesar de las numerosas cabezas blancas presentes en el grupo, experimentamos la vida, una fuerza y un compromiso para vivir nuestra vocación hasta el final… Es el canto final que resume bien que Dios continúa llamándonos a las religiosas a caminar con su pueblo en marcha.

 « We Are Called » - Hemos sido llamadas a vivir en la luz, a brillar con la alegría del amor del Señor… a actuar con justicia… a amar con ternura… a servirnos los unos a los otros… a caminar humildemente con Dios… Llamados a ser Esperanza de los desesperados; misericordiosos, con quienes sienten miedo; a caminar como hermanas y hermanos unidos en el Amor. ¡Esa es nuestra llamada!

Sor Marie H. Moquin, Hija de la Cruz (11 – 14 Enero, 2020)

 

El 16 de noviembre de 2019, celebramos una velada de agradecimiento, preparada por el comité de catequesis y miembros de la parroquia de Santa Eugenia y la capellanía del Corazón Inmaculado de María. Se congregaron unas 120 personas que llegaron a darme las gracias por los 13 años de enseñanza de la catequesis en la Escuela Christine-L’espérance. Cuando me preguntaron cuántos hijos tenía (no sabían que era religiosa) les contesté que unos 350… “¡Ah! ¡Eres docente !” Pero para mí, era más que ser docente, era seguir a Jesús, dar a conocer a su Padre a quien había entregado toda mi vida. Era tener la ocasión de compartir el amor misericordioso del Padre a todas las personas que encontraba – profesores, personal, padres y sobre todo a los niños sin excepción. Así que supuso para mí una gran alegría cuando me invitaron a una velada de agradecimiento y ver los frutos de mi presencia en la vida de las personas a quienes siempre tengo presentes en mi corazón y en mi oración. Me gustaría compartir con vosotros un pequeño escrito de un joven en nombre de su familia. “¡Gracias, Sor Marie! Siempre has sido sonriente y una verdadera amiga de Jesús. Gracias por haber compartido tus historias con nosotros. Contigo, la catequesis siempre era especial.” La presidenta del comité de catequesis compartió con estas palabras: “Sor Marie conocía bien a nuestros niños y los quería a todos y a cada uno, incluso a los les (tannants) ¿atezados? Acogía a los más pequeños estuvieran o no en la catequesis. Su sonrisa, su suave voz, su cercanía humana testimonian el amor de Dios y nos recuerda que todos somos de una misma familia, iguales a los ojos de Dios. Supo apoyar a nuestras familias ocupadas o en necesidad, a crecer en la fe. No sabríamos agradecerte suficientemente, Sor Marie ».

“Muchas gracias a Sœur Marie por sus años de servicio como catequeta en la Escuela Christine-Lespérance. ¡Que Dios te bendiga!” Eso es lo que ha aparecido en el Facebook de la parroquia. Al verlo, soy yo quien les da las gracias por haberme brindado la ocasión de compartir con ellos mis conocimientos de Jesucristo.

Gracias al padre del Amor que me ha elegido e invitado a decir “sí”, a seguirle tras los pasos de su Hijo, como Hija de la Cruz. Gracias al Espíritu Santo por haberme iluminado a menudo con buenas palabras y buenos gestos. Gracias a los padres por haberme confiado a sus hijos. Gracias a mis hermanas, a mi familia y a mis amigos/as por haberme animado durante esos años de enseñanza. Y sobre todo gracias a los niños que se han convertido en “mis Hijos” a quien conservo muy cerca de mi corazón y en mis oraciones.

¡Gloria a Dios Padre, Gloria a Dios Hijo, Gloria a Dios Espíritu Santo!

Sr Marie H. Moquin, fdlc

Michel MacDonaldHe tenido la ocasión de asistir a una jornada diocesana de estudio sobre el carácter sagrado de la vida con Michel MacDonald. Durante la conferencia me vinieron varias imágenes de mi experiencia personal con sufridores, de los fundadores y de nuestro mundo sufridor. He decidido compartiros algunas ideas y convicciones que tengo en relación con la santidad, la dignidad de la vida humana y el misterio del sufrimiento.

 “Expresando lo que está en el corazón de su misión redentora, Jesús dice: ‘He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia’ Jn. 10,10 En verdad Él quiere hablar de la vida ‘nueva’ y ‘eterna’ que es la comunión con el Padre, ala que todo ser humano está llamado por gracia en el Hijo, por la acción del Espíritu Santificador. Precisamente en esa ‘vida’ todos los aspectos y momentos de la vida adquieren su plena significación.” (No.1 – Carta Encíclica -Evangelium Vitae)

Desde la concepción de la vida hasta su paso a la vida nueva y eterna con el Padre estamos en profunda comunión con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Pero ¿somos siempre conscientes de esta vida que Jesús nos da, de este Amor del Padre que nos habita continuamente y de la luz del Espíritu Santo que guía nuestros pasos? Como dice León Bloy: “La única verdadera tristeza el único fracaso, la única tragedia de la vida, es no llegar a ser santo”

Pensaba en Sta. Juana Isabel que decía: “Tomo en serio el compromiso de mi Bautismo.” Había comprendido que en su vida debía vivir como “sacerdote” invitando a todas las personas a entrar en la comunión con el Padre misericordioso; como “rey” que mira al mundo y al ser humano con dignidad y que se pone al servicio de la humanidad, comenzando por los más pobres y los más pequeños; como “profeta” en su testimonio de vida que es guiado por el Espíritu.

Michel nos decía “Necesitamos pensar con nuestro espíritu, nuestro corazón y nuestras manos para vivir nuestra fe, para vivir lo que creemos.” Todo nuestro ser debe irradiar la alegría de ser hijo de Dios, de ser testigo vivo en un mundo con tanta necesidad de luz y de paz.

En un segundo tiempo Michel nos habló de la muerte y del misterio del sufrimiento. “Necesitamos estar unidos a la Cruz de Jesús para que nuestra fe sea más fuerte…” Yo pensaba en Sta. Juana Isabel en la mesa de operaciones que rechazo la anestesia y dijo: “Que me dejen mi crucifijo, él me bastará.” (p.73 Una Santa en lo cotidiano de Madeline Guillebault)

Andrés-Huberto escribía a Sr Saint-François (123) “¡Valor!”  ¡Está en el camino estrecho que conduce al Cielo! Está clavada en la Cruz con su Divino Esposo. (…) Oh, Cómo tiene que tener valor para sufrir por y con aquel que murió y resucitó por Usted. Devuélvale de buena gana sufrimiento por sufrimiento, vida por vida. (…) No tema nada, Él le cuida. Que su último suspiro sea un suspiro de amor por N. S. Jesús y su cruz y experimentará que la muerte al servicio de Jesús vale más que la vida al servicio del mundo. Es vivir o morir con Jesús y por Jesús. (…) Déjese conducir por ese Divino Espíritu. Él le hará comprender esa máxima del Santo Evangelio: “Bienaventurados los que sufren”, porque sus sufrimientos se cambiarán en placer si son sumisos y pacientes.”  (p. 287 – Cartas y escritos (tomo 1) de S Andrés-Huberto Fournet)

Cuando vivimos unidas al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, no tenemos miedo a sufrir, ni a la muerte pues la muerte no puede ganar. Jesús ha vencido la muerte, ha resucitado y por su muerte nos ha mostrado que la muerte y el sufrimiento no pueden tocara un alma dada a Dios. Cristo ha ganado, nos promete la vida nueva y eterna si creemos en Él… nos muestra que la muerte es un simple paso de nuestra vida terrena a una vida nueva y eterna donde no se encuentra más que paz, alegría y amor.

El sufrimiento continúa siendo un misterio que es difícil vivir sin fe y también difícil si nuestra vida nos está arraigada en el amor misericordioso e incondicional de un Dios, que es el ¡Dios de vivos!

Después de esta presentación me he quedado con la invitación de ser un faro que hace brillara la luz de Dios en mi entorno. Soy Hija de la Cruz – Soy Hija de la Cruz de la resurrección. Que el Señor me ayude a hacer brillar mi fe arraigada en la Trinidad en un mundo que demasiado a menudo vive  en la oscuridad de la muerte.

MHM

Mi estancia en Roma
Sep 18, 2019

Este verano he tenido la alegría de juntarme, con la comunidad de las hermanas de la casa regional de Roma, para una reunión del comité de comunicación. He valorado mucho este tiempo con mis hermanas, Al llegar, me encontré a las hermanas celebrando el aniversario de nuestra Hermana Anita que festejaba 101 años. Todavía goza de la alegría de vivir.

Me encanta encontrarme con ms hermanas: mujeres espirituales, fuertes, que viven su compromiso hasta el final. La casa es una auténtica casa de oración. Como los residentes de la casa de retiro que se acercan hasta la puerta de la capilla para escuchar, me quedo maravillada de oír cantar a mis hermanas.

Nuestra casa regional se encuentra entre dos residencias de personas mayores: la Villa Maria Laura a un lado y la Villa Attilia, al otro. ¡Qué hermosa casa! Una presencia religiosa que acompaña a los residentes y a sus familias así como el personal que trabaja en la casa. ¡Una situación que irradia bondad, alegría y gusto de vivir!

Una palabrita de nuestro encuentro de CICOM. El comité ha tenido la oportunidad de encontrarse
juntos para buscar cómo mejorar la comunicación interna para asegurarse de que todas las hermanas
reciban las noticias. Gran parte de nuestro encuentro se dedicó a mirar cómo mejorar nuestra página
Web para expandir nuestro carisma en nuestro entorno y hacer de esta página un medio de evangelización.

Tenemos una nueva página FaceBook : (https://www.facebook.com/fillesdela.croix.7) que podéis visitar desde ahora y una nueva Página Web llegará muy pronto.

Gracias a mi comunidad por la hermosa acogida. Hasta la próxima.

El 26 de agosto las Hermanas de la Región de Canadá se encontraron para festejar a nuestra fundadora y, al mismo tiempo, celebrar los 60 años de vida religiosa de nuestras hermanas Gilberte Carriere y Lucille Courcelles.

Una hermosísima celebración Eucarística con la comunidad de la Villa Aulneau, residencia de la mayoría de nuestras hermanas, da inicio a la fiesta. Una amiga de la comunidad viene a pedirnos permiso para tomar una foto de tan bello grupo. Eso me hace caer en la cuenta de que hace mucho tiempo que no nos hemos encontrado todas juntas. Con excepción de nuestras tres hermanas, en
residencias especializadas, estamos juntas al completo todas las hermanas de la región.

Al caer la tarde nos congregamos para las vísperas especiales y para una velada. Sœur Marie nos presenta un vídeo preparado por Amaia sobre la vida de la Bonne Sœur. ¡Excelente! También hemos visto un vídeo colgado en Facebook por Emmanuelle así como algunas fotos de la profesión de Marie-Noëlle. ¡Qué alegría, la de poder comulgar con los acontecimientos de la gran familia de las Hijas de la
Cruz!

“Isabel, Santa hija de Dios, danos tu gran corazón, danos tu espíritu.” Que nuestra santa fundadora nos
ayuda a ser cada vez más, mujeres que “toman en serio los compromisos de su bautismo.

Côte d'Ivoire

El comienzo del curso 2019-2020 fue bastante difícil en el Colegio porque algunos de nuestros profesores se integraron en la Función Pública.

No fue fácil encontrar reemplazantes pues la mayoría de los centros privados experimentaban las mismas realidades que nosotros.

Con la gracia de Dios acudieron en nuestra ayuda algunos profesores que estaban libres.

Pero en Marzo el curso fue interrumpido por causa de la Covid 19, y a l retomarlo en el mes de Mayo los profesores se dedicaron a la tares con total abnegación. Así pudieron acabar correctamente con los programas de la clase de 3º.

Los muchos esfuerzos desplegados dieron sus frutos con excelentes resultados que hicieron honor a San Andrés Huberto y a Santa Juana Isabel.

La gran sorpresa nos llegó de un alumno de 5º que pasó el BEP como candidato libre y superó la prueba.

Alabamos y glorificamos a Dios a Quien confiamos nuestro hermoso país de Costa de Marfil al acerarse las elecciones presidenciales.

 
Mme Nambo Marie-Thérèse
Directora

 

 

 

 

Todas nuestras actividades habían comenzado bien como en cualquier otro lugar cuando nos llegaron noticias de esta epidemia a través de los medios de comunicación. Cómo no preguntarse, preocuparse cuando nuestros países de origen, nuestras hermanas, nuestras familias, nuestros conocidos se ven afectados por este extraño virus que trae la memoria otros virus que causaron tantas víctimas en su época.

Las primeras medidas del Estado de Costa de Marfil a mediados de marzo trajeron la realidad de nuestra región de Poro, en el norte de Costa de Marfil, a nuestra propia realidad con el cierre de las escuelas y el envío de todos los estudiantes al confinamiento doméstico para evitar la propagación de la epidemia.

En nuestra comunidad de Santa Isabel, nos preguntamos: ¿qué hacer con nuestras estructuras? El Centro Jubileo, hogar de los enfermos mentales, debe continuar su misión, el alivio de los enfermos y de sus familias no pueden esperar a una hipotética fecha de finalización del encierro. 

En cuanto al Centro de Don Orione para Discapacitados, es seguro que los niños atendidos en rehabilitación funcional y educación especial se quedarán en casa o serán atendidos en el CHR en Korhogo porque habría un riesgo demasiado alto de contaminación. Los únicos servicios que permanecerán abiertos de acuerdo con las dos personas que trabajan allí son el taller de ortopedia para el mantenimiento de ciertos dispositivos y zapatos y la recepción social, que siempre está llena.

Las autoridades locales o ciertas personalidades preocupadas por la supervivencia de las personas, enfermas o no, que nos visitan nos han proporcionado alimentos básicos para que podamos distribuirlos a las familias necesitadas. Una gran parte de la población que trabaja informalmente, es decir, que comen lo que ganan durante el día han perdido su sustento con las medidas que ha tomado el gobierno y ¡a la gente no le queda nada para comer y nada más para dar a sus hijos!

Entonces, en comunidad, optamos por una flexibilidad en el confinamiento y por una  prudencia con la implementación de medios de protección: lavado de manos y mascarillas lavables de algodón de doble capa hechas por una costurera. El confinamiento parcial nos ha permitido seguir el trabajo de la casa, trabajar en el ordenador y dedicar más tiempo a la oración personal y comunitaria. De hecho, ha pasado un mes y medio desde que es posible pensar en las celebraciones eucarísticas en la parroquia y se nos han llamado como a todas nuestras hermanas a intensificar nuestra oración para que el mundo salga de la pandemia y a orar con los enfermos y sus familias, con nuestras hermanas que atraviesan esa Cruz y con los sanitarios e investigadores que están luchando.

Afortunadamente, una o dos veces por semana, tenemos la suerte de celebrar la misa en nuestra pequeña capilla presidida por un sacerdote de la parroquia enviado por nuestro párroco. A veces se nos unen algunos feligreses... En el día de Resurrección 2020, vino a vivir la Eucaristía con nuestra comunidad una mujer, que encontró  nuestro celebrante del día rezando a María en la Cueva. Al final de la celebración, Marie-Lucie se levantó, disculpándose por dar las gracias. ¡Su  alegría era tan grande! Para esta cristiana, antigua musulmán, esa misa fue una bendición. No sabía que tendría esta oportunidad y el único billete pequeño de 5,000 FCFA destinado a comprar ese día de Pascua algo para compartir con sus parientes musulmanes, lo dio como una ofrenda. Estaba en acción de gracias: ¡ese momento era una bendición en medio de todas las dificultades que tuvo que vivir en estos días!

Para nuestra comunidad, ese testimonio permanece como una perla en un momento en que vemos que la epidemia aumenta lentamente en nuestro país... Incluso si el futuro es incierto, si nuestros proyectos y programas han sido trastocados, estas palabras permanecen como una esperanza: ¡el Señor ha resucitado! ¡Pasa por nuestra cotidianeidad!

 Sor Janine, Sor Giovanna, Sor Denise y Sor Emmanuelle

El 26 de abril, dos mujeres llegaron a la recepción social del Centro, enviadas por el servicio social de la CHR de Korhogo, acudían en busca de ayuda, pues su hermana acababa de morir una semana después de dar a luz a 3 bebés, trillizos nacidos prematuramente. Wandja, Finin y Lazeni, dos niñas y un niño, nacieron como flores muy frágiles, que comienzan a abrirse...

Incluso a una de las niñas, al nacer, se le había fracturado una pierna, por encima de la rodilla. "Fue un accidente", dijo la partera que asistió al parto. Afortunadamente, su tía había prometido convertirse en su nueva madre para que pudieran  crecer... Pero los bebés, demasiado pequeños (en torno a un kilo de peso) habían permanecido en el hospital en el servicio de neonatología, donde esperaban que ganaran algo de peso.

Entonces, con Alphonse, nuestro coordinador externo, establecimos un apoyo para los niños y su familia: contacto con el hospital, compra de biberones, leche, pañales, medicamentos, vacunas y... la protección necesaria contra la Covid19 para cuidadores que trabajan con nuestros tres pequeños. La urgencia era que sobrevivieran y fueran la vida de su madre para quienes los rodeaban.

Así que fuimos al hospital, para conocer a los niños, para ver cómo y cuándo, la pequeña Finin podía ser tratada de su pierna rota y para asegurarnos de que estos tres niños fueran bien atendidos. Después de que habían comenzado a perder peso, a fuerza de cuidado, los pequeños fueron recuperándose un poco incluso si Lazeni, el niño, se mantuvo en un nivel crítico. La pierna de Finin terminó inmovilizada: al menos, sufrió menos, ¡incluso si no sabemos qué posición tomó su fémur!

Y al cabo de un mes, los pequeños trillizos salieron del hospital. Habían ganado 400 gramos y estaban dando buenas señales. Entonces la mamá  vino al Centro, acompañada por otras dos mujeres para mostrarnos a los niños y tener lo necesario para alimentarlos y cuidarlos. Eran pequeños pero muy hermosos, y abrían poco a poco abriendo gradualmente sus ojos al mundo...

La mamá volvió  por segunda vez la semana pasada al regresar de un chequeo en el hospital. Acababa de recibir unos "canguros" ofrecidos por Unicef ​​para llevar con seguridad a los bebés y nos propuso que se los probásemos. Una amiga italiana al ver la foto escribió: "¡Ustedes son incubadoras humanas!"

 Pero la vida es frágil... Como una flor que intenta florecer, y un fuerte viento la hace caer y se desvanece. Así Lazeni, con un brote de fiebre, la víspera de Pentecostés, se fue a la otra orilla y se unió a su madre... ¡y ahora es un ángel más en el cielo!

Pero la historia no ha terminado. ¡Wandja y Finin están ahí y tienen que crecer! Su mamá cuenta con nosotros para hacer frente. Y gracias a las donaciones de los bienhechores podremos ayudarles.

Pues estas flores se unieron al ramo de muchas otras flores que ya están en nuestro jardín. Wandja y Finin se unieron a Alassane, Fousséni, Nonlourou, Eléakim, Korotoum, Espérance y muchos otros...

¡La vida llama! ¡Esperamos que estas dos flores se abran plenamente!

¡Y, en cuanto a nosotras, la Caridad nos urge!

 

Soeur Giovanna y Soeur Emmanuelle

Como parte de La  pastoral juvenil y vocacional, nuestra diócesis de Katiola en Costa de Marfil organiza anualmente reuniones de jóvenes durante el tiempo fuerte de la Iglesia. Por eso, nuestra parroquia invitó a los jóvenes a vivir una juventud pelé-juvenil en este tiempo de Cuaresma para testificar su elección por Cristo.

Y los jóvenes llegaron de las cuatro esquinas de la parroquia para reunirse en un pueblo (Sourkoudougou) ubicado a cuatro kilómetros de la parroquia. Para vivir bien este tiempo de peregrinación, dividimos a los jóvenes en varios grupos de treinta personas, para permitir una buena participación en la reflexión de los subtemas y las Estaciones del Viacrucis según las propuestas del equipo organizador. Durante la marcha, hubo estaciones del Viacrucis y momentos de pausa para que cada grupo pudiera tomar un momento de reflexión y responder los cuestionarios extraídos del mensaje del Papa para la Cuaresma. Los jóvenes estaban acompañados por el capellán de pastoral juvenil, el padre Armand Touré, la Consejera, Sor Clémentine Tapsoba con la hermana Adèle Rouamba. Tuvimos también voluntarios (maestros de la escuela) que se ofrecieron para acompañarnos.

Cuando llegamos al lugar de recepción, la comunidad cristiana y los catequistas titulares nos esperaban con alegría. Eran muy numerosos los que participaron en la celebración eucarística con nosotros. Estábamos unos 350 entre jóvenes y adultos, además de algunos niños. Después de un descanso, tuvimos una lección sobre el tema: JOVEN MISIONERA CON CRISTO, impartida por la hermana Clementine. Luego tuvimos la celebración eucarística y la puesta en común de las reflexiones en vez de la homilía guiada por el padre Armand.

Después de esta hermosa celebración eucarística, seguida del compartir la comida traída por cada peregrino, hubo una animación del coro juvenil con canciones de alabanza antes del regreso. Emprendimos el camino de regreso con la auténtica  bendición del mismo Dios (¡una buena lluvia!) que renovó nuestras fuerzas. Al llegar a la parroquia, el párroco, el padre Alexis y la hermana Marie nos esperaban para bendecirnos y enviarnos en misión a nuestros lugares de vida y al mundo.

Este tiempo de peregrinación fue un tiempo de compartir, de intercambio y oración entre los jóvenes de la parroquia. Todos vivían la alegría interior de poder hacer un camino de fe con Cristo y con los otros.

 

 

Tranquilamente la tarde del 17 de marzo de 2020, las hermanas de la comunidad de Abidjan están pasando un tiempo de encuentro con las hermanas que han llegado de Khorogo: Emmanuelle et Janine. Comparten en fraternidad los proyectos que trae cada una para los próximos días: procedimientos administrativos para las estructuras de salud; el Centro de Jubilé de Korhogo, reanudación de la escuela, Centro Lasaliano Africano (CELAF), ritmo diario de la misión; presencia comunitaria, permanencia en el Obispado para la secretaría... En resumen una lista completa de actividades para vivir en tiempo cercano.

Pero de repente, después de leer sus "sms", Emmanuelle grita: "¡Ala! El gobierno marfileño está enviando un comunicado de prensa a la población: es el cierre de todas las escuelas para evitar la propagación del Coronavirus”. ¡Y mira por donde,  un simple "texto"  altera por completo la lista completa de nuestros "Haremos esto, haremos eso"! Todas las gestiones quedan bloqueadas. Afortunadamente, Emmanuelle y Janine encontraron la posibilidad de un transporte para llegar a su comunidad.

Tuvimos la gracia de vivir la Eucaristía hasta el 19 de marzo, día en que las directrices de las autoridades eclesiales de acuerdo con las medidas estatales anuncian la suspensión de todas las actividades pastorales en la Diócesis. Por tanto, desde ahora se suspenden todas las reuniones de más de 50 personas: reuniones de oración, Celebraciones Eucarísticas con presencia de fieles, sesiones de catequesis y Viacrucis. En la misma línea, las peregrinaciones diocesanas de jóvenes y adultos durante el período cuaresmal previstas para el domingo 22 de marzo tuvieron que ser canceladas. Únicamente los niños de la Parroquia de Nuestra Señora de la Esperanza (unos 3000) tuvieron la oportunidad de realizarla el sábado 14 de marzo. El sábado 21, nos arriesgamos a presentar una petición al Párroco, para saber si era posible tener la celebración de la Eucaristía en nuestra capilla el domingo. Nos fue concedido y el Vicario vino a celebrar la Misa a la Comunidad. Una religiosa de la Congregación de Ntra. Sra. De Evron se unió a nosotras.

 Después de estos movimientos, rápidamente cambió la situación de salud dentro del país: de 3 casos confirmados a mediados de marzo, hemos alcanzado más de 80, hasta el día de hoy. Afortunadamente, no se ha declarado ninguna  muerte, y ya se han anunciado 3 casos de curados.

 Sin embargo, el gobierno no está bajando la guardia. Por el contrario, ha intensificado las medidas para combatir la propagación de Covid-19:

  • Establecimiento del estado de emergencia: toque de queda de  9 p.m. a 5 a.m.,
  • Cierre de las fronteras terrestres, marítimas y aéreas de los países.
  • cierre de todos los centros de enseñanza,
  • Cierre de maquis (tipo de tascas) y restaurantes,
  • Jornada continua para los trabajadores que están de guardia para planear salir de la oficina a una hora razonable
  • Y recientemente, el jueves 26 de marzo, supimos que los viajes dentro del país estarán prohibidos.

 Teniendo en cuenta la situación económica de la población, que se ve obligada a trabajar, el Estado ha decidido mantener la circulación del transporte común, como taxis con taxímetro, gbaka (minibuses utilizados para transportar a varias docenas de personas), woro-woro (compartir el viaje). Por lo tanto, estos medios de transporte están autorizados a circular con la condición de reducir el número de pasajeros para respetar una cierta distancia. ¡¡¡Lo mejor es no necesitarlo!!!

 En cuanto al lavado de manos, está recomendado con fuerza. En todos estos perturbaciones parece que algo  importante empieza a faltarnos: ¡la sonrisa "made in en Costa de Marfil" camuflada por la mascarilla cuyo uso también es muy recomendada!

 Pero en estos acontecimientos desestabilizantes sentimos la invitación a honrar  el suelo humilde de la vida cotidiana[1]. Sí, se nos revelan estas realidades cotidianas y el Evangelio es muy revelador en estos días agitados cuando nos invita a vivir la pequeñez como un lugar de vida: "Siervo bueno y fiel,... en lo poco has sido fiel, te estableceré sobre lo mucho; entra en el gozo de tu Señor ", Mateo 25, 21.

 

¿Qué pequeñas cosas para vivir en suelo marfileño en estos días especiales?

  •  Llamadas telefónicas entre hermanas sin un tema especial aparte de la pregunta: "¿Cómo están hermanas?" ",
  • El ajuste de la carretera delante de la casa para que sea más accesible: unidas, en comunidad, tomar las herramientas necesarias: melocotones  y cubos para recoger guijarros, grava, tierra para llenar los agujeros,
  • Orar con los rostros de las hermanas Hijas de la Cruz de todo el mundo, los rostros de nuestros países de misión,
  • Desgranar  el Rosario llevando a la oración la Casa Madre, La Puye, los enfermos, nuestras hermanas y todo el personal de enfermería de todas partes.
  • Vivir la Eucaristía de manera diferente al recordar a Santa Juana Isabel. Privada de la celebración eucarística, durante los tiempos difíciles experiementados después de la Revolución Francesa, vivió su vida como Eucaristía: "Después de la Revolución, en el pueblo de Bethines, Elisabeth reunió a granjeros, vecinos, amigos y luego gente del pueblo para rezar”[2],
  • Decirse en comunidad las horas de transmisión de la misa televisada y las de las diferentes oraciones con el Papa,
  • Escuchar juntas el intercambio de las lecturas del día con la parroquia a través de la red "Whatsapp" a través de la cual los Padres transmiten la Palabra y la Homilía del día.

Debemos aceptar ver la vida de otra manera a través de la terrible experiencia de la enfermedad del Coronavirus.

Debemos encontrar en el "encierro" la novedad y la actualidad del Evangelio. Siguiendo el ejemplo del hijo pródigo, las Buena Nueva nos invitan a "entrar en nosotros mismos", Lucas 15:17 para volver a lo esencial, para devolver a nuestra consagración la seriedad del compromiso bautismal.

 Sí, acogemos agradecidas las palabras de Sor Susana: "Estamos ante una oportunidad privilegiada... para volver a lo esencial de la humanidad... para encontrar nuevos puntos de referencia y nuevos caminos de felicidad... y para pedir gracia y sabiduría para un nuevo comienzo”.

 Ojalá que la gracia del Espíritu Santo nos revele que lo que vivimos como un día de sufrimiento invencible  sea  “tiempo de promesa y esperanza".[3].

Las hermanas de la comunidad de Abidjan

 ———

[1] Prefacio, de Anne Pelletier en “Bautizados  en el fuego” de Dolores ALEIXANDRE.

[2] La Congregación de las Hijas de la Cruz; su  Fundadora y su Carisma, ed. Du Signe, p. 4-5.

[3] Préface, d’Anne Pelletier dans Baptisés dans le feu, Christus de Dolores ALEIXANDRE.

 

En el corazón de la región de Poro en la  Antena de Korhogo, el Centro Don Orione, para personas con necesidades especiales acoge con su familia a niños y adultos en situación de necesidades especiales físicas, mentales o sensoriales con el fin de ayudarles a avanzar hacia la autonomía física e intelectual con vistas a su inserción social.

Desde hace 25 años, la misión de nuestro Centro de personas con necesidades especiales de  Don Orione, Antena de Korhogo, se prosigue con demandas que diversifican y que aumentan de año en año. Nació en 1994 por iniciativa de la unión de religiosas de la diócesis de Korhogo y confiada a la Congregación de las hijas de la Cruz por Monseñor Auguste Nobou, Obispo de la Diócesis de Korhogo.

Desde hace algunos años hemos tenido la suerte de contar con la ayuda de educadores que procedían de dos direcciones regionales de ministerios y que reforzaron el equipo con sus competencias para acoger y acompañar siempre a más niños en educación especializada: deficientes y sordomudos

Si aumenta el número de niños acogidos y atendidos se debe a que desde el principio del Centro, e incluso antes,  hubo un gran trabajo de sensibilización en torno de las necesidades especiales. Pues muchos se les dejaba de lado, los escondían o acompañaban a la muerte. Las familias se arreglaban para hacerles desaparecer y morían pues los niños que nacían con alguna deficiencia eran considerados, según la creencia, como niños-serpientes, así favorecían su retorno a su naturaleza primitiva.

Entonces, cuando después de tres años de demanda  y de espera, siendo conscientes de que había que dar un paso más en la acogida a personas con necesidades especiales y también a sus familias, el 24 de octubre de 2019, recibimos una gran alegría: el Ministerio de Empleo y de Protección social por mano del Ministro, firmó la aprobación de nuestro Centro: “para llevar a cabo todas las actividades educativas para niños y adolescentes en situación de discapacidad”.

Esto nos abre a la posibilidad de llegar a acuerdos con diferentes ministerios que nos permitirán responder mejor a las demandas en constante aumento en todos los sectores, tanto en la atención y cuidado de la salud física como en el apoyo educativo de quienes acuden a nosotras.

Una abuela que vino a confiarnos a su nieta que no hablaba a la edad de 4 años, nos expresó su alegría en la fiesta de fin de año: "“Antes mi hija no hablaba, pero ahora habla dioula, senufo y francés. ¡No lo creía pero sé que ella puede aprender! ¡Agradezco a los educadores y al Centro! "

Entonces, en espíritu de Servicio a estas poblaciones de personas con discapacidades y a sus familias tan vulnerables, vemos que el futuro se abre con otras perspectivas.

“Tenemos que hacer mucho más. Mucho más de lo que podemos. Para tratar de hacer lo suficiente. Se necesita hacer más. Cada día. Todos los días…”

“¡Todo amor sembrado, florecerá pronto o tarde!” (Raoul Follereau)

 

 

 

Un día a fines de septiembre, el papá  de Tiélourgo llamó a la puerta de nuestro Centro. Después de probar todo -medicina tradicional, masajes y oración de un pastor- estaba desesperado...

Había estado buscando ayuda para cuidar a su hija durante más de 3 semanas. De hecho, en Korhogo CHR, tuvimos que administrarle una transfusión de sangre porque estaba muy anémica y tuvo que someterse a una amputación de la pierna para evitar, si aún era posible, la propagación del cáncer que le había cogido la rodilla.

 Sin los 240 000 FCFA (366 €) que debían financiar la operación y las trasfusiones, nada se hubiera hecho… Y el cáncer se hubiera llevado rápidamente la niña de 10 años.

En estas circunstancias Sor Giovanna y yo decidimos hacer algo y deprisa. Volvimos a llamar al papá que volvió a la mañana siguiente con todo su dossier médico.

Después de haberle escuchado de nuevo durante unos momentos, lo dejamos regresar al hospital con el dinero de la operación. Incluso sabiendo que nos faltaría en el funcionamiento de nuestro Centro, no podíamos ignorar la urgencia: salvar  una niña, salvar a Tiélourgo era una prioridad.

Fuimos a verla al día siguiente de la operación… A pesar de la fatiga, la chiquilla tenía buena cara y sus padres el rostro radiante de quienes han luchado y triunfado donde penaban desde hacía semanas o meses…

Algunos días más tarde, pasó al Centro con su papá.

Nos lo agradecieron y todavía nos pidieron ayuda para proseguir con los cuidados. Les dimos 50 000 FCFA (76 € 25) para comprar medicamentos y lo y necesario para los apósitos.

 Actuamos de urgencia. Las curas de Tiélourgo comenzaron justo a tiempo. Ya hemos financiado 290 000 FCFA.

Agradecemos a los bienhechores que nos han permitido  dar esas oportunidades de vivir a esos niños y de aliviar a sus familias.

Tiélourgo ha reanudado su camino a la escuela puesto que la herida de la operación estba bien cicatrizada… Cursa CE1.

 

 

 

 

En Niellé, vuelta de la Hermana Janine nombrada «Shientchon»

Con ocasión de un encuentro en la ciudad, Sor Fatou Xavière me preguntó si estaría disponible en el mes de diciembre. Pocas semanas después recibíamos una invitación para la celebración de sus 25 años de vida religiosa en Niellé.

Nielle evoca para mí el primer contacto con la Costa de Marfil profunda un16 de septiembre de 1973. Ese día llegamos a Niellé con Soeur Mathilde Saint Jean Asistenta General, con Soeur Jeanne Aldalurra y con Soeur Jeanne Marisco.

Ha sido la misma emoción la que me ha embargado este 23 de diciembre al ver a las personas que venían a saludarme llamándome por mi nombre. Reconocía a algunas y descubría a otras que se habían hecho adultas e incluso a otras cuyos cabellos se habían vuelto blancos y que tenían arrugas como yo misma. Lo que me encantó es que todos guardaban un buen recuerdo. El tiempo es quien borra lo que está menos bien. Se tomaron fotos a la salida de misa. Aquí, yo estaba en la caja.

Brehima, con quien trabajé durante 25 años en el dispensario llamó al enfermero para ir a hacer una visita al dispensario. El personal se sorprendió al verme en carne y hueso. Me veían diariamente en la foto que está en la sala de espera. De hecho hace veinte años el prefecto de Ferké había enviado una fotografía para disparar “una pose” y esa foto continúa en la sala de espera del dispensario con los colores bastante apagados.

La ceremonia que nos condujo a Niellé fue muy hermosa; Soeur Fatou había elegido celebrar los 25 años de vida religiosa en Niellé, poblado próximo a su poblado natal. Fatou proviene de una familia musulmana y allí estaba toda su familia. La juventud de Niellé con toda seguridad será sensible a ese testimonio de vida consagrada a Dios.

Muchos misioneros tienen nombres significativos que les da la gente. Cuando sonó para mí la edad del retiro, a la sazón a los 55 años, las autoridades quisieron agradecerme dándome la medalla del mérito. Hubo hermosos discursos llenos de cortesía y delicadeza: “hoy honramos su ardor en el trabajo”.

Con gran seriedad la gente me ha dado un Nombre y un Apellido Soeur Ouattara Shientchon, llamada Soeur Janine.

Quise saber el significado de mi nombre: “la que nos ha cautivado con un buen corazón”.

E l 8 de Diciembre de 2017, un niño fue acompañado al Centro Social 1 de Korhogo por el Señor Yéo Souleymane, Imam de la Mezquita del barrio Prémafolo de Korhogo.

El griot (bardo), a petición del Imán, recorrió todos los barrios de la ciudad de Korhogo para preguntar si sabían algo de un niño que había desaparecido. Pero nadie sabía nada. Le dijo que algo había sido referido por el comisario de Policía y ese era el motivo de su presencia.

El Señor Souleymane relata que el 6 de diciembre de 2017, fue interpelado por los fieles musulmanes de la mezquita sobre la presencia de un niño enfermo que se veía desde algún tiempo en las proximidades de su lugar de culto. Hizo que el niño fuera ante él para conocer sus orígenes. Según él, el niño decía llamarse « Tchékoroba » (« El viejo»). Dijo que tuvo una comunicación difícil con él. Además no disponía de medios materiales y financieros para hacerse cargo del niño. Así que vino a solicitar los servicios competentes para su protección.

Entonces el Centro Social procedió a escuchar al niño. Dijo que se llamaba ISSA y que su padre le había puesto el sobrenombre de « TCHEKOROBA ». Que su padre se llamaba DRISSA y que no conocía a su madre porque había muerto. Contó al equipo del Centro Social que su padre lo había confiado a su tío, un marabout (morabito) de profesión (En las sociedades islámicas de África occidental y central, con el objeto de impartir una educación religiosa a sus hijos, los padres los confían a un morabito), que vivía en el poblado. Ese tío lo había dejado delante de la mezquita a la caída de la tarde y le había mandado que se quedase allí hasta que él (el tío) volviese. Dijo que no se acordaba de su padre. Después de varios días de espera, el tío no volvió. Y se encontraba en esa situación, siempre delante de la mezquita. Ese niño abandonado a su suerte estaba en peligro y no era capaz de hacer frente a sus necesidades cotidianas.

El juez de niños y de tutelas fue informado por el centro social de la situación y ordenó que el niño fuera confiado a una familia. Recurrió a varias familias. Pero al saber que el niño estaba enfermo, todas lo rechazaban. Como los del Centro Social conocían a Alfonso y a su mujer Edith, les pidió si podían acoger al niño en su casa. Ellos lo aceptaron de corazón pensando en la necesidad de Issa.

Desde el primer día, Alfonso acompañó a Issa para una visita médica donde el pediatra del hospital de Korhogo. Es visita reveló que el niño sufría una inflamación y deformación de la columna vertebral 4 y 5.

El Pediatra después de que han establecido un certificado de edad fisiológica hizo una referencia al Departamento de cirugía de la CHR y se le atribuye la edad de 6 años. La consulta en este servicio reveló una sospecha de mal Pott, una forma de tuberculosis.

El mismo día se recurrió al Centro Anti-Tuberculoso. Se hizo una consulta de análisis y una ecografía que permitieron saber que el niño Issa sufría efectivamente del mal de Pott, que presentaba una masa líquida situada en el estómago y una anemia.

El niño fue sometido a tratamiento antituberculoso.

Issa comenzó en ese momento a frecuentar la escuela en CP1. Ha cursado una parte del año escolar pero a causa de su enfermedad y del retraso que llevaba ha repetido curso.

A pesar de todo eso ha mejorado mucho. Ha reencontrado su sonrisa. Y SOBRE TODO ¡HA ENCONTRADO UNA FAMILIA QUE LE QUIERE!

 

 

¡Todo tiene un final! Y ha llegado el tiempo de decir “adiós” a mi diócesis de Katiola.

Llegué en Octubre de 1966 y dejo esta diócesis (mi segunda y gran familia) el 21 de Noviembre de 2017.

Enviada a Korhogo, al Colegio Ste Elisabeth, a la llegada de Monseñor Nobou, dejé esta misión para fundar en Niellé con Sor Jeanine Sein y Sor Jeanne Aldalurra.

En 1989, a petición de mis superioras, dejé Niellé para ir con un nuevo equipo a Boniéré, a abrir una comunidad de formación para acoger a las primeras jóvenes africanas que deseaban ser Hijas de la Cruz. Las Hermanas Catequistas de Menton Habían salido de esta parroquia después de una presencia de 10 años.

Durante más 27 años he trabajado duro en esta parroquia con los Djiminis. Cuando alguna vez me han preguntado: “¿Cuál ha sido su misión preferida?” mi respuesta era: Cuando se trata de llevar a los hombres “la alegría del Evangelio” no se hacen comparaciones. He intentado adaptarme a cada situación, a cada mentalidad para anunciar a Jesucristo, para llevar un poco de alegría y consuelo, sobre todo a los más pobres, a los que tienen necesidades especiales. Una misión preferida era la de la catequesis a los niños de la escuela y a los jóvenes; podía anunciarles la ternura de Dios por cada uno, decirles que Dios se interesaba por cada uno de ellos.

Sencillamente he querido vivir nuestro carisma que se resume en dos palabras: “enseñar y curar”. Al mismo tiempo, a ejemplo de nuestra Fundadora Santa Juana Isabel, he querido dedicar una atención especial a la Iglesia y a sus pastores, nuestros Sacerdotes.

Todo el bien que he podido hacer por donde he pasado ha sido con la gracia de Dios que nunca nos falta y con la ayuda y el apoyo de mis Hermanas. La

Comunidad es la que evangeliza. De ahí la importancia de vivir una vida fraterna, vida de oración en la sencillez, la humildad y la alegría compartida. ¿No decimos que “¡La unión hace la fuerza!”?

Si durante estos cincuenta años he aportado algo a la Diócesis de Katiola, puedo decir sinceramente que he recibido mucho del pueblo, de la fraternidad de las Religiosas, de los Sacerdotes y de nuestro Obispo, Monseñor Bessi que ha confiado siempre en nosotras.

¡Gracias, muchas gracias a todos! Perdón si no siempre he respondido a lo que se esperaba de mí. Regreso al País Vasco, pero no sola, vuelvo con todos vosotros en mi corazón y en mi oración. No es más que un hasta la vista, Hermanos, sí, un hasta la vista porque ¡un día nos volveremos a ver!

France

Una nueva comunidad en Alianza que comienza con virus, máscaras, toques de queda, confinamiento, es bastante original ... e inesperada …

 " Qué hacemos?” O mejor dicho “¿Qué estamos viviendo?”

 En cuanto a cada Hermana: La respuesta a una llamada, sin saber realmente a dónde nos lleva esta llamada, sino a la presencia en el Señor, así como a quienes podemos encontrar físicamente o por teléfono, en este entorno multicultural.

Hay vecinos en el edificio: cuidado de niños en ausencia de los padres, familia que nos trae un plato africano, presencia con la madre de un niño desaparecido (y encontrado), reuniones en el escaleras, ayuda a migrantes conocidos y están en dificultad, establecimiento de contactos, permanencia en  Ayuda Católica (cáritas), acogida a alguna persona que está sola, llevar la comunión  a una persona discapacitada, encuentros en los huertos familiares y... remolacha recibida, ayuda a un escolar en dificultad, Restaurante del corazón.

 También se da el compartir entre nosotras estas realidades, momentos de oración con todas estas personas que nos rodean y con nuestros fundadores y María, momentos para conocernos y reflexionar juntas sobre el Evangelio y otros textos cada semana, el tiempo de dos Eucaristías, miércoles y domingo en la comunidad, también el tiempo del “radio de un kilómetro” diario.

 Y por supuesto los tiempos de teléfono con otras comunidades de Hijas de la Cruz o Siervas de María. Reflexión de una Sierva de María "Rezo por vosotras 2 y vuestro barrio".

 

« Se pasa por La Puye como se pasa cerca de una fuente... »

Entre dos confinamientos, pero ¡SÍ, la hemos vivido! Después de tantas dudas, incertidumbres reajustes de nuestros planes, las hermanas, aquí estamos, en La Puye. Y están en nuestros corazones las que pensaban venir y las que no podían ni pensar en venir

Un guía excepcional, de lengua de origen español, nos explica las razones de este barro y estas obras del patio Marotte. Es Susana; a partir de estos montones de tierra y de estos bocetos de caminos de piedra, ha creado un futuro que ya está ahí, que estará en el futuro al servicio de los transeúntes ávidos de "comprender " La Puye.

Gracias Susana por las explicaciones de estas obras así como del nuevo diseño del patio y de los claustros. Esperamos volver pronto.

Pero antes, hagamos la peregrinación.

Es rica de los lugares fundadores que hemos vuelto a pisar: los Marsyllis (y su viento gélido), la escalera del pobre, la gruta de la cancerosa (visitada por dos o tres intrépidas que han pisado las ramas caídas por el poda), Molante.

¡Finalmente, la marcha! Para ese día, el ángel del Señor había empujado las nubes.

Partiendo de St Phele, ocho kilómetros (seis más dos), caminamos por el borde de la carretera. La consigna de prudencia nos ayudó a caminar, no a "desplazarnos”,

en silencio, oración y reflexión... hasta la Cruz del Encuentro.

Allí nos encontramos  quienes marchamos dos kilómetros con los peregrinos en coche.

Sor Laurette rememora el evento y nos consuela en nuestros desplazamientos personales de hoy.

La Misa dominical en la iglesia de La Puye, otro regalo para nosotras hermanas y para los feligreses.

Para continuar desplazándonos, llevamos en nuestra bolsita las perlas que hemos recogido. Una de las perlas más hermosas ¿no es acaso la alegría de habernos encontrado en estos cortos espacios de  compartir tan sencillos y auténticos?,
¿y también los espacios de las comidas y de las veladas,
y la participación en cada escenario?

La Puye, una fuente al fondo  de sus pozos.

Gracias a las hermanas del Consejo Regional que nos han invitado y organizado esta peregrinación.

El 29 de octubre de 2020, Francia quedó asolada tras un ataque terrorista en la Basílica de Notre-Dame de l'Assomption en Niza. Esta vez, este ataque tuvo como objetivo a los "católicos”.

¡Tres días después, celebrábamos el Día de Todos los Santos!

Al salir de misa, el 1 de noviembre, la comunidad parroquial de Les Mureaux tuvo la gran sorpresa de ser recibida en la explanada, por un grupo de musulmanes y sus imanes, representando a las 4 mezquitas de la ciudad!!! Un teniente de alcalde se les unió... Habían preparado mesas llenas de cupcakes para dar la bienvenida a los feligreses.

Amigos musulmanes nos dijeron que estaban  molestos y heridos por los acontecimientos de esos días:

"Queremos condenar estos actos abominables, y oponernos a estas personas que siembran odio,
Queremos que la amistad sea más fuerte y supere al odio.

Nuestro único refugio es Dios. Queremos refugiarnos en su protección. "

 El sacerdote católico insistió en la palabra "incansablemente".

“Nuestro Dios nos ama incansablemente. Seamos incansables en el amor”

Y el Imam de la Mezquita "Essalam" continuó:

“Trabajemos incansablemente por la paz. "

Discursos de los líderes de los cultos cristiano y musulmán.  (Haga clic aquí)

El diálogo fraterno entre cristianos y musulmanes es una realidad en Les Mureaux, una ciudad de diversidad social.

El Evangelio de este día es muy significativo. Releámoslo:  "BIENAVENTURADOS LOS ARTESANOS DE LA PAZ"

"Aclamemos la Palabra de Dios!"

El domingo 20 de septiembre de 2020, la Eucaristía nos reunió como todos los domingos para celebrar al Señor y darle gracias. “Dar gracias” es el significado propio de la palabra “Eucaristía”. La comunidad cristiana de Soustons con las Hijas de la Cruz, muchas de las cuales procedían de la Región Suroeste, agradeció los 175 años de presencia de la Congregación en Soustons.

En la Iglesia, el grupo de Hijas de la CruzLas Hermanas se van debido a la edad y la salud. ¡Pero irse no significa que todo se detenga! Las Hermanas han sembrado y se acerca la época de la cosecha. Lo que sor Bernadette, sor Renée y sor Marie Claire, las últimas hermanas que han permanecido en Soustons, han aportado como “acompañamiento, consuelo, anuncio de la fe, visita a enfermos o a personas solas, oración”, los laicos lo continuarán y lo transmitirán, a su vez.

“Glorificar a Dios,” hacerlo glorificar comprometiéndose en su servicio y al servicio de los pequeños y los pobres a través de toda clase de buenas obras y de enseñar y curar como lo hizo Jesús, es el corazón de nuestra vida y de nuestra misión como Hijas de la Cruz. A lo largo de décadas, la misión de las Hermanas en Soustons ha tomado diferentes aspectos, pero sigue siendo el mismo espíritu.

Las Hermanas llegaron en 1845 acompañadas de Sor San Roger, tercera Superiora General de la Congregación. Nota interesante porque esta Superiora General conoció durante su vida a nuestros Fundadores, Santa Juana –Isabel y San Andrés-Huberto. Forma parte del grupo que vive el movimiento fundador de la Congregación, fundada después de la Revolución Francesa. Fue principalmente educación gratuita en una escuela municipal y luego en una escuela privada. Posteriormente se instaló un centro de salud. También fue un punto de inflexión cuando nuestras hermanas dejaron las obras y se quedaron con una presencia muy sencilla a través del trabajo profesional, la vida comunitaria y la pastoral. Vivir cerca de la gente, participar en las actividades parroquiales, ayudándose unos a otros, sacerdotes, laicos, religiosas para avanzar en un camino de vida, de fe, de evangelización.

Hemos encomendado a la oración de la comunidad cristiana nuestra Congregación que trata de responder a las llamadas: "Os encomendamos también la oración por las vocaciones, por todas las vocaciones".

También les aseguramos nuestro apoyo y nuestras oraciones para agradecerles por la cálida acogida brindada a todas nuestras hermanas y para que prosiga la vida y misión en esta parroquia de Soustons.

Después de la Misa, se ofreció la copa de la amistad y el Alcalde agradeció a las Hermanas entregando a cada una de ellas un folleto y la bufanda navideña de Soustons. Luego fue la comida ofrecida por la parroquia en la que participaron el consejo parroquial y las Hijas de la Cruz.

Un hermoso día que nos ayudará a vivir con serenidad nuestros diversos desplazamientos después de este encuentro con una parroquia pacífica, participativa y agradecida”.

Vivir la PASCUA y su octava en situación de « confinamiento » en Mantes la Jolie

12 de Abril, con un alegre ALLELUIA entramos en este domingo tan particular…

 Sí, ¡¡¡CRISTO ha RESSUCITADO!!!

Y, comenzará una semana llena de sorpresas.

Sí, qué sorpresa ver, al final de la mañana, a nuestro párroco, el padre Matthieu, entrando seguido por Gaël, diácono, llevando sobre su hombro la vela pascual destinada a la iglesia del barrio, cerrada de momento. Así, nuestra Eucaristía de Pascua, vivida en el comedor, comienza con la bendición de  este cirio  que permanecerá en nuestro oratorio antes de que podamos reunirnos en la iglesia. Todos los días acompaña nuestra oración y nos invita a unirnos a todas nuestras Hermanas, a todos los cristianos del barrio, y también a nuestros hermanos musulmanes que se preparan para vivir un Ramadán muy especial...

Y también la visita sorpresa del Señor, una tarde después de las 8 p.m., en la persona de Martine, muy frágil psicológicamente. Habiendo sido llevada al hospital por los bomberos, sale con algunas medicinas... No tiene el coraje de ir a casa a pie, donde no tiene nada para comer...  de ahí, ¡ la parada donde las Hermanas que siguen confinadas!  ¿Qué hacer? Abrir… acoger…  escuchar... llenar un poco su bolso... y acompañarla...

¿No eres, Tú, Señor  quien llamas otra vez a nuestra puerta? ¡ GRACIAS, Señor!

Luego, es Mónica, una amiga, que se preocupa por nosotros y que deposita discretamente 5 mascarillas que ella misma hizo: 1 para cada una y un pequeño suplemento... en caso de que ...

Maravilla de atención y delicadeza… ¡GRACIAS, Señor!

Y aún queda  otra sorpresa aún para este sábado que cierra la octava de Pascua: el P. Matthieu viene otra vez a celebrar hoy, pero esta vez viene acompañado… ¡¡¡Qué sorpresa!!! ¿Qué hacer cuando estamos en pleno periodo de confinamiento? No hay problema... Tiene todas las autorizaciones para las salidas… de…  y para nosotras, esta es una oportunidad para dar a conocer, un poco, la Congregación.  En resumen, nuestra semana termina con una celebración llena de alegría y sencillez...

 ¡Cristo está ahí Con nuestras debilidades, nuestras preguntas ... nos dice de nuevo: “Id por todo el mundo, (el mundo está ahí, en nuestro entorno) Proclamad el Evangelio a toda la creación”. Mc 16/15

 Hermanas Marie, Marie Clotilde, Nadège, Marie Paul

 Mantes la Jolie,  18 de abri de 2020

 

  1. Cola delante del almacén junto a otras personas  y tiempo para airearse
  2. Marie Paul
  3. Misa en la Tele
  4. Confección de gel hidro-alcólico
  5. Para el 25 de marzo
  6. Domingo de Ramos
  7. Creatividad + Aprendizaje de ganchillo
  8. Agradecimientos y ánimos a los sanitarios a las 20h

Nos hemos convertido de apostólicas en “monásticas”. Tenemos tan bien organizadas las jornadas que se desarrollan por lo mejor.

KTO, la radio cristiana, nos permite seguir las diversas celebraciones. La parroquia, rica en propuestas, nos une, nos conecta con  el resto de feligreses y aún más.

También hemos recibido de Sr Susana, qué y  cómo vivir la Semana Santa en relación con las comunidades de la congregación.

No hay reuniones religiosas, pero qué cadena de solidaridad, de atenciones... Las llamadas telefónicas de unos a otros estrechan los lazos. Incluso muy cerca en la calle, sin vernos, hablando entre nosotros, aplicamos el "quédate en casa".

Y, a las 8 p.m., nos encontramos con los vecinos,  en  ventanas y balcones, para aplaudir a los cuidadores, a las personas que trabajan con los enfermos, y en todos los trabajos esenciales para la vida y la salud así como a los voluntarios. Incluso Juliette, de 3 años, lo vive con nosotros. Dependiendo de la meteorología, el contacto continúa…

Hablaba de jornadas organizadas espiritualmente y en lo material con las tareas cotidianas…

Este período especial de proximidad nos permite conocernos mejor, compartir nuestros talentos, apoyarnos, ayudarnos, entrenarnos. Todo esto teniendo en cuenta nuestras edades, nuestra salud, nuestros temperamentos...

Reconocemos que somos privilegiados. La casa está rodeada de flores, el barrio es tranquilo y agradable.

            ¡Así que en todas partes continuemos viviendo nuestra misión de alabanza, intercesión y servicio!

 Anne-Marie, Jeanne et Jeanine

“Llevamos el nombre de Hijas de  la Cruz, que significa
nuestro enraizamiento en el misterio de Cristo. (# 6)

Tanto en el servicio que se nos pide como en la inactividad o en la enfermedad,
cada día tenemos que descubrir nuestra propia misión de anunciar la Buena Nueva.” (#69)
(Regla de vida)

Día tras día

♥  En la despedida a nuestra Hermana Sœur Geneviève, 96 años.

S u belleza, su coraje, su apertura al mundo, su dinamismo hasta el final permanecen en nuestra memoria y en nuestro corazón.

Tres hermanas le acompañaron en el momento de su sepultura.

En su tumba, los mensajes escritos por cada una de las hermanas de la comunidad, tulipanes...

¡Cuántas familias viven sin poder dar el  último adiós a su ser querido!

 

♥  En proximidad al Ephad afectado en la personas de cuidadores y residentes.

 En el estacionamiento, vela la estatua de Juana Isabel, invitando a mirar a Aquel que nos lleva a su Pascua. Sus dos manos sobre los niños, nos hablan de proximidad, de gestos de ternura.

Parking lleno de coches de personas que continúan su servicio.

 En el confinamiento ¿cómo podemos expresarle nuestra solidaridad?

Sencillamente dejamos caer un mensaje en los parabrisas:

"Gracias por lo que eres, por lo que haces.
Gracias por tu presencia, tu coraje, tu dedicación.
¡Juana Isabel te cuida!
Rezamos por vosotros/as Díganles a los residentes que estamos orando por ellos.

    Las Hijas de la Cruz

Cuando la ocasión se presenta un pequeño gesto para las personas de la funeraria y ¡una oración por el que nos deja, por su familia!

 

♥  En la oración con los catecúmenos y sus familias.

 “Tomo en serio los compromisos de mi bautismo decía Juana Isabel

El martes día 7, los jóvenes catecúmenos se habían confiado a la oración de la Comunidad de las Hijas de la Cruz.
Su foto, sus nombres en el oratorio nos recuerdan sus rostros, los rostros de sus compañeros... de la diócesis.
Se los confiamos a Santa Juana Isabel y a San Andrés Huberto.
Por correo les manifestaremos nuestra cercanía y nuestra oración... ¡Hasta el día en que reciban el tan deseado bautismo!

 

♥  En comunión universal

 Universalidad significa vivido sencillamente, pobremente en la comunidad internacional.

Los rostros de Costa de Marfil, Brasil, Argentina dan carne al sufrimiento de todas las personas expuestas al dolor, la precariedad, el miedo a la salud, para el día siguiente.

Nuestra oración se nutre de las noticias que nos llegan a través de comunidades eclesiales, situaciones sociales ... Se nutre de la Eucaristía vivida en comunión con la Iglesia de Aparecida en Brasil, la Iglesia de Costa de Marfil, acogiendo en comunión la homilía de los sacerdotes de una parroquia parroquial de Abidjan donde están las Hijas de la Cruz.

Comunión de oración y esperanza con las familias, con el corazón oprimido por tantas situaciones crucificadoras, cercanas o lejanas. ¡Comunión en fe y esperanza!

Acabadas finalmente las obras, la comunidad internacional llamada a vivir la acogida y la vida del polo espiritual tenía prisa por comenzar su misión.

La vivirá de manera diferente entrando con el mundo en el silencio del Sábado Santo.

¡Con todas las Hijas de la Cruz dejamos que los eventos hablen en este año en que celebramos el bicentenario de la llegada de las primeras hermanas a La Puye ¡con alegría e indigencia y miseria!

El tema que nos guía  año: ¡el desplazamiento!

¡Fecundidad  de Pascua!

 

♥  Continuamos viviendo los vínculos con jóvenes y amigos de todos los espacios de vida en tiempos de comunión fraterna. Todos los miércoles nos reunimos para un tiempo de oración conjunta que nos permiten los  equipos de comunicación.

“Proclamar así la salvación que nos llega por la Cruz,
  testimoniando la Presencia del Dios de la Trinidad entre los hombres. " (#66)
(Regla de vida)

Que el Espíritu del Resucitado nos mantenga despiertas, que continúe inspirando en cada una el gesto fraterno,  la palabra que consuela, el silencio que comunica.

Comunidad Internacional

 

Y ya ¡¡¡estamos en 2020 con la perspectiva de celebrar el bicentenario!!! Al mismo tiempo estamos viviendo la acción de gracias por todo lo que hemos experimentado en Mantes en 2019: ¡Un bicentenario también!

Sí, celebrando los 200 años de nuestra presencia en esta pequeña ciudad de la región parisina, hemos tenido ocasión de rememorar lo que nuestras hermanas han vivido aquí: “toda clase de buenas obras” para “enseñar y curar” sabiendo adaptarse a las necesidades y a las situaciones, a veces dolorosas, que ¡han tejido estos dos siglos de nuestra historia!

¡Ha sido sobre todo la figura de Santa Juana Isabel, quien ha estado en el corazón de nuestras fiestas! Nuestra Bonne Sœur estableció aquí, en septiembre de 1819, una Comunidad para abrir la primera escuela municipal de chicas que no estaban escolarizadas. Sabemos bien el puesto que la Eucaristía ocupaba en el corazón de Isabel. ¿Podría ella pasar a Mantes sin pararse en la Colegiata, sin pasar largas horas de oración y sin vivir allí la Eucaristía?

El P. Matthieu Williamson, nuestro párroco, recordándonos que por donde pasan los Santos, pasa Dios con ellos…” quiso “gravar” esto en nuestra memoria, en la memoria de la Comunidad cristiana de nuestra ciudad, instalando en la Colegiata una estatua de Santa Juana Isabel…

Ese 15 de Septiembre de 2019, una numerosa multitud fue invitada a caminar tras las huellas de Santa Juana Isabel… a conocerla mejor… para que, a su ejemplo, tomemos “en serio los compromisos de nuestro bautismo”.

La Eucaristía, animada por numerosos jóvenes, nos ayudó a dar gloria a Dios por todo lo que se ha vivido aquí, en fidelidad al don que se hizo, hace ya mucho tiempo, a nuestros fundadores… Dar gloria a Dios por toda esta juventud, feliz y dinámica, que ¡canta con todo su  corazón  a Isabel! Dar gloria a Dios por todos estos voluntarios que con nosotras, acogen y ¡ayudan a las familias y a los niños a crecer en humanidad en el corazón de nuestra ciudad!

“Isabel, tú que amas a los pequeños… que nos envías hacia ellos, hacia los desheredados… ¡Danos tu gran corazón!, ¡danos tu espíritu!

Marie-Paul, fdlc

 

Día del Bicentenario: 16 de noviembre de 2019 (Pulse aquí)

Fotos de las celebraciones del bicentenario de las Hijas de la Cruz de Mantes La Jolie (Pulse aquí)

“¿Cual es la Buena Noticia?” Estar ahí… ¡es nada y es todo!

Esta pregunta se nos planteó en el encuentro de la vida religiosa, a finales de noviembre. Estar ahí sin esperar ni comprender nada, sin querer saber o captar nada. ¡Estar presente, estar con! El tiempo de Navidad es el tiempo del silencio habitado, presencia del Padre que ofrece.

Con ocasión de esa jornada, hice la experiencia de “salir a misionar”  por las calles, para hablar de Dios. Me sorprendió la expectativa de la gente que venía a nuestro encuentro  para pedir una bendición, para tocar la imagen de María o para escribir una petición.

Estar ahí es eso: Compartir con mis hermanas un pequeño tiempo de vida, compartir su misión o sus interrogantes. Cruzar el camino de algunos argentinos en ese tiempo de cambio político. Entrar con la Iglesia de Argentina en un año mariano para celebrar el 5º centenario de la 1ª misa y los 400 años de la llegada de la Virgen a la provincia de Catamarca.

Ese momento presente siempre está lleno de tesoros infinitos”  J.P. de Caussade

En Boulogne, he vivido 2 meses prácticamente, con Blanca y  Karina. Acompañando a Karina en sus clases, he visto estudiantes que tenían sed de sencillez y de verdad. El testimonio de Tailandia, de mi vocación o de mi vida, se topaba con sus propios desafíos. Con ocasión de un fin de semana experimenté la sed y el sufrimiento de una juventud: sus fuerzas y sus heridas. Las hermanas están ahí, con ellos.

Regularmente van a la Plata, para acompañara al equipo educativo  en los momentos fuertes (Confirmación, encuentro con los laicos, acompañamiento a los jóvenes…)

En el barrio de Boulogne, he comprendido poco a poco, el trabajo minucioso, humilde y profundo de las hermanas. Blanca se junta 3 veces a la semana con esos hombres y esas mujeres afectados por la droga, por la fragilidad de la vida familiar, la violencia. Las hermanas son amadas y respetadas. Después de 9 años de presencia han preparado a unos laicos para continuar la labor de las hermanas. El 27 de noviembre, fiesta de la medalla milagrosa, advocación de la capillita del barrio, el Obispo presidió la misa, celebrada en la calle. 17 laicos fueron enviados a continuar esa obra, presencia de  Iglesia en ese lugar olvidado por los grandes.

Pasé también una semana en las dos comunidades de Zárate. Primero con Carmen y  Gaby, donde tuve la alegría de  dar testimonio en nuestro colegio. Varias de nuestras hermanas han trabajado en él. Gaby continúa  haciendo el enlace. Me rencontré ante los pequeños de 4-6 años para acoger su canción. También di testimonio de Asia ante una centena de jóvenes y fui testigo de su trabajo del año.

 

Me conmovió el grupo de 50 adultos que estudian después del trabajo para llegar a ser profesionales de la educación o de la salud. Nuestro Colegio permite alcanzar el nivel sin tener que desplazarse a la capital. El testimonio de Tailandia y los desafíos de la vida religiosa en la actualidad se unen a su propio combate. El intercambio fue muy rico. Me quedé unos días con Ana Esther, Isabel y Delia. Nos encontramos con un grupo de laicos y visitamos el barrio (más bien villa) con Isabel.

 

El proyecto de voluntariado internacional en alianza (VIA)

El objetivo de mi estancia era también encontrarme con el equipo de redacción de ese proyecto, que está formado por Sor Cristina y Sor Alicia (Siervas de María), Sor Rafaela y Sor Silvina (Ntra. Sra. de la Compasión que tienen experiencia de un voluntariado desde hace 4 años) y Karina. Las Hermanas del Salvador de la Santa Virgen no están en América Latina. Las hermanas llevan un año trabajando. Ha sido un tiempo rico de conocimiento y enriquecimiento mutuo. Se ha elaborado un proyecto de quince páginas cuyos principales puntos son:

 

Objetivos: Proponer un ámbito de misión para personas que buscan vivir la solidaridad y construir una sociedad más justa. Aportar apoyo a las organizaciones locales, ayuda social a  la población más vulnerable.

Condiciones necesarias y compromisos entre el voluntario y VIA: (administrativo, salud, financiero, humano…) con un mutuo acuerdo.

El desarrollo es en 3 fases: - Antes de la estancia (Conocimiento del voluntario, preparación, formación por Skype y presenciales…) -Durante: acompañamiento, seguimiento…-Después: Evaluación, relectura, ¿continuación con una congregación de la Alianza?

A mediados de noviembre enviamos el proyecto a los Consejos Generales y en nombre de los 4 Institutos, Sor Hélène, Superiora General de Ntra. Sra. de la Compasión con su asistenta Sor Carmen nos comunicaron su respuesta. Puerto Nero, Zárate. A Partir de entonces, nos encontramos en dos fines de semana para elaborar los útiles de trabajo para el funcionamiento del proyecto: Page web, itinerario de formación, tablas de evaluación, de acompañamiento dossier administrativo y una hoja de ruta para los pasos que hay que dar antes de lanzar el voluntariado.

El próximo año se nombrara un equipo de coordinación y asumirá la continuación del equipo de redacción.

Fue una buena experiencia, que me dio la alegría de contribuir en este proyecto de voluntariado, proyecto que tengo en el corazón, con la experiencia de Tailandia. Y también la alegría mayor aún de percibir lo que vivimos en alianza, que me invita a confiar y a ver más lejos, más allá de nuestras realidades pequeñas, sencillas y pobres.

Visitas y expansión: 

Los últimos días, visitamos algunos lugares importantes de la capital, tales como la catedral que era la iglesia del Cardenal Jorge Mario Bergoglio, antes de ser nombrado Papa, las calles típicas de Caminito e incluso Tierra Santa, parque temático, el 1º de tema religioso, único en el mundo.

En La Plata, estuvimos en la Republica de los niños (parque temático) un pueblo para niños y grandes.

Los 2 meses que he pasado con las hermanas de Argentina han sido un tiempo rico, tiempo que me rememorado el que pasé en Italia, para conocer a cada una de las hermanas, su misión y sus desafíos. ¿Qué hacen las hermanas? ¡Nada en absoluto! En nuestro momento actual como en el tiempo de Santa Juana Isabel, somos “un puñado de hermanas” cercanas a los pequeños y a los pobres de hoy.

GRACIAS a cada una y ¡feliz año 2020, rico en acontecimientos!

“Dios es extraordinario en lo ordinario de la vida, pues lo ordinario somos nosotros…

Lo que es extraordinario, es que Dios nos ama como somos” Mgr Rouet

Alegria en Mantes
Jan 13, 2020

Eran  10, 20, 40, 60, 100… llegados unos detrás de otros con sus amigos y sus parientes para este aniversario de los 25 años de existencia de esta asociación del barrio EVEIL’MAT’INS que lleva bien su nombre.

“Despiértate a la mañana de tus años jóvenes para construir tu personalidad y convertirte en actor de la sociedad”

Es ahí  donde un joven se levanta de la asamblea en fiesta para decir alto y fuerte a esos niños, a esos jóvenes: “Aprovechad bien lo que aprendéis en Eveil’Mat’Ins, participad al máximum, vais a salir de las situaciones difíciles, degradantes de nuestros barrios. Seguid los consejos de vuestros padres y de vuestros educadores. He hecho el mismo recorrido que vosotros. Empecé muy joven a aprender a leer, a vivir con los demás, a hacer esfuerzos para seguir el buen camino en el barrio de Val Fourré. Hoy estoy en Bachiller +5 gracias a todos aquellos y aquellas que me han ayudado. Así que mirad, es posible para vosotros.”

¡Un grito! ¡Una llamada! ¡Una invitación!

En la sala todas las miradas se han vuelto hacia él,  cada cual estupefacto de su testimonio. Si, ¡Es posible! ¡Ellos y ellas salen!

Los padres están ahí, y los amigos,  mujeres y hombres , actores de la fiesta, algunos en la cocina preparando platos bien surtidos, sabrosos y dulces salados; otros como músicos profesionales de Djembe, y aún otros que ejecutan actividades circenses, bailes, canciones.

25 años de Eveil’Mat’Ins, creado por las hermanas Hijas de la Cruz en colaboración con el Establecimiento de Nuestras Señora de Mantes la Jolie y los agentes sociales del barrio de Val Fourré.

25 años de historia y de compromiso al servicio de la educación en un barrio difícil-

25 años en los que las nuevas generaciones ofrecen a sus hijos ese lugar de crecimiento, de socialización, de educación…

Se construye una gran familia con los antiguos que asumen la responsabilidad del Centro y que voluntariamente a aportar su contribución.

“Eveil’Mat’Ins me ha permitido estar al final del bachiller y ¡estoy considerando entrar en Ciencias  Po! Hoy estoy aquí para agradecer, participar, ¡estar con todos y aportar mi granito de arena!

Y sin embargo, ¡No es Eveil’Mat’Ins lo que se festeja hoy!

Sino ¡los 200 años de la primera comunidad de Hijas de la Cruz en Mantes la Jolie!

El barrio, la parroquia, las personas, crean vínculos esenciales: “200 años de la presencia de las Hijas de la Cruz, eso es ¡Eveil’Mat’Ins aquí!... Entonces ¡hacemos la fiesta con las Hijas de la Cruz!”

Un 3er aniversario abre al mismo tiempo una semana de manifestaciones con las comunidades de los pueblos interculturales del barrio…

 El aniversario de los 50 años de la creación de la parroquia de San Juan Bautista de Val Fourré.

La Fiesta continúa… ¡la Iglesia reúne…! ¡La Vida circula…! ¡Dios está presente!!!

 

 

A todas las hermanas que celebran en el año sus bodas de oro:
El Consejo General les ha hecho una invitación a un tiempo de reflexión, de oración, y de compartir vida y misión en una comunidad de su elección.
IEn esta perspectiva, nosotras: las Hermanas Anna Maria Pedroni de Italie, Conchi Asensio de España, Anne-Marie Iroz y Bernadette Chicotte de Francia, hemos recibido la invitación a este tiempo fuerte.
Sor Anne-Marie Iroz, Sor Bernadette Chicotte y Conchi Asensio, además hemos recibido la propuesta de Sor Susana y del Consejo General de vivir esta semana en Italia con Sor Anna Maria Pedroni que no puede desplazarse por causa de de su precaria salud. Nosotras Sor Anne-Marie y Sor Bernadette, hemos respondido a la propuesta que se nos ha hecho, pero Sor Conchi no habiendo podido liberarse…

Después de sacar los billetes, no hemos comprometido en una aventura muy hermosa que solo podría brindarnos alegría y vida en el corazón de la comunidad de Roma.
Cuando llegamos a Roma, nos encontramos en el aeropuerto con la hermana Diana, que nos llevó a la comunidad Acogida. La hermana Anna Maria y todas las demás nos dieron una hermoso y cálida "Bienvenida". Ya éramos de la comunidad,
Durante esta semana nos tomamos el tiempo de la oración personal y comunitaria, y el tiempo para acogernos mutuamente las tres a través de los intercambios diarios… Preparamos la fórmula de renovación que queríamos pronunciar en la celebración eucarística que congregó a las tres comunidades de Roma.

Después de las mesas de la Palabra y de la Eucaristía presididas por un Padre Betharramita, nos dirigimos a la mesa de la comida festiva y fraterna:
Intercambio de regalos, entre ellos una Virgen con el Niño, tallada en Costa de Marfil, común a las cuatro hermanas jubilares… a continuación, el aperitivo y platos delicadamente preparados sobre una mesa bien dispuesta.
En Familia de Hijas de la Cruz, la alegría, el compartir y el canto daban todo su brillo a
la fiesta.
Durante esta estancia, fuimos en peregrinación al Santuario Mariano de "La Virgen
del Amor Divino", patrona de la ciudad de Roma...


Los siguientes días, se nos invitó a descubrir la comunidad de Ponte di Nona cuya misión se encuentra en un nuevo barrio popular donde poco a poco se organiza la comunidad cristiana, y a la comunidad de Betania, que tiene una misión muy diferente al servicio de la casa regional y de la parroquia.
Todos estos acontecimientos los hemos vivido las tres juntas con nuestras hermanas de Roma… ¡Qué alegría para todas nosotras!

Fue una semana de vida en « familia-congregación”, un tiempo de acción de gracias, un momento de vida recibida y entregada, una inmersión en “comunidad-congregación”
A nuestra vuelta tuvimos la gran alegría de juntarnos en Irún con Sor Conchi, la cuarta de nuestro grupo: tiempo de un corto compartir sobre nuestros encuentros y sobre la alegría compartida con Sor Anna Maria y su comunidad.Ricas de lo que han vivido con cada una de las jubilares y las comunidades de acogida hemos preparado nuestras fiestas jubilares en Roma, en España, en Ustaritz y en Igon.
Estamos en acción de gracias por estas celebraciones, con las hermanas y nuestras
familias.

 

 

Podemos concluir con estas palabras:

Alegría en la familia-congregación
Alegría con nuestras familias y amigos
Agradecimiento por el don de la llamada.

 

 

¿Cómo he llegado a pasar 10 días en comunidad con las Hijas de la Cruz en la Costa de Marfil?

Desde hace 20 años, me encuentro con ellas en Francia. Experimento como todo el mundo, momentos de sufrimiento y me siento a sostenida por ellas. Me ayudan a ir hacía Cristo, hacia la alegría.
En nuestro “Grupo Carisma”. Sor Marie de Magdala nos hablaba de otros “Grupos Carisma” en el extranjero. Se me ocurrió la idea de ir a África donde las Hijas de la Cruz.

Mi petición: pasar ese tiempo con las hermanas. Una especie de retiro, un tiempo de recogimiento de recuperación.

Destino: Costa de Marfil. Después de llegar a Abidjan, fui a Korogho y a Bonieré. Allí descubrí hermanas de varias generaciones francesas y africanas. Todas con el fervor de dar, de compartir, de acompañar a los más pobres a la manera de Juana Isabel y de S. Andrés Huberto. Me he sentido conmovida por la enorme pobreza, la gran miseria, los minusválidos de ese país. Durante años, el trabajo, el recogimiento, la oración de las hermanas han contribuido a poner en pie obras importantes para responder a todas esas situaciones problemáticas con eficacia y siempre con una gran humildad.

En Boniéré, tuve la enorme alegría de encontrar el “Grupo Carisma”. Me acogieron solemnemente. Cada uno manifestó la razón de su presencia en el grupo. Sus historias eran conmovedoras pues ha conocido grandes sufrimiento. En el silencio y la humildad, las hermanas les han sostenido y les han aportado consuelo sin buscar nada a cambio… Merecen un reconocimiento indefectible… Incluso una persona musulmana llegó a convertirse a la religión católica impactada por sus actitudes y su vida cristiana.

En nuestro grupo decimos habitualmente que sentimos que formamos parte de la « Familia de las Hijas de la Cruz ». Ese sentimiento de pertenencia me ha sido revelado de una forma aún más fuerte y por todos los medios, gracias a la disponibilidad y a la humildad de las hermanas.
Doy Gracias a DIOS por este magnífico regalo.

Thaïlande

¿Puedo empezar por preguntarte qué es lo que forma parte de tu comunidad?

Aquí estamos en una pequeña ciudad llamada "Udon Thani" ubicada en el Noreste del país cerca de la frontera con Laos, donde se encuentra la congregación de Santo Domingo, una de las ramas de las dominicas.

La comunidad está compuesta por 4 hermanas: Sor Oliva y Sor Teresa  (Españolas) Sor Neyda de Venezuela y yo.

 ¿En qué consiste vuestra misión ?

El hogar de Nuestra Señora del Rosario es lo primero. Trabajan en la promoción de la joven sobre todo de las jóvenes que están en riesgo. El Centro es un lugar que proporciona una educación, que permite a las jóvenes continuar la educación que les permita vivir una vida mejor. Las jóvenes provienen de las montañas y pueblos que viven en situaciones críticas; no tienen oportunidad de ir a la escuela. Además, las hermanas van de pueblo en pueblo para encontrar a esas niñas y darles la oportunidad de ir a la escuela. Debido a que la zona donde se encuentran es una zona conocida por la prostitución, es importante que les demos la seguridad del Centro.

También se realiza trabajo pastoral en el pueblo; Los jueves, llevan  alimentos  a los más pobres; realmente, hay pueblos que son muy críticos y necesitan comida. Las hermanas hacen proyectos para conseguir dinero poder ayudar en lo que pueden . Además, el viernes es el día para ir a la ciudad a llevar la Eucaristía a los enfermos y ancianos, que ya no pueden ir a misa y al mismo tiempo aprovechamos este tiempo para visitar a los enfermos.

Y participamos en actividades en la parroquia - especialmente la más joven, la que habla un poco de tailandés. Juntas participamos en los encuentros de la Diócesis para jóvenes.

¿Cuántas jóvenes son acogidas en el Centro y por cuánto tiempo?

Los jóvenes están aquí durante todo el año con las hermanas, y a menudo los padres participan en los gastos escolares de las  niñas cuando pueden permitírselo. Cuando las familias no pueden permitírselo son las hermanas quienes pagan por las jóvenes. Las chicas tienen unos días libres en su familia durante el año.

Teníamos 24 chicas, ahora algunas han terminado sus estudios para continuar en la universidad. Los que van a la universidad ya no se quedan en el Centro porque su mentalidad ya ha cambiado. Por tanto, después de la escuela secundaria si continúan yendo a la universidad, se sigue  ayudándolas según las posibilidades de  las hermanas y siguiéndolas de cerca, pero ya no se quedan en el Centro.

Este año el menor tenía diez años y el mayor quince .

¿Puedes hablar un poco de la visita que hacéis a los enfermos?

A menudo la hermana más joven y yo pasamos por las casas a limpiar, porque es triste, pues aquí en Tailandia el pueblo de la capital no considera a la gente del norte como tailandeses. Hay muchos ancianos abandonados, descartados  para dejarles morir solos. Eso me duele mucho en  el corazón, pues es triste verlo, es un calvario por el que están pasando, no ponen vida en ello. Los jueves se pasan por el pueblo para llevar comida a la gente, para asegurarse de que reciben atención, y si es necesario enviarles al hospital.

Luego está el programa para ir a visitar los pueblos de las chicas que están aquí. Al mismo tiempo visitan a los enfermos y les llevan comida. Pero tenemos que tener cuidado, porque cuanta más gente vea que las hermanas cuidan de los enfermos, más tienden a "lavarse las manos" y a no cuidar de ellos ni atenderles. También escuchamos mucho; eso les libera un poco.

¿Ayudáis también en cuanto a los sacramentos?

La mayoría en el Centro son Budistas; sólo unos pocos son Católicos. Se les acompaña en la  preparación a los sacramentos. Son raros  los  bautismos y confirmaciones  en las parroquias y este año hemos tenido muchos de ellos - así que ha sido un gran evento! El año pasado sólo hubo dos bautismos y una confirmación. Lo de este año es realmente excepcional.

Me planteo una pregunta personal ¿Cómo te sientes tú?

Me siento bien y estoy bien... el único desafío es la comprensión, porque las hermanas hablan sobre todo español, y un poco tailandés...

Por lo demás, en la misión trabajamos muy bien juntas, y siento que me están prestando atención para que me sienta cómoda.

Me siento muy bien y me gusta estar con los enfermos y las chicas jóvenes.

Si pudieras pedirnos algo  para ayudarte en tu misión, ¿qué pedirías?

Pediría oraciones para que Dios me de salud, paciencia y aumente mi valor.

Al terminar ¿tienes algún mensaje para las hermanas?

"Sí!" Muchas gracias por sus oraciones porque siento que todo el mundo reza  por mí. La oración me ayuda a levantarme, y gracias a vuestras oraciones me quedo en paz y la vida continúa.

¡Muchas gracias hermana!

¡Saludos a todas las hermanas y muchas gracias por sus oraciones !